velas japonesas

¿Qué son las velas japonesas?

Las velas japonesas son aquellas que muestran la evolución del precio de un activo en un momento concreto. Se representan de manera gráfica.

Contra lo que muchos piensan, interpretar las velas japonesas no es como aprenderse la guía telefónica de memoria, sino que se trata de una cuestión de sentido común.

Básicamente, sólo hay cuatro tipos de velas. Además, no importa el color de éstas, sino sólo la forma que tengan.

El color es indiferente, pues lo que deduzcamos para una determinada vela alcista, lo deduciríamos igualmente para una vela bajista de la misma forma y tamaño, sólo que girada 180º.

Tipos de velas japonesas

Como decíamos, tan sólo hay cuatro grupos de velas japonesas:

  • Las arrolladoras (marubozu y variantes)
  • Las quieroynopuedo (hammer / hanging man, shooting star y variantes)
  • Las nifunifá (doji y variantes)
  • Todas las demás.

 

Velas arrolladoras

Las arrolladoras son velas que no dejan lugar a dudas.

Son las velas que más nos gusta ver en la dirección que nos interesa cuando estamos dentro de una operación. Básicamente, son velas sin sombras (o con sombras muy cortas respecto al cuerpo). Reflejan un movimiento sin titubeos, en una dirección clara.

Estas velas son típicas del furor de un movimiento o de una rotura de un canal o patrón del que sólo se libra uno con el ímpetu que caracteriza a una jornada arrolladora.

arrolladoras trading velas japonesas

Normalmente estarán respaldadas por un gran volumen (y si no, cuidado, huele a chamusquina y alguien nos quiere engañar).

No es difícil que estas velas estén acompañadas de algún gap (hueco entre velas), pues ponen de manifiesto el fervor y el entusiasmo, y de esto el gap es la máxima expresión.

Una vela como esta gusta a todo el mundo; cuanto más larga mejor. Les encanta a los que están dentro y atrae a los que están fuera.

Por ello, es conveniente fijarse si la operación en la que vamos a entrar tiene velas largas en la dirección que nos interesa, pues reflejan el sentir general, tienen la propiedad de iniciar nuevos movimientos y es difícil que el precio se gire violentamente y de forma definitiva en su contra a corto plazo.

Importante: Junto con las velas quieroynopuedo, estas velas arrolladoras son la herramienta de manipulación principal de los tiburones.

 

Velas quieroynopuedo

Las velas quieroynopuedo hablan de un movimiento frustrado.

Cuando la multitud estaba embalada añadiendo más y más órdenes en la dirección del movimiento, aparecen las instituciones y cortan de raíz el movimiento comprando con fuerza (ahora que ya les parece barato) o vendiendo de golpe (ahora que ya han alcanzado el precio que querían para soltar sus títulos).

Representan un frenazo y viraje en el movimiento del precio.

El cierre se suele producir cerca de la apertura y, realmente, no importa si el precio de cierre es ligeramente superior o inferior al de apertura.

trading velas japonesas quieroynopuedo

Así pues, la forma de estas velas sólo puede ser de una manera: Cuerpo pequeño en una esquina y sombra larga, cuanto más larga mejor, pues más marcado estará el efecto de euforia frustrada.

Si la sombra está hacia arriba, significa que el precio subía y ahora toca bajar. Si está hacia abajo, habla de una fuerte bajada que ha sido frustrada y da paso a una nueva subida.

Entonces, si estas velas japonesas descubren tan claramente la entrada de los profesionales ¿¡qué mejor que unirse a ellos!? Las velas de este tipo suelen señalar excelentes puntos de entrada para tomar posiciones en la dirección opuesta a la que el precio venía demostrando.

 

Velas nifunifá

Las velas nifunifá son las que, por un motivo u otro, muestran que el sentido del precio está en tela de juicio.

Se trata de velas pequeñas, en los que el precio de apertura y cierre son muy parecidos, no importa realmente cuál sea el mayor pues, a grandes rasgos, son el mismo.

