Etapa del stock: Del 1 al 4. (1: lateral, de bajista a alcista, 2: alcista, 3: lateral, cambiando a bajista; 4: bajista).

Tendencia: Alcista o bajista + Si las medias móviles apuntan o no en la misma dirección. (Obviamente, mejor si sí).

Fase de la tendencia: Principio / Medio /Final.

Fortaleza de la tendencia: Valor del indicador ADX. (Mejor entre 25 y 35; Inadmisible por debajo de 20 o por encima de 50) + Tamaño de los picos/barras de los indicadores force index y MACD-histograma. (Cuanto mayores, más vigorosa la tendencia).

Ubicar directrices: Punto que obliga a hacerlo si no está hecho ya. Puede haber comentarios intersantes aquí.

Elliot wave: Onda de Eliott en la que creemos estar. Ver esta entrada del blog.

Indicaciones de las medias móviles: Si la rápida está por encima de la lenta o viceversa (indicación de tendencia alcista o bajista) y si hay amplio espacio entre ambas o no (mejor si lo hay).

Breakout: Pregunta por la presencia de una ruptura de un patrón, del escape de un movimiento anterior. Mejor si lo hay y, todavía mejor, si es reciente.

Suavidad del gráfico: Los buscamos suaves y no erráticos. Sin embargo, demasiado suaves es malo. Este punto es extremadamente subjetivo.

Velas largas en la dirección de la tendencia: Preguntamos por su existencia y su número. Cuantas más mejor.

Gaps en la dirección de la tendencia: Igual que el anterior. Bueno si hay uno o dos. Demasiados es malo.

Chart patterns: Lo típico, hombro-cabeza-hombro, doble techo, triángulo simétrico…

Profesionales: Hay que ver si hay algún cuidador ayudando al stock. Se nota si hay colas/sombras en las velas, “colgando” de la tendencia. Un cuidador que quiere que el valor suba (o baje) puede evitar bajones (o subidones) comprando (o vendiendo) , moviendo el valor, hacia el final del día para compensar.

En soporte o resistencia: Esto es clave. De lo más importante. Hay que comprobarlo siempre y , si no lo tenemos, no podemos dar por sentado que habrá un “rebote”.

Fibonacci: Medimos el último pullback y vemos cuánto retrocede respecto al swing a favor de tendencia. Más del 50% no nos interesa, pues muestra debilidad. Óptimo si se queda en el 38.2%.

Velas consecutivas en el pullback: Es bueno ver al menos tres velas seguidas del color contrario al de nuestra tendencia en el pullback para darlo por terminado, además de, por supuesto, que el pullback haya llegado a la zona de valor.

Volumen: Hay veces que da pistas sobre el trasfondo del mercado. Refleja el interés en un valor. Gusta ver que, durante el pullback se pierde interés respecto a los tiempos en tendencia. Además, grandes picos de volumen, suelen avisar de finales de tendencia.

Indicación del estocástico: Si está del lado opuesto al que nos interesa, nos desaconseja la operación y es así como más valor tiene este indicador. Nos avisa de en donde no meternos.

Indicación de force index: Nos da señales de compra o de venta. Su refuerzo nos conviene, aunque no es excluyente.

Divergencias en MACD semanal, estocástico diario, y force index diaria: Si las hay o no y a dónde apuntan. Si es que las hubiera, el sentido del indicador predice el futuro en el precio.
Mejor que no las haya para entrar con confianza.

Patrón de velas que indique inversión: Ya sea de los de libro o no, da igual, debe haberse visto ya sobre el precio, un giro y asomo a la nueva tendencia (¡Buscamos swings!)

Puntuación global: Explicado en el post anterior. Nota de cero a diez que puntúa la conveniencia de la operación.

Notas: Comentarios del analista valorando el gráfico y las sensaciones que produce.