Como invertir dinero de forma segura

Cómo invertir dinero de forma segura

Invertir dinero de forma segura ha sido una de las búsquedas más populares a lo largo de los últimos años por parte de la inmensa mayoría de los inversores. Sin embargo, el concepto de la ‘seguridad’ de una inversión depende del punto de vista del inversor. 

Lo primero que hay que aclarar es que una inversión 100% segura no existe. Toda operación monetaria conlleva riesgos consigo y los inversores son quienes deben decidir qué les conviene hacer con su dinero. 

Aún así, hay que ser conscientes de que el criterio de las personas puede variar, pero los datos son los mismos para todos. 

No invertir = Perder dinero

Hoy en día hay poca gente que no esté al tanto de la inflación. Sin embargo, a su vez hay mucha gente que prefiere tener sus ahorros en el banco para no arriesgar o perder su dinero. Si tú eres una de esas personas, permíteme decirte que ahora mismo estás perdiendo dinero.

El aumento del precio de los bienes significa que los intereses que ofrecen los bancos ya no bastan para combatir a la inflación, sino que están por debajo de esta. En otras palabras, tu dinero no invertido vale cada día menos.

 

5 inversiones seguras para 2022

Diversificar tus inversiones y tu riesgo

Significa invertir en distintos activos y/o sectores. Es una forma de minimizar riesgos. Si apuestas todo tu dinero a un único activo y, por lo que sea, este no tiene el éxito que habías esperado te arriesgas un alto porcentaje de tu inversión. Sin embargo, diversificando, en caso de darse esta situación los otros activos podrían compensar una brusca caída de uno de tus activos. En resumen, es la forma correcta de invertir. 

Un ejemplo simplificado sobre cómo diversificar podría ser el siguiente:

Ejemplo de diversificación de cartera

Ejemplo de diversificación de cartera

  • Invertir el 60% de tus fondos destinados para la inversión en índices bursátiles a largo plazo, que te puedan asegurar ciertos ingresos anuales. 
  • Destinar el 25% de tu cartera para invertir en bitcoin como reserva de valor, huyendo de la inflación de las monedas.
  • Un 15% para invertir en criptomonedas de menor renombre y mayor riesgo.

Robo Advisor:

Aunque suene algo extraño que lleve la palabra robo, este tipo de gestor de inversión te puede ayudar a conseguir beneficios a largo plazo. Se trata de un creador de cartera automatizado, que escoge entre fondos y productos financieros según el perfil de la persona. 

Al necesitar una intervención humana prácticamente nula, los costes y las comisiones son bastante bajas. En cuanto a los beneficios, estos suelen ser variables según la cantidad invertida, las aportaciones que se realicen, tu perfil de riesgo y el horizonte temporal, aunque en todos los casos superan a los rendimientos ofrecidos por los intereses de los bancos. 

Invertir en Bonos del Estado:

Es un tipo de préstamo al Estado, por el cual los prestamistas reciben beneficios en forma de intereses. 

Es un activo financiero interesante para muchos inversores, debido a su rentabilidad fija acordada y que se trata de un contrato con una fecha de vencimiento predefinida, o eso dice la teoría. 

La realidad es que la estabilidad social y política del país define la fiabilidad sobre el retorno del préstamo y los intereses, de la misma forma que sucede con las empresas.  

La compra de los bonos del estado es regulada por cada país, aunque muchos brokers ofrecen ETFs que replican el movimiento del precio de estos. 

Aquí tienes un par de ejemplos de bonos del estado de distintos países a 10 años:

invertir en bonos del estado

Bonos de estado en distintos países

Invertir en inmuebles:

Es una de las inversiones más atractivas y más seguras. Ya sea la compra de una vivienda propia o con el objetivo de buscar un beneficio directamente a través del alquiler siempre saldrás ganando debido a la plusvalía. 

A la hora de invertir en inmuebles, pese a que el aumento de su valor es casi seguro, es importante tener en cuenta factores cómo la ubicación, la estacionalidad en el alquiler o el propio estado del inmueble. Un clásico: la inversión en garajes, siempre resulta muy atractiva pero, en cuestión de poco años exigirá realizar una pequeña inversión e incluir un cargador para coches eléctricos, aunque también se revalorizará el propio inmueble.

 

Invertir en ti mismo:

Tu formación, tu bienestar, tu salud… Son las inversiones más importantes y las más seguras. No tienen porque significar un beneficio económico pero, el mero hecho de tu felicidad es más que suficiente. 

En lo económico está claro que formarte bien es lo que más te aportará, ya que aprender a tomar las decisiones correctas, con un criterio fijo hará que cualquier tipo de formación resulte rentable a largo plazo.