fbpx

 

Todos los que llevamos un tiempo en el mundo de la Bolsa, buscamos siempre un equilibrio en nuestra estrategia de inversión.

Tanto si tú llevas un tiempo trasteando con los mercados, como si estás empezando, debes seguir siempre una máxima, que es la diversificación.

El equilibrio verás que hay muchas formas de alcanzarlo, pero es un objetivo que debes marcarte, para que cuando lleguen los momentos de baches y se agiten los mercados, tengas muchos puntos en los que apoyarte y tu estrategia sea tan buena que te puedas mantener a flote o sufras lo menos posible.

Hay diferentes productos que puedes usar para eso, y los índices que miras todos los días para saber la orientación de los mercados, te pueden servir como un producto a operar.

 

Formas de invertir en índices bursátiles

Si no conoces lo que es un índice bursátil o no sabes todos los que hay, te recomiendo echar un vistazo aquí para descubrir todos aquellos índices que te mostrarán, de una manera fiable, cómo va un mercado determinado, un sector determinado e incluso un país concreto.

Cuando uno llega al mundo de la Bolsa, lo que más escucha es “Trading de futuros“, y que al parecer todo el mundo se forra con eso.

La realidad es que hay que tener mucho conocimiento para invertir en futuros de índices, y no es nada recomendable para novatos en este mundillo, porque lo más seguro es que pierdas tu dinero antes de saber ni siquiera por qué lo has perdido.

Esa es una de las formas de invertir en índices, pero como te he dicho, no es la más recomendable.

Otra forma, que existe hace mucho tiempo, son los fondos de inversión. Es un fondo que reúne el dinero de mucha gente y trata de superar la rentabilidad de un índice en concreto para hacer que todos los que han aportado dinero se forren.

De nuevo la realidad es bien distinta, porque ni suelen ganar más que un índice, ni todos los que han puesto su dinero ahí se forran. El único que gana ahí es el gestor del fondo, que se lleva mucho dinero en comisiones y una gran parte de la rentabilidad, dejándote a ti las migajas.

La mejor opción que tienes hoy en día para invertir en índices bursátiles son los fondos cotizados o ETF.

 

Por qué invertir en índices bursátiles

Es importante tener en cuenta los siguientes puntos a la hora de invertir en índices a través de fondos cotizados, porque así verás las ventajas frente a otros productos más llamativos pero menos interesantes:

  • Una ventaja que hace que invertir en índices a través de fondos cotizados sea realmente ventajoso es que se puede acceder con muy poco dinero. El coste de una acción de ese ETF sería el mínimo, pero es realmente asequible.
  • Son productos líquidos y puedes entrar y salir con mucha rapidez, sin tener que solicitarlo y sin penalizaciones. Igual que las acciones.
  • Es muy sencillo calcular tu inversión ya que se negocia igual que una acción. De esta forma puedes seguir el precio muy fácilmente y decidir si inviertes más o no, en función de tu estrategia.
  • Te va a resultar muy sencillo seguir la evolución de la inversión, al contrario que un fondo de inversión tradicional, que era realmente complicado ver dónde estaba metido tu dinero. Simplemente, siguiendo la evolución del índice al que replica, sabrás cómo va tu inversión. Cero complicaciones.
  • Las comisiones son muy bajas y eso lo hace aún más interesante, porque si algo molesta en cualquier ámbito, es pagar comisiones que muchas veces no sabes de donde vienen.
  • Es muy importante el hecho de saber de antemano cómo de diversificada está tu cartera, ya que al conocer la composición del índice, conoces en qué has invertido y su evolución.
  • Otra ventaja es que si te gusta un sector en concreto, o un país determinado porque veas que está en auge, puedes hacerlo a través de un ETF que replica al índice de referencia de ese país, o al índice del sector inmobiliario por ejemplo.

 

Cómo invertir en índices bursátiles

Invertir en ETF es realmente sencillo, ya que se negocia de forma similar que una acción.

Lo primero que debes hacer es buscar un gráfico del índice en el que quieras invertir, ya sea porque te gusta ese índice sectorial, ese país o mercado o porque has hecho una análisis técnico y ves que está en un buen punto para entrar.

Después debes localizarlo en tu broker. Este paso debemos hacerlo antes de nada, ya que dependiendo del broker, te puedes llevar una sorpresa si después de un estudio profundo y de calcular el riesgo y tu posición, descubres que tu broker no lo negocia y no puedes acceder a ese producto.

Si estás con un buen broker no tendrás problema y podrás seguir adelante.

Ahora marca tu punto de entrada, stop loss y objetivo, si es para una operación de corto o medio plazo, y calcula el tamaño de tu posición en función del riesgo y de tu capital. Si no sabes cómo hacerlo, en la Escuela Profesional de Traders te podemos ayudar con todo esto y mucho más.

 

Conclusión

Como has podido ver, tiene muchas ventajas invertir en índices a través de fondos cotizados o ETF.

No es de extrañar que sea el producto financiero que más ha crecido en los últimos años. Y es que se sencillez y rentabilidad no tiene comparación.

Como siempre, lo usaremos como una parte importante de nuestra inversión, pero no como única fuente, si no que debes integrarlo dentro de tu estrategia global para maximizar el rendimiento de tu cartera.

Si tienes alguna duda ponte en contacto con nosotros. ¡Te espero en los comentarios!