price action trading

Edición fuertemente ampliada y mejorada

Price action es… lo que hace el precio.

Se dice rápido, pero se entiende despacio.

Hoy te va a quedar totalmente claro qué es price action y cómo utilizarla para tu beneficio.

El movimiento del precio es el resultado de un pulso constante entre alcistas y bajistas ¿sí?

 

¿Dónde está nuestra ganancia?

La cuestión es que nosotros queremos especular, no invertir. Eso quiere decir que nosotros ganaremos con las variaciones del precio. Si el pulso entre osos y toros está muy equilibrado u oscila muy deprisa, nosotros no tenemos nada que rascar.

Por eso, para especular de forma rentable, nosotros necesitamos esos momentos en los que un bando le está metiendo un baño al otro (lo que se traduce visualmente en tendencias).

¿Vamos bien? Es muy importante que estés de acuerdo con cada frase antes de seguir.

El problema es que prácticamente nunca el mercado nos grita “¡Atención, dentro de dos velas, los alcistas le van a sacar las pegatinas a los bajistas. Vete comprando!”

No, por desgracia, lo habitual es que te des cuenta de que hace dos velas que los alcistas están ganando por goleada a los bajistas, y tú ya no tienes claro si a estas alturas te compensa comprar.

 

No podemos adivinar, pero sí reconocer las intenciones

Atender a la “price action” es monitorizar cuidadosamente los movimientos del precio, para detectar cuando los bajistas o los alcistas están a punto (o al menos tienen altas probabilidades) de sacarles una buena ventaja a sus oponentes.

  • Piénsalo en el ajedrez: Si las negras pierden la dama, las blancas tienen media partida ganada. Técnicamente, no han ganado aún, pero sabes que en cualquier momento pueden empezar a producirse estragos en las filas enemigas.
  • Piénsalo en el poker: Si un jugador muy conservador se pone a apostar duramente, tú intuyes que tiene una buena mano.

Pues el precio es igual: No te sale un cartel en la pantalla avisándote, pero si conoces el juego, reconoces las señales.

Precisamente de eso va, interpretar la price action, de estar atento al precio para reconocer lo que está pasando.

Lo contrario de atender a la price action sería basarse puramente en indicadores técnicos o, fuera del análisis técnico, directamente ignorar el gráfico.

Nota: Ya no tengo que decir que operar en base a indicadores es un error que nos lleva a la ruina ¿verdad?

 

Price action es el dibujo que va dejando el precio

Observa este gráfico ¿Qué ves en él?

grafico trading precio

¡Pues unas montañitas! ¿Y qué si no?

En un alarde de creatividad con la herramienta con la que suelo hacer anotaciones en mis gráficos, he decidido mostrarte “el dibujo del precio”:

trading price action

Ahí las tienes: Las montañitas.

Price action en estado puro.

 

Casi, pero no

Más allá de que el paisaje me ha quedado precioso ¿por qué falla mi interpretación de la acción del precio (price action) del gráfico anterior?

Sí, es una pregunta.

En serio ¿por qué falla?

Falla porque, he cogido el dibujo del precio sin más y he construido a partir de ahí para poner los colorines, el sol, la casita, etc.

He interpretado el movimiento del precio como algo aleatorio, como si se dibujase en el “aire”.

Pero el precio no se dibuja a mano alzada.

Se dibuja a golpe de talonario.

Órdenes de compra y órdenes de venta, amontonándose unas contra otras y desequilibrando el precio hacia arriba o hacia abajo.

Y donde se acumulan esas órdenes es donde está la pelea. Ahí es donde hay que analizar la acción del precio.

 

Las referencias invisibles en las que hay que fijarse

La acción del precio tiene sentido cuando analizas lo que pasa en sitios muy concretos, allí donde es determinante que el precio suba, baje o no sea capaz de subir o bajar.

Esa es la clave.

No miramos el aspecto del gráfico sin más y decimos “¡Parece un paisaje montañoso!” o “¡Un dinosaurio!“. Y, fíjate bien, ni siquiera decimos “Parece un hombro-cabeza-hombro“.

Todas esas son interpretaciones irrelevantes.

Las relevantes son las que hacemos sobre el comportamiento del precio en niveles críticos.

Por supuesto, estoy hablando de los soportes y resistencias, que son la manifestación visual de la acumulación de órdenes de compra y de venta, que a su vez son lo único que de verdad mueve el precio.

Una observación útil de price action puede ser “¡El precio se ha visto rechazado por segunda vez en la resistencia!“, o “¡El precio acaba de completar una falsa ruptura de soporte!”, o “El precio acaba de hacer un test fallido con este retroceso a la resistencia”.

