que puedes esperar del trading y que no

No sé si puedes hacerte una idea del número de personas que me contactan fascinadas con la idea de lo que la Bolsa les puede ofrecer, o frustradas por lo que finalmente la Bolsa les ha quitado. Yo ya he perdido la cuenta, pero te aseguro que, a día de hoy, esos emails siguen llegando.

 

La Bolsa no es un sueño ni tampoco es una pesadilla

Es algo muy terrenal que como todo, tiene ventajas e inconvenientes, normas y códigos concretos y personas con sus propios intereses compitiendo entre ellas.

Puede que la Bolsa no sea un paraíso en el que se ata a los perros con longanizas, pero tampoco es ninguno de los círculos del Infierno de Dante.

Ahora, veamos qué es razonable esperar de la Bolsa y qué no.

 

No esperes salir de la ruina con la Bolsa

Si cuentas con pocos cientos de euros que necesitas para vivir y esperas multiplicarlos en la Bolsa, olvídalo. En este artículo lo expliqué con más detalle, pero permíteme que te recuerde que para ganar en Bolsa, normalmente se empieza perdiendo. No por sistema ni por una cuestión de suerte, sino porque el mercado está diseñado para llevarte a perder hasta que aprendes qué señales tienes que atender y cuáles son cantos de sirena.

Así pues, si estás en una situacion económica precaria, lo mejor es que guardes ese dinero y ahorres lo que puedas hasta que tengas suficiente dinero que no necesitas para vivir y puedas dedicarlo a operar. De lo contrario, es más probable que la Bolsa te arruine a que te salve de una situación así.

 

Espera sacar más partido a tus ahorros

Lo que la Bolsa sí te ofrece es la posibilidad de gestionar tu dinero tú mismo sacándole más rentabilidad de la que te vaya a ofrecer un banco. En el momento en que seas capaz de ganar de manera consistente, puedes alcanzar una rentabilidad de un 10, 15 o 20% anual en promedio, lo cual está años luz de lo que te va a ofrecer ningún banco.

Por supuesto, tendrás rachas ganadoras y perdedoras, tendrás operaciones en las que obtendrás un 65% de beneficio y otras en las que perderás un 27%, pero esperar sacarle una media del 15% a tus ahorros operando en Bolsa es algo relativamente asequible con formación y entrenamiento adecuados.

 

No esperes ganar millones*

Ojo al asterisco: no esperes ganar millones a menos que inviertas millones. Pero si partes de un capital más modesto, de 5.000 o 15.000€ lo esperable es que tengas unos beneficios anuales de 1.000 o 3.000€ según el caso siempre que hayas conseguido una media del 20% de rentabilidad en tus operaciones.

Aquí tienes más ejemplos de esto, pero hazte a la idea de que la Bolsa, entre lo que te da y lo que te quita, difícilmente va a multiplicar lo que invertas por un millón (ni por dos millones).

 

Espera empezar perdiendo hasta que aprendas a ganar

Ya te lo he avanzado un poco antes: la Bolsa es especialista en ganarle el dinero a los incautos (o los novatos sin formar) y, mientras vas aprendiendo, lo habitual es que tus operaciones sean perdedoras.

No significa esto que vayas a tirar el dinero ni mucho menos; con esas pérdidas estás pagando tu formación. Eso sí, siempre y cuando te esfuerces por aprender de cada operación y sacar las valiosas lecciones que cada pérdida te ofrece.

Seguro que esto me lo has leído más de una vez, pero ahí va otra: es imprescindible que lleves un diario de trading y un registro de operaciones.

diario trading

 

No esperes aprender todo lo que necesitas en demo

Sé lo que estás pensando. Crees que no hace falta perder dinero en tu proceso de aprendizaje pudiendo empezar en demo sin gastar un euro real. Te equivocas.

Operar en demo no te enseña ni la mitad de lo que necesitas aprender de la Bolsa. Falta dominar las emociones que genera tener dinero en juego. Huelga decir, que para eso tienes que arriesgar tu dinero.

Cuando lo haces, te das cuenta de que los mayores enemigos son tu ansiedad y tu miedo, y que eso no podías aprenderlo operando en simulado.

Insisto, tu tasa de aciertos no es representativa hasta que no es en real. Antes de eso, estará totalmente inflada y puede llevarte a tomarte unas confianzas en real que te hagan pagar por lo no perdido y un poco (bastante) más.