Pueden tener sombra y cuerpo, sólo cuerpo o sólo sombra, pero siempre serán muy pequeñas:

nifunifá trading velas japonesas

Los motivos más típicos de un precio clavado en el sitio son la falta de interés en el valor o un viraje tranquilo. En cualquier caso, una vela nifunifá muestra el equilibrio de las fuerzas compradoras y vendedoras.

En ocasiones, las velas japonesas de este tipo muestran el periodo o periodos en los que el precio pasa de subir a bajar, o viceversa. Sin embargo, uno no debería lanzarse sistemáticamente a entrar en valores que muestren una o varias velas de este tipo tras una buena subida o bajada, pues muchas veces no son más que un pequeño descanso o consolidación del movimiento de precio.

 

 

Todas las demás

Respecto a las velas englobadas en “todas las demás” no hay mucho que decir. Se trata de las velas que están entre algunos de los otros tipos. Por ello, no es habitual que se pueda extraer ninguna conclusión definitiva, sino solamente algunas pistas. Com por ejemplo, las velas martillo.

De todos modos, dentro de las velas que no pertenecen claramente a ninguno de los tipos anteriores podríamos destacar las velas arrolladoras que acaban en sombra. (La sombra está por el lado del cierre).

¿Cómo es posible que una vela tan furiosa tenga un retroceso al final?

Normalmente, cuando encontramos alguna vela con una sombra al final del recorrido, especialmente después de varias velas en esa dirección, estamos viendo un rechazo. Si este rechazo lo observamos en una vela muy fuerte (larga y con poca o nula sombra en el arranque), quiere decir que el rechazo es aún más fuerte; por lo que hay que extremar las precauciones.

velas japonesas trading arrolladoras que acaban en sombra

Probablemente, el precio haya llegado hasta una resistencia (o soporte) significativa, lo suficientemente fuerte como para contener la furia de semejante vela. Quizás haya llegado la hora de abandonar el barco o, cuando menos, de ceñir el stop.

Observa que se trata de un nuevo caso de manipulación del tiburón. Parece que vende, pero en realidad está comprando:

velas japonesas trading arrolladora que acaba en sombra

Cómo observarás, realmente sólo hay tres tipos auténticos de velas y su interpretación es de sentido común.

Además, si crees que se te escapan muchas operaciones buenas, complementa la información del artículo con esta mini-guía gratis para encontrar la solución.

 

Patrones de velas japonesas

Vamos a ver los patrones de velas japonesas que podemos encontrarnos en cualquier gráfico de precios y todo lo que tenemos que tener en cuenta para aprovecharlos bien.

¿Qué tipos de patrones de velas japonesas hay?

Si en su momento comentábamos que la interpretación de las velas japonesas en trading es una cuestión de sentido común, de las figuras o patrones que podemos formar con estas velas podemos decir exactamente lo mismo.

Además, al igual que con las propias velas, basta entender cierto patrón alcista para comprender igualmente su opuesto bajista, que consistirá en reflejar verticalmente la figura e intercambiar los colores de las velas.

Fíjate en el ejemplo. Si entendemos el patrón de la izquierda, entenderemos el de la derecha, pues son lo mismo cambiando orientación y colores:


velas japonesas patrones
Realmente sólo hay dos tipos de patrones que merezca la pena mencionar: Los patrones de reversión y los de continuación.

 

Patrones de velas japonesas de reversión

Los patrones de reversión (o viraje, o giro) son aquellos en los que el precio da la vuelta.

En realidad, no se trata de otra cosa de observar cómo el precio pasa de alcista a bajista, o viceversa, en una o varias velas. Así, si el cambio se produce dentro de un único periodo, tendríamos una vela quieroynopuedo (el color es indiferente):

velas japonesas reversion
Si ese cambio se produce en dos periodos, tendría esta pinta (y variantes):

reversion velas japonesas
Si el giro tarda tres velas en producirse (o similar):

giro velas japonesas
Y así sucesivamente.

