trading contexto

 

Déjame empezar en plan bruto

Ya. Sin rodeos:

Un sistema de trading es mucho más que un conjunto de métodos, reglas y procedimientos.

En concreto, en la parte técnica, a la hora de analizar un gráfico y valorar si éste representa una oportunidad de trading ahora mismo o no, hay una cosa que no se puede describir con palabras: El contexto.

Cuña informativa: Por eso los sistemas automáticos no funcionan (de manera suficientemente estable como para no perderlo todo y más cuando el mercado no les favorece); porque son incapaces de detectar el contexto.

No estoy diciendo que las máquinas sean tontas y que los humanos seamos listos. (Venga sí, lo digo: Las máquinas son tontas). A lo que me refiero es que detectar bien el contexto no es nada fácil.

Desde luego, un recién llegado al trading es tan o más ciego al contexto que una máquina (especialmente si la ha programado un buen trader que, para empezar, sepa que tiene que atender al contexto para aspirar a cierta probabilidad de éxito).

 

Pero… ¿qué es el contexto?

El contexto es toda aquella realidad que rodea a los hechos que se supone que son en los que te tienes que fijar.

Dicho en lenguaje de trading es un infierno de contar. Déjame que te lo explique en un terreno más sencillo de relatar (pero verás que es tan complejo como el propio trading o cualquier otro tema en el que uno quiera llegar hasta la raíz):

Vamos a cruzar la calle.

Todo el mundo sabe que, como peatón, si vamos por un paso de cebra, tenemos el asunto ganado.

No, espera, si hay semáforo, la luz tiene que estar en verde.

Ahora sí. La regla es esta: Cruza por el paso de cebra cuando, si hay semáforo, la luz está en verde.

 

Sin contexto es insuficiente

¿Le dirías a tu hijo pequeño que cruce bajo estas reglas?

¿Pondrías la vida de tu hijo en riesgo bajo esta pauta?

Seguramente no. Y, si lo hicieras, por fortuna los niños son mucho más listos que un algoritmo cargado de reglas fijas.

Falta contexto.

Si se acerca un trailer articulado a gran velocidad y dudas de su capacidad de frenado, seguro que no empujas a tu hijo fuera de la acera. Al fin y al cabo, ni el paso de cebra ni la luz verde para los peatones suponen ningún tipo de barrera física que pueda detener más de 40 toneladas en movimiento.

Eso es contexto.

¿Y si no fueran 40 toneladas?

Si es un ciclista seguro que será capaz de detenerse en ese mismo espacio.

Bueno, depende. Se le acaba de soltar la cadena y va mirando a los piñones.

Yo diría que a tu hijo se lo llevaría por delante con graves consecuencias. Aunque el tipo y su bici solo pesen 75kg. Teniendo en cuenta que tu hijo mide 1.20m y pesa 25kg lleva las de perder.

Eso es contexto.

De acuerdo, esta vez no se aproxima ningún vehículo. (Y hay un paso de cebra y la luz de peatones está en verde).

Ya puede cruzar ¿no?

En este caso no: Hay un atasco ahora mismo y el paso de peatones está lleno de scooters. No voy a meter a mi hijo a culebrear entre ellas. Cuando se marchen, que cruce.

Eso es contexto.

Y podemos seguir así indefinidamente.

Si cruzar un paso de peatones con semáforo parece pan comido (pero ya ves que no lo es), el trading no es menos difícil. Así que el contexto también cuenta en trading.

De hecho, al igual que con el paso de peatones, el contexto es tan o más decisivo que el color de la luz del semáforo.

Por cierto, si tratas de programar esto a golpe de reglas y más reglas, al final te encuentras que tú hijo, o no cruza nunca o, peor aun, que alguna excepción que no contemplaste hace que se quede clavado en medio del cruce cuando la luz pasa a rojo.

Hay que asumir y hay que aceptar que hay partes del sistema que no se pueden parametrizar. O que, si se pudiese, en todo caso es algo que no te conviene hacer. Porque complicas hasta el infinito, y sobre todo innecesariamente, aspectos que puedes aprender a resolver muy bien con un poco de experiencia.

 

Entendiendo qué tipos de factores de contexto hay

Antes de ver los ejemplos concretos de factores de contexto, hay que entender dos cosas:

1.- Que no todos los factores son iguales (y cuáles son las grandes categorías generales).

2.- Que los elementos de contexto se relacionan entre sí de una forma muy elástica. (Ahora te explico).

 

No todos los factores son iguales:

Unos elementos de contexto tienden a afectar más y otros menos.

Unos son más habituales (o directamente hay que buscarlos prácticamente siempre) y otros son muy infrecuentes y difíciles de encontrar.

 

Se relacionan entre sí de forma elástica:

Si conoces cómo funciona la lógica difusa (fuzzy logic) entonces me estoy refiriendo exactamente a eso.

Si no, te lo explico brevemente.

La fuzzy logic es un tipo de lógica que es estupendo para programar sistemas adaptativos y que, entre otras cosas, le da a la máquina la capacidad de sorprenderte porque no puedes predecir por completo su reacción, aunque en términos generales tenderá a comportarse dentro de unos marcos razonables (cuyos bordes no están claramente definidos, de ahí lo de «difusa»).

La esencia de esta lógica es que, en vez de decirle a la máquina, «si pasa esto, haz aquello», en realidad le das un abanico de posibilidades de las que ella aleatoriamente escoge una.

El punto está en que, en lugar de darle funciones de probabilidad uniforme en rangos cerrados consecutivos que cubran todo el abanico de respuestas, le das funciones de probabilidad más realistas (normalmente gaussianas, o como mínimo triangulares) en rangos que se solapan entre sí.

