Actualizado: 8 de marzo de 2017

Bolsa osciladorEstos tres indicadores técnicos tienen muchas cosas en común, los tres son osciladores y los tres tienen un aspecto muy parecido. Aprendido uno, aprendidos todos, aunque luego uno vaya más fino que otro según en qué casos.

Los osciladores de los que hablamos se parecen entre sí porque todos tienen tres zonas claramente diferenciadas por dos líneas horizontales. La de arriba es la zona de sobrecompra (que significa caro), la de abajo la de sobreventa (que es lo mismo que barato) y la del medio… bueno, pues es la zona del medio.

Bolsa RSI Estocástico WilliamsPincha en la imagen para ampliarla

Básicamente, el oscilador oscila; y tiende a subir cuando el precio sube y a bajar cuando el precio baja (sencillo ¿verdad?) Lo que ocurre es que el precio puede subir indefinidamente, pero el oscilador no, pues llega a su techo rápidamente. Cuando esto sucede, cuando el precio sigue avanzando pero el oscilador ya no le puede copiar porque se le acaba el espacio (tanto subiendo como bajando), se dice que el oscilador está saturado.

Estos osciladores cuando mejor funcionan es cuando están saturados (por eso la zona del medio no tiene nombre, porque vale de poco).

Vamos a ver cómo podemos utilizar cualquiera de estos tres indicadores para extraer dinero del mercado. Lo primero que vamos a tratar es el uso básico de estos osciladores:

Comprar barato y vender caro

Este es el sueño de cualquier especulador y la verdad es que podemos alcanzarlo con cierta facilidad ayudados por estos osciladores.

Lo único que hay que hacer es, en tendencia alcista o en una amplia fase lateral (pero nunca en tendencia bajista) comprar cuando el oscilador señala “barato” y vender cuando nos indica “caro”. Fácil ¿a que sí?

Si no queremos complicarnos la vida, lo mejor que podemos hacer es comprar cuando el oscilador cruza la línea de “barato” (saliendo de la zona de sobreventa y entrando en la del medio), no tocar nada mientras el oscilador sube y vender justo cuando éste cruza la línea de “caro”.

Bolsa simple

Por supuesto, este método es reversible para hacer dinero en tendencias bajistas vendiendo (corto) caro y comprando barato.

Esta forma de operar es extremadamente eficaz, pero tiene el problema (relativo) de que, suele dejar bastante dinero encima de la mesa que nos podríamos haber llevado. Esta técnica suele sacarnos de la operación antes de tiempo.

¿Podemos mejorar esta técnica?

Podemos, pero tenemos que hilar mucho más fino.

El problema radica en que, cuando la tendencia es fuerte, el oscilador se satura rápidamente y permanece en este estado mientras el impulso no se debilite. En realidad, nos estamos perdiendo la mejor parte.

Si estamos en una clara tendencia alcista mantendremos la forma de entrar de antes, con la particularidad de que, si queremos arriesgar un poco más, no necesitamos esperar a que el oscilador aflore por encima de la línea de sobreventa, pudiendo comprar tan pronto como nuestro indicador entre en la zona de “barato”.

Pero el intríngulis de esta técnica no está en la entrada, sino en la salida (que es cuando realmente hacemos caja). La idea es no vender tan pronto como el oscilador se sature, sino aguantar un poco más ¿Cuánto más? Esta es la pregunta del millón de dólares.

Se trata de no vender mientras el precio no alcance una resistencia relevante y/o en el oscilador no aparezca una divergencia bajista. (Puedes leer sobre divergencias con más detalle en este enlace). Fíjate en la imagen cuánto mejora el rendimiento de la operación. Ahora aprovechamos todo el movimiento al alza y salimos justo a tiempo:

Bolsa avanzado

Una vez más, esta técnica es reversible y también se puede utilizar para ganar dinero cuando la Bolsa baja.

Por último, añadir que las divergencias de los osciladores suelen ser muy precisas, así que podemos utilizarlas también en el momento de entrar para redoblar nuestra confianza en la operación ¿Te has fijado que en el gráfico anterior también había una divergencia alcista justo antes del punto óptimo de entrada?

Algunas observaciones

Por algún motivo totalmente desconocido para mi, la configuración por defecto de RSI o Williams%R suele ser de 14 periodos. Este es un número enorme. Los comportamientos más precisos en Williams %R los observo entre 2 y 7 periodos y RSI entre 3 y 10. Por supuesto, como todos los indicadores del mundo, éstos también hay que ajustarlos para todos y cada uno de los gráficos que analicemos, pero este tema lo veremos aparte.

Por otra parte, seguro que te has dado cuenta de que el estocástico es un poco distinto a los otros dos indicadores, porque tiene dos líneas y no sólo una. Bueno, esto es poco más que una cuestión de estética, pues la segunda línea es una media móvil de la primera para suavizar un poco el indicador y darle cuerpo. Aunque hay quien opera en función de los cruces de ambas curvas, mi consejo personal es ignorar que hay dos líneas e interpretarlo como una sola más ancha.

Ya para terminar, comentar lo de siempre: Esta técnica, aunque muy buena, no es infalible. Asegúrate de controlar bien el riesgo para no llevarte grandes disgustos.

Me encantaría saber si tú sueles utilizar alguno de estos tres indicadores y cómo le sacas partido.

Estoy seguro de que este artículo te ayudará, pero no pierdas de vista estos otros:

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)