fbpx

indicador de cambios de tendencia

Seguro que ya sabes cómo ganamos dinero los traders, ¿verdad?

Exacto, ganamos dinero especulando con las variaciones del precio. Esa es la razón por la que nos gustan los gráficos con buena variación entre sesiones. Por eso será crucial saber cómo detectar los cambios de tendencia en los gráficos

Porque si sacamos un rendimiento al movimiento del precio, debemos buscar gráficos que tengamos la certeza de que se mueven y que dibujan niveles entre los que podamos operar.

Pero la mayor dificultad no está en encontrar valores que se muevan, ya que para eso tenemos los rastreadores de mercado, si no en saber cuándo se va a mover a nuestro favor, es decir, cuándo un valor va a cambiar de tendencia para que podamos aprovecharlo.

 

Cómo detectar un cambio de tendencia

Si haces esta pregunta en un grupo que opera exclusivamente con Fibonacci, te dirán que los retrocesos que forma el precio te marcarán el rumbo que va a tomar. Es cierto, pero sólo a medias. Como orientación está bien, y cuanto más alto sea el marco temporal, mejor funciona. Pero para un trading activo de corto plazo, pierde validez.

Si preguntamos en un grupo que opere exclusivamente con bandas de Bollinger, pues más de lo mismo. Te dirán que según toca los límites de la banda, el precio se va a girar. Y es cierto, pero por sí sólo no te permite operar eficazmente.

Y así podríamos seguir con sistemas basados en Ondas de Elliot, en Medias Móviles, en líneas de tendencia, en Nubes Ichimoku , etc.

Podríamos complicarnos hasta la saciedad, pero nos saturaríamos y no sería posible operar.

En cambio la respuesta es muy sencilla y (casi) nunca la tenemos en cuenta.

Lo primero que tenemos que hacer es mirar atentamente lo que dibujan las velas en el gráfico y seguramente, si nos alejamos lo suficiente, y vemos el máximo histórico posible, podremos observar la solución a simple vista.

 

La navaja de Ockham

En general, el universo tiende a la simplicidad, y el trading no es una excepción.

De modo que usar el principio de resolución de problemas de la Navaja de Ockham, que afirma que la solución más simple es la correcta, nos va a ayudar a potenciar nuestro aprendizaje y dar con la tecla.

Navaja

Si la solución a un problema es, casi siempre, la más sencilla, mirando un gráfico podrás ver algo llamativo que es la base de nuestro método.

Se trata de zonas en las que el precio se para en unos determinados niveles, como un peatón perdido que se detiene en cada cruce buscando orientación, para decidir hacia dónde va.

Son los soportes y resistencias que dibuja el precio, los que nos van a dar la pista que necesitamos para saber cuándo se va a girar el precio.

 

El otro ingrediente secreto

El simple hecho de observar el gráfico y marcar unos cuántos niveles, te va a dar la pista más valiosa para poder operarlo.

Pero necesitamos algo más.

Aquí estarás pensando: “Ya decía yo que era demasiado simple“.

Pues el otro dato secreto que necesitamos, sin usar ningún indicador, es la secuencia de máximos y mínimos que dibuja el precio.

Así de simple y así de demoledor.

URW

Si observas el gráfico, marcas los niveles más relevantes y te fijas en los picos del precio, podrás ver cómo en un movimiento de tendencia marca máximos y mínimos crecientes, y a medida que se acerca a un nivel de los que has marcado, esa secuencia se pierde y empiezan a aparecer máximos decrecientes.

En ese momento debes poner en práctica las Técnicas de Entrada, para saber si te compensa entrar justo en ese (probable) cambio de tendencia, o es mejor esperar.

 

No hay varitas mágicas

Al empezar en el mundo del trading, todos tenemos la creencia de que existen métodos ocultos, fórmulas mágicas e indicadores milagrosos que hacen que unos se hagan ricos y los demás perdamos dinero.

Pero eso no es cierto. Lo que existe es experiencia y disciplina.

Si has aprendido a marcar bien los soportes y resistencias, a leer las tendencias, y detectar cuándo un valor empieza a mostrar debilidad si deja de marcar máximos y mínimos crecientes, entonces lo tienes todo para sacar una rentabilidad positiva al mercado.

Sólo con eso y con una buena gestión del riesgo, verás que podrás analizar cualquier gráfico, en cualquier marco temporal, y de cualquier producto financiero, incluidas las criptomonedas.

Prueba a quitar todos esos indicadores con mil colores de tu gráfico y cuéntame si has notado diferencia.