Dicho con otras palabras, que para una situación determinada, la máquina podrá responder con distintas acciones, siendo unas más probables que otras (especialmente cuando más sentido tiene tomarlas), pero no siendo imposibles las improbables.

trading logica

Juntando ambos puntos

Si unimos estas dos grandes ideas, lo que sale es que los factores de contexto están ahí, es de esperar que afecten en mayor o menor medida, aunque nada es imposible y todo puede pasar. Importan, así que influyen en el resultado, pero no lo determinan; al menos, no se puede predecir por su presencia que el resultado vaya a ser uno u otro a ciencia cierta.

Por ejemplo, el factor de contexto más obvio es que si el precio está sobre soporte relevante es poco probable que baje. Pero que el precio baje es algo que también puede suceder.

Al fin y al cabo, el precio también cruza soportes, especialmente si otros factores de contexto importantes están presentes y acaparan parte del protagonismo, como podría ser una fuerte tendencia bajista en el valor, por ejemplo.

Hay que entender que un factor de contexto de primer nivel puede no tener relevancia cuando el resto de factores son los que le dan la personalidad al contexto.

Del mismo modo, es posible que un factor de contexto habitualmente marginal tenga especial relevancia en una ocasión especial si los demás factores principales no se oponen firmemente.

Por último, no hay que olvidarse de lo básico: Y es que los factores principales casi siempre llevarán las probabilidades a su terreno y será más habitual que el precio se comporte de una determinada manera cuando estos factores fuertes se alinean hacia un mismo resultado.

 

Ejemplos concretos de factores de contexto

 

Factores que suelen pesar mucho

En mi opinión, a todos estos factores hay que prestar atención total siempre:

 

Factores que no suelen pesar tanto (al menos durante la mayor parte del tiempo)

Estos otros hay que tenerlos en mente, y depende de cómo te cuadre, te afectarán o no:

  • Salud de la tendencia
  • Presencia de gaps (y el tipo de estos gaps)
  • Velones (velas japonesas enormes)
  • Soportes y resistencias secundarios
  • Situación macroeconómica

 

Factores que en ocasiones puntuales podrían pesar mucho

Estos son elementos de contexto que tanto pueden pasar desapercibidos para tu gráfico como destrozártelo por completo. Hay que procurar tener un ojo en estos asuntos, aunque reconozco que no siempre se puede estar a todo y a veces puedes pillarte los dedos por desatender alguno de estos aspectos adicionales:

 

Factores de contexto invisibles

Hay múltiples factores de contexto que vas a percibir de forma inconsciente. No sé si están o no en esta lista; pero en muchas ocasiones «sentirás» más de lo que tus palabras podrían contar.

Esto es muy normal.

Con la experiencia irás aumentando tu grado de percepción sobre lo que el mercado te cuenta. Pero es verdad que muchas veces no serás capaz de enumerar todas y cada una de esas pistas que te está lanzando el mercado.

No importa: De nuevo, que no lo puedas parametrizar y escribir como código fuente no quiere decir que no lo puedas utilizar en tu favor.

 

Otros factores de contexto adicionales

Hay mil y un factores de contexto más. Desde los generales, aplicables a un gran número de gráficos, como los específicos de un activo en particular.

Por ejemplo, no es mi campo, pero las cuentas de una empresa (su análisis fundamental) también construyen el contexto de cada empresa.

Hablando de casos particulares, por ejemplo, la salud de Steve Jobs fue un elemento de contexto en el devenir de Apple durante varios años.

Estoy seguro de estar olvidándome de numerosos factores de contexto ¡Y me encantaría que tú me recordaras alguno!

Como te digo, de muchos no te acuerdas hasta que te topas con ellos. Entonces es cuando caes en la cuenta de que no tiene sentido operar ignorando ese factor.

trading contexto bolsa

¿Cuánta detección del contexto necesito?

Te diría que toda la del mundo; pero no es verdad.

Con cero atención al contexto, desde luego es imposible que seas un trader ganador consistente.

Por ejemplo, si operas atendiendo exclusivamente a indicadores (cruces de medias, indicador en sobreventa, MACD por encima de cero, etc), entonces por supuesto que no basta. Con eso no puedes ser ganador. (Sé que esto es básico, pero conviene decirlo en voz alta también).

No obstante, en cuanto dominas los primeros pasos importantes (soportes y resistencias relevantes, tendencia, etc), ya prácticamente estás listo para operar de forma inteligente ¡y rentable!

Aquí cada paso que das cuenta y te ayuda a avanzar; pero realmente tan solo tienes que dar dos o tres pasos bien dados para empezar a caminar en la dirección correcta. A partir de ahí la mejora te llega de forma natural; basta con no tirar la toalla.

Lo verdaderamente importante es tener la base clara. Distinguir lo que importa de lo que no.

Solo detectando el contexto correctamente podemos entender lo que está haciendo el precio, y gracias a ello, obtener una ventaja competitiva en el mercado que nos permite ganar dinero.

Si este artículo te resulta desbordante (se te juntan demasiados conceptos que te resultan ajenos), mi consejo es que te apuntes al Campus de Bolsa, que es un curso online donde explico todo esto paso a paso.

Por favor, retuitea y dime: ¿De qué factor de contexto me he olvidado? 🙂

 

No te vamos a regalar ni un e-book con las 5 claves del trading, ni un curso gratuito, ni te vamos a vender falsas esperanzas.

 

Somos una escuela de trading con 10 años de experiencia y nos dedicamos a formar personas que se quieren tomar el trading en serio para ser rentables.

 

Si eres una de esas personas, reserva ahora mismo una entrevista y nos pondremos en contacto contigo para tratar tu caso personalmente por teléfono.

En menos de 48 horas nos pondremos en contacto contigo. No te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)