Invertir en Bolsa, Pistas

Vamos a echarle un vistazo al mercado tal y como está hoy.

De todos modos, este artículo será atemporal, porque voy a explicarte un concepto valiosísimo ¿Preparado?

Tú ya conoces mi forma de pensar y de observar el mercado, aunque te la resumo en tres líneas:

1.- Localizo soportes y resistencias relevantes.

2.- En función de la ubicación del precio respecto a soportes y resistencias pienso en un tipo u otro de operación.

3.- Busco pistas que me ayuden a diferenciar oportunidades en las que las probabilidades se ponen a mi favor.

Así pues, en mi gama de estrategias de trading discrecional, lo que hago es plantear escenarios y, si se desarrolla la historia tal y como a mi me gustaría, entro y salgo según el plan correspondiente.

No obstante, muchas veces nos interesa intentar averiguar qué es lo más probable que puede suceder sobre un determinado gráfico/mercado (normalmente índices), incluso aunque no estemos agazapados esperando una oportunidad sobre ese gráfico en concreto.

Por poner un ejemplo, hay veces que lo único que queremos es intuir si el mercado americano subirá o bajará, porque sabemos el fuerte impacto que tendrá esto sobre nuestras posiciones abiertas o sobre las que hayamos planteado y estamos esperando a que se disparen.

Es en estos casos cuando la pista de la no-pista cobra especial valor.

 

Mira el S&P500 semanal ahora mismo

Invertir en Bolsa, S&P500 semanal

Si estás viendo lo mismo que yo, te habrás fijado en que el precio ha roto máximos. Es decir, salvo un falsa ruptura, que de momento no se ha dado (lo veremos en los próximos días o semanas), esto está subiendo y nada indica que el precio sufra rechazo a subir. Por ejemplo, no hay una larga sombra superior (vela del tipo quieroynopuedo), ni tampoco una vela que sube fuertemente acompañada de otra que deshaga ese movimiento. En esencia, el precio no da muestras de agotamiento o rechazo a avanzar (hacia arriba).

Si estás viendo lo mismo que yo, habrás observado que el oscilador de arriba (Williams %R) no muestra divergencia bajista con el precio, por lo que no avisa de que esto tiene altas probabilidades de bajar.

Si estás viendo lo mismo que yo, te habrás dado cuenta de que se podría formar una divergencia bajista, tanto en MACD como en su histograma, pero que de momento no se ha formado, por lo que no hay pista de que esto vaya a virar hacia abajo.

Si estás viendo lo mismo que yo, en force index (el oscilador de abajo de todo) no hay divergencia bajista con el precio, por lo que éste tampoco da una pista sobre un posible giro a la baja.

 

La pista de la no-pista

Ya lo has comprendido, y perfectamente además:

Como no tienes pistas que te avisen de que el movimiento no es genuino o de que puede haber un rebote, apuestas por la continuación de la situación actual. Es decir, la ausencia de pistas es una pista en sí misma: Este movimiento parece sano.

Luego puede ser más falso que un duro de madera, y a eso siempre estamos abiertos en este maravilloso y confuso mundo de probabilidades que son los mercados financieros. Ese es otro tema, pero lo que quiero que te quede claro es que, si no hay pistas en contra, tienes una gran pista: Lo más probable es que esto siga haciendo lo que está haciendo ahora.

 

Ni te imaginas lo que me costó aprender esto

Durante mucho tiempo, sólo aprovechaba oportunidades pero, desde que aprendí esto, también aprovecho la falta de oportunidades, pues constituye en sí mismo una oportunidad.

Este concepto, que resulta tan obvio cuando te lo cuentan, a mi no me lo contaron, y me costó mucho llegar a él.

Antes necesitaba ver mis pistas para saber que estaba dentro de un esquema que me favorecía estadísticamente. Ahora también me alegro muchas veces de no verlas, porque eso significa que (probablemente) también tengo la oportunidad de aprovechar situaciones (mucho más comunes y frecuentes) que son menos evidentes, porque no están etiquetadas por pistas visibles para cualquier ojo entrenado (y por lo tanto, mucho más difíciles de exprimir, porque todos nos lanzamos en masa a por ellas).

Como te comentaba, esto tiene mucha utilidad cuando miras gráficos que no estás vigilando, pero que quieres analizar; pero también cuando estás dentro de un valor y te estás planteando una salida anticipada o valorando si cancelar una orden de entrada que todavía no se ha disparado.

La pista de la no-pista es uno de mis grandes descubrimientos y, como no podía ser de otro modo, quería compartirlo contigo.

Si este consejo te ha servido de ayuda, difúndelo retuiteando, pinchando en +1 y en Me gusta. Por supuesto ¡estoy deseando leer tus comentarios!

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)