Trading intradía

Hace mucho tiempo que deseo hacer esto y por fin ha llegado la hora de meterme de lleno en ello: Voy a aprender a operar intradía de forma discrecional.

Esto quiere decir que me voy a pelear con el precio en tiempo real y que no voy a seguir un sistema rígido (o mecánico, como lo llaman algunos). Es decir, voy a tratar de conectar con ese precio y entender qué está pasando ahí dentro.

 

Un giro de (al menos) 90º

Viniendo del trading a corto y medio plazo (gráficos diarios y semanales), que es donde me muevo con soltura, el trading intradiario supone un cambio brutal en las reglas de juego, en cómo se hacen las cosas, en cómo se piensa, e incluso en el motivo de fondo.

De hecho, hay algunas diferencias aplastantes:

El trading de corto/medio plazo se realiza para amplificar los ahorros. Puede llevarse como un proyecto paralelo, puesto que, dependiendo del estilo de cada uno, puede realizarse perfectamente con el mercado cerrado, pasando un rato por la tarde o incluso los fines de semana. Se opera con acciones y ETF principalmente, aunque también caben otros productos.

En cambio, el trading intradiario es un trabajo por cuenta propia en toda regla. Se persigue obtener una fuente de ingresos. Exige estar delante del monitor 100% concentrado durante varias horas para poder preparar la sesión, operar y procesar la sesión al terminar. Es algo que no se puede hacer de forma tangencial, hay que estar a tope para poder rendir y ser competitivo. Los mercados típicos son los de futuros y Forex.

Corto / Medio plazoIntradía
PropósitoAmplificador de ahorrosFuente de ingresos
Tiempo necesario30 minutos diarios4 horas diarias
MercadosAcciones, ETFFuturos, Forex

 

Un reto enorme

No es la primera vez que me enfrento al gráficos en vivo. Ya lo he intentado en el pasado, pero nunca con éxito. Al principio fallaba porque no tenía ni idea de trading; pero es que después fallaba porque sí tenía bastante conocimiento, pero no estaba adaptado a operar en tiempo real, lo que me interfería negativamente.

Para mi, que ya tengo cierto bagaje en esto del trading, aprender un nuevo campo supone un reto enorme. Llevo grabado dentro que ya me he convertido en un trader ganador y consistente gracias a mi propio esfuerzo, así que me va a costar mucho volver al punto de partida sin recurrir a lo que ya me funciona, especialmente porque tendré que aprender de otros.

El motivo es que, ya que las reglas del juego cambian, tengo mucho que «desaprender». Sé que voy a tener que luchar constantemente contra querer hacer las cosas a mi manera y me va a resultar difícil dejarme llevar. Seguramente, ese será el mayor obstáculo a superar.

Además, sé que soy extraordinariamente impaciente ¡y las velas evolucionan taaaan lentamente! En alguna ocasión le he metido un buen mordisco a mi cuenta por operar mal por aburrimiento.

Por otro lado, tengo la ventaja de que la terminología me suena y habrá muchas cosas por las que puedo pasar más rápido que un completo neófito; así como muchas claves de la actitud necesaria para el trading de éxito.

Parto con cierta ventaja en un lado y voy lastrado por el otro ¡Tendré que aprovecharme al máximo de lo primero y combatir con fiereza lo segundo!

 

Cómo lo voy a hacer

Como llevo bastante tiempo con la idea de querer aprender a operar trading intradía discrecional, me he ido quedando con algunas ideas:

La primera es que no puedo operar igual que opero con mis estrategias de toda la vida. No sirve. Lo he comprobado por las malas en varias ocasiones. Esto es otro planeta y más vale adaptarse pronto.

Segunda; Me he dado cuenta de qué estilo de trading parece funcionar mejor a la hora de operar intradía. En esencia, una combinación limpia de precio y volumen (he descubierto que apoyarse en el volumen resulta mucho más útil en intradía que en plazos mayores) y diferenciando escenarios en base a la price action. No entro en detalles, porque explicarlo sería eterno (e irrelevante). En cualquier caso, esto me sirvió para saber lo que no quería. Y, en base a esto, he enfocado mi punto siguiente:

Tercera. Busco acelerar y optimizar el proceso de aprendizaje al máximo, por lo que quiero que me guíen, que me tutoricen. En este aspecto, he estado estudiando a fondo mis dos alternativas finalistas: Trabajar con Jordi Pamies, o trabajar con Vicens Castellano.

Después de darle unas cuantas vueltas, me he decantado por Vicens, a través de su escuela (Traders International España), principalmente porque su estilo se acerca más a lo que yo quiero llegar.

Quiero destacar que tampoco habría tenido problema en irme con Jordi. Desde luego, Jordi es 100% recomendable (lo he visto operar en directo durante horas y sé de lo que es capaz). Si te interesa aprender a operar intradía, te aconsejo que lo consideres seriamente. Perfectamente, podría ser tu mejor candidato. (Editado: Jordi ha dejado de compartir su trading y ya sólo opera para sí.)

Nota: Mi tercer finalista, únicamente descartado porque no podría obtener tutorización personalizada, es el increíble trabajo de Lance Beggs, que te recomiendo encarecidamente.

 

Llegar y besar el santo

No pretendo llegar y besar el santo. Ni de lejos.

Esto es un plan a varios meses. He estado hablando largo y tendido sobre el tema con Vicens, y él estima que en un par de meses debería poder decidir claramente si me va o no me va el asunto. Y, por otra parte, que en seis meses ya debería estar viendo resultados; es decir, que mi cuenta debería tender más a subir que a bajar.

Honestamente, por muy largos que se me hagan, si en solo seis meses me convierto en un trader intradiario ganador consistente, me puedo dar con un canto en los dientes.

 

No me voy a guardar esto para mi solo

¡No pensarías que voy a hacer todo esto a escondidas ¿verdad!?

Ni de broma. Pretendo llegar hasta el final y voy a compartir todo el proceso contigo.

Evidentemente, no difundiré el material formativo de Vicens ni nada que sea de acceso restringido. Su curso está valorado en varios miles de euros (entre 3000€ y 4000€, según modalidad) y yo no voy a hundirle el negocio.

Pero eso no impedirá que te cuente al detalle lo que hago cada día, lo que aprendo, las dudas que me surgen, en lo que me equivoco (te hartarás de verme meter la pata, ya lo verás) y todo lo que me vaya sucediendo.

Te enseñaré mis gráficos y mis operaciones. Te enseñaré cómo aplico con éxito o fracaso lo que vaya aprendiendo. Además, tengo planeado enseñarte la evolución de mi cuenta, tanto si sube como si se hunde en los infiernos. Prometido.

Así pues, hoy pongo el punto de partida de un nuevo proyecto vital: Convertirme en un trader intradiario discrecional ganador consistente.

Si gustas, me encantará que me acompañes 😉

formacion en trading personalizada

¿Estás dispuesto a invertir esfuerzo y dinero en tu desarrollo como trader?

Conviértete en un trader ganador consistente con nuestra formación personalizada. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

En menos de 48 horas nos pondremos en contacto contigo. No te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)