 

Espera una montaña rusa de emociones

La Bolsa te va a generar principalmente una emoción: miedo.

Miedo a perder y miedo a no ganar. Todo esto, salpicado de momentos de euforia, rabia, ansiedad, incertidumbre y, algunas pocas veces, la reconfortante sensación de que lo vas haciendo bien, cada vez mejor.

Al mercado no le importa lo que sientas. Le importan las órdenes de compra y las órdenes de venta, que es lo mismo que te debería importar a ti. Pero como de las emociones no te vas a poder escapar, asume su existencia, aprende a identificarlas y asegúrate de no actuar en función de ellas sino en función del plan de trading que hiciste cuando todavía pensabas en frío.

 

No esperes sacarle un sueldo a la Bolsa*

Bueno, nuevamente, a menos que partas de unos 250.000€ para invertir y consigas al menos un 10% de rentabilidad sostenida en el tiempo, lo cual te daría un sueldo de unos 25.000€ (brutos) al año.

Pero si no es tu caso y lo que buscas es librarte de un trabajo que no te gusta y conseguir la independencia financiera a través del trading, déjame prevenirte de todos los que te prometen que vivir de la Bolsa es fácil.

Vivir de la Bolsa requiere de un capital inicial importante, requiere de tantas horas de trabajo diario como cualquier empleo a jornada completa y tiene la dificultad extra de que, si necesitas ese dinero para vivir, te cargará con un extra de ansiedad a la hora de enfrentarte a cada operación que seguramente afectará negativamente a tu rentabilidad final.

 

Espera hacer uso de toda tu paciencia, disciplina y perseverancia

La Bolsa, como cualquier disciplina que te propongas dominar y te tomes en serio, requiere de paciencia para comenzar a ver resultados, de disciplina para no tirar la toalla cuando te frustres y de perseverancia para seguir practicando y aprendiendo.

Lo habitual en muchas personas es entrar en la Bolsa sin un sistema y un poco guiados por las operaciones que sus amigos les cuentan que les han salido bien. «¿Tú no tienes Telefónica? Yo he ganado ya 3.000€ y sigue subiendo» o «Todo el mundo que conozco está ganando dinero con Santander» son las típicas frases que hacen que te entre la curiosidad y pruebes a comprar sin tener ni idea. Las mismas que hacen que antes o después pierdas dinero y salgas echando pestes del trading.

Pero si de verdad quieres ganar dinero con la Bolsa, vas a necesitar un sistema y mucha paciencia, disciplina y perseverancia para afianzarlo y pulirlo. No hay otro camino.

 

No esperes encontrar fórmulas mágicas

Cuando no te dedicas exclusivamente a operar y tienes que llevar otro trabajo, una familia y una mínima vida social, lo último que te apetece es romperte la cabeza delante de un gráfico. Sé que pagarías dinero (muchos, de hecho, lo pagan) por una fórmula mágica que aplicar directamente sin pensar y que te garantizase ganar dinero el 100% de las veces.

Sin embargo, lamento decirte que no existe tal fórmula y que, si existiese, no la compartirían con nadie porque dejaría de ser efectiva.

 

Espera necesitar un criterio propio y un estilo personal de trading

Creo que, después de lo dicho anteriormente, queda muy claro que lo que necesitas es encontrar el estilo que te va bien a ti en función del tiempo que tienes disponible, tus expectativas y tu propia personalidad.

Para ello vas a necesitar tiempo, formación y una gestión excelente de las emociones pero, si te lo propones seriamente, puedes contar con que el trading es una afición lucrativa que te va a enseñar tanto de Bolsa como de ti mismo si prestas atención.

Espero que este artículo te haya sido útil y que me gustaría que aportes tu opinión en los comentarios 😉

 

reto7 ecover curso online cuando comprar y cuando vender exactamente

Apúntate gratis al #TradingReto de 7 días

¿Te encanta el mundo de la Bolsa, pero no sabes por dónde empezar?

¿Eres un apasionado del trading, pero aún no consigues ganancias consistentes?

Podrás empezar a operar desde el primer día al finalizar el reto. Y además, podrás descargar esta guía de forma gratuita hoy mismo.

En menos de 48 horas nos pondremos en contacto contigo. No te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)