Esto sí te está dando pistas clarísimas sobre lo más probable que hará el precio a continuación (que en los ejemplos anteriores sería girar a la baja, iniciar una subida y continuar cayendo, respectivamente).

Mira el mismo gráfico de antes con tan solo uno de estos niveles marcado en forma de raya horizontal:

grafico trading precio

 

Recuerda estas cuatro situaciones

Hay cuatro momentos clave de price action, y son:

  1. Cuando el precio no logra subir bajo resistencia relevante > Es una oportunidad de venta.
  2. Cuando el precio no logra bajar sobre soporte relevante > Es una oportunidad de compra.
  3. Cuando el precio hace un test fallido bajo resistencia relevante > Es una oportunidad de venta.
  4. Cuando el precio hace un test fallido sobre soporte relevante > Es una oportunidad de compra.

Memorízatelos. Te servirán todas y cada una de las veces que te pongas a operar.

Y, sobre todo, recuerda: Tienen que darse sobre soporte o bajo resistencia relevantes. Esto es crucial. Si no, todo esto no significa nada.

Si aún no tienes claro cómo localizar estos niveles relevantes, no olvides que tengo un curso online justo para este tema tan esencial: Soportes y resistencias. Cómo encontrarlos, señalarlos y saber que están bien puestos.

 

Un par de detalles a puntualizar

Las oportunidades de entrada en las que el precio no puede avanzar (1 y 2) las confirmamos cuando vemos dos intentos al nivel relevante. Con uno sólo no basta.

No es que el nivel relevante no sea capaz de invertir la tendencia del precio. Muchas veces lo es. Lo que pasa es que a nosotros no nos compensa arriesgarnos ahí apostando por una inversión de la tendencia. No nos aporta suficiente ventaja estadística.

Además, tenemos más elementos para aumentar (mucho) la probabilidad de éxito de nuestra operación en este tipo de situaciones; pero explicarlos escapa con mucho del alcance de este artículo.

Como señal de salida, (aunque de nuevo habría que hilar con una finura que aquí no cabe explicar), suele bastar con un intento de avance sin éxito contra el nivel relevante para deshacer la posición.

Por otra parte, las oportunidades en las que apostamos por un movimiento tras un test fallido (3 y 4) las vamos a poder ver mejor si nos apoyamos en el volumen o en un indicador como force index, que incluye al volumen de forma implícita.

 

Para muestra un botón

Esto que te cuento te sirve para cualquier gráfico, de cualquier producto (acciones, Forex, criptodivisas, índices, materias primas…) y en cualquier marco temporal (diario, semanal, horario, 5 minutos, etc).

He cogido el primer gráfico que me vino a la mente y enseguida encontré ejemplos para enseñarte sobre datos reales:

ejemplos de trading con price action

 

En resumen

Para predecir el movimiento de la Bolsa (y de cualquier mercado en general), lo único que tienes que hacer es observar la acción del precio (price action) en los soportes y resistencias relevantes. Si quieres, puedes utilizar los patrones de velas japonesas, sencillos o complejos; pero la clave está en actuar en el primer momento que detectamos alguno de los cuatro casos mencionados antes (el precio sube, baja o no es capaz de subir o bajar).

Ahora, si todo esto lo integramos dentro de un método global, podemos aprovecharlo aún más para literalmente ir a buscar dinero al mercado.

 

El método global

Operar según price action es lo que hacemos constantemente en Novatos Trading Club. A grandes rasgos, consiste en lo siguiente:

1.- Identificamos la estructura de soportes/resistencias.
2.– Vemos qué está haciendo el precio.
3.– Definimos posibles escenarios y la manera de reconocerlos. (Aquí un ejemplo práctico y real de escenarios probables).
4.– Establecemos un plan de acción para aquellos escenarios que nos parezcan aprovechables.
5.- Seguimos atentamente la evolución del precio.
6.– Si se da alguno de nuestros escenarios aprovechables, ejecutamos el plan que hemos preparado para él.

Una de las mayores dificultades de operar según la price action está en ver lo que está sucediendo y no lo que queremos ver. Esto conecta directamente con el concepto de “market bias”… pero eso te lo explico otro día 🙂

El curso Cuándo comprar y cuándo vender exactamente es un curso de price action en el que te explico en detalle técnicas precisas de entrada y de salida. Es decir, te enseño cómo funciona el juego y qué señales nos avisan de que algo está pasando. Consíguelo aquí:

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Habla conmigo directamente!

¡Habla conmigo directamente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) e iré analizando personalmente contigo tu situación.

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)