Actualizado: 9 de noviembre de 2018

Si todavía no te has enterado de que puedes ganar mucho dinero cuando la Bolsa baja, este es tu artículo. Te contaré cómo.

Todos sabemos que para ganar dinero en Bolsa hay que comprar acciones baratas, esperar a que suban de precio y venderlas caras. Pero ¿y si en lugar de comprar primero y vender después, vendo primero y compro después?

– No entiendo.

Sí, hombre. Verás que es muy fácil: Te vendo la tele del salón. Está como nueva, la compré en diciembre, hace tres semanas. Te la dejo en 1100€.

– Hecho. Te la compro.

Ahora me voy a la tienda, justo después de habértela vendido, y me voy a comprar otra igualita. Como estamos en rebajas, la voy a conseguir por 900€.

¿Has visto? He vendido primero, los precios han bajado y he comprado después. Beneficio: 200€.

– ¡Pero yo no puedo vender lo que no tengo! ¿Cómo voy a vender unas acciones que no tengo?

Tú no las tienes, pero tu broker sí. Y te las puede prestar.

A eso se le llama abrir cortos o ponerse corto. Significa vender pensando en comprar después. Cuando se abren largos, se está comprando para después vender (lo más conocido).

– Un momento. Estoy intentando vender unas acciones de Repsol que no tengo y en la web de mi broker no puedo. Me sale un error, diciendo que no puedo vender lo que no tengo.

Eso es porque, en España, la mayoría de los brokers no permiten posiciones cortas con acciones.

– Entonces ¿Todo lo que me has contado no vale de nada?

Sí que vale. Tenemos alternativas.

Por un lado, podemos abrirnos una cuenta con un broker en otro país. El mercado norteamericano es excelente, hay mucha participación y se generan buenas oportunidades constantemente. Por regla general, los brokers americanos pemiten posiciones cortas con acciones.

He aquí una foto de la plataforma de un broker americano, en el que no sólo se puede “comprar” y “vender”, sino que también se puede “vender corto” y “comprar para cubrir” (cubrir cortos, se entiende).

Por otra parte, podemos no ceñirnos a las acciones. Existen otros instrumentos financieros, como los CFDs que, normalmente, permiten posiciones cortas.

Explicando los CFDs en pocas palabras, a efectos prácticos, son como acciones, que replican el precio de las acciones en tiempo real o de muchos otros activos (hay CFDs de índices mundiales, de materias primas, etc.) y tienen poder de apalancamiento. El cargo de comisiones se plantea de una forma ligeramente diferente, pero no es nada importante. En cualquier caso, se puede operar con CFDs, exactamente igual que si lo hiciéramos con acciones. Aún así, siendo un producto más complejo, te aconsejo que no te pierdas este artículo sobre los detalles de la operativa con CFDs.

Cuando abres cortos tienes que actuar de forma semejante a cuando abres largos: Tienes que poner un stop (esta vez, por encima del precio) y luego gestionar la operación del mismo modo que una de largos. Asegúrate también de seguir las mismas reglas de entrada que antes (aunque precio e indicadores estén ahora del revés), como por ejemplo, la de operar a favor de tendencia.

Ahora echa un vistazo a los gráficos (a cualquier gráfico de precios). Enseguida estarás de acuerdo en que los precios suelen subir despacio y bajar rápido. Así pues, si apostamos por las bajadas, obtendremos mayores beneficios en menos tiempo. Es decir, minimizamos el riesgo asumido reduciendo el tiempo de exposición al mismo. Esto es algo que los profesionales tienen muy en cuenta.

Resumiendo, abrir cortos es la manera de ganar dinero cuando la Bolsa baja. Ahora podrás aprovechar tanto las subidas como las bajadas del mercado y, por supuesto, ganar dinero en tiempos de crisis, cuando todo baja.

En nuestra sección de Operaciones encontrarás algunas operaciones en las que tomamos posiciones cortas (como, por ejemplo, esta).

¿Ya sabías lo de vender primero y comprar después? ¿Sueles abrir posiciones cortas? ¡Cuéntanoslo!

 

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Habla conmigo directamente!

¡Habla conmigo directamente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) e iré analizando personalmente contigo tu situación.

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)