 

Ejemplos de libro vs Ejemplos reales

Ni que decir tiene, entendida la idea, abre tu mente y tus ojos a reconocer los giros allí donde se den; independientemente de si encajan con tu idea de libro de texto o no.

Al final, los que importan son los giros reales que realiza el precio. Los patrones de velas japonesas no significan nada por sí mismos. Eres tú el que tiene que ver el sentido en ellos.

Algunos ejemplos de giros feos y contra la teoría general (pero 100% reales) son estos:

 

Subida rapida y caída lenta

velas japonesas subida rapida caida lenta

Observa como, contra lo que dice la teoría de que el precio suele caer más rápido de lo que sube, hacen falta cinco velas bajistas para igualar el de dos velas alcistas.

 

Avance con rechazo

vela japonesa con rechazo a bajar

Otro buen ejemplo (real): Pese a mostrar un gran rechazo a bajar por la larga cola (o sombra, o mecha) de la vela roja… el precio baja; completando así el viraje.

 

Giro interminable

patron de giro lento de velas japonesas

Este es un patrón de giro lento de velas japonesas.

Por supuesto, este patrón tal cual lo vemos, no está tipificado en ningún libro.

Normalmente, hacen falta dos o tres velas para catalogar al patrón de velas como un patrón de giro. En este caso, han hecho falta trece velas para darle la vuelta al precio ¿Y es por ello menos real?

No.

(Claro).

 

Cómo nombrar los patrones de velas japonesas

Podríamos ponernos a decir que los patrones de reversión en un único periodo se llaman hammer (martillo), hanging man (ahorcado) o shooting star (estrella fugaz), que los de dos días son conocidos como engulfing, piercing, harami

No vale la pena. Son nombres con muy poca utilidad, pues lo que importa es el concepto subyacente: Que el precio está girando.

Si los anteriores eran ejemplos de patrones de reversión alcistas (el precio pasa de bajista a alcista), el siguiente podría ser un patrón bajista:

velas japonesas
Normalmente, una reversión en el precio se da por confirmada cuando éste ha superado ya la mitad del cuerpo de la última vela larga vieja.

Es más fácil entenderlo con un dibujo:

 

velas japonesas reversion confirmada

Velas en trading: Una regla relativa

Hay que entender que la regla de la mitad de la vela es una norma general, pero ciega. Si atiendes al contexto, siempre tendrás un punto mucho más inteligente.

Observa este caso. En la teoría, tu viraje acaba donde se indica en la foto:

patrones de velas japonesas viraje teorico

Pero, si te fijas, ves que en la práctica, vas a considerar los giros como completados cuando el precio demuestra con hechos (y no con teorías) que realmente se ha dado la vuelta.

Como es lógico, el único criterio válido es atender a su comportamiento frente a los soportes y resistencias como podrás comprobar si te unes a nuestra formación personalizada :

resistencia trading zona de giro del precio

 

Patrones de velas japonesas de continuación

Respecto a los patrones de continuación, tampoco vale la pena complicarse mucho.

Se trata de descansos en la tendencia en curso.

Normalmente, el precio se queda plano durante unos pocos periodos, o retrocede ligeramente:

velas japonesas precio plano
Visto esto, insisto en que no hay que aprenderse de memoria ningún patrón de velas ni su nombre. Sólo hay que entender lo que se ve. Fíjate dónde arranca una vela y dónde termina la siguiente y comprenderás mejor las luchas de poder entre alcistas y bajistas.

 

Mismos patrones de velas, pero comprimidos

Los patrones clásicos (hombro-cabeza-hombro, doble suelo, cuña, bandera, etc). se dan en todos los marcos temporales y, por lo tanto, puedes ver los mismos patrones con mayor o menor resolución.

Por eso, muchas veces te encontrarás patrones típicos del precio como los mencionados comprimidos dentro de virajes o continuaciones formados por muy pocas velas japonesas.

Es un rollo de explicar, pero muy fácil de entender. Para muestra, un botón:

 

Triple techo (comprimido)

Esto es un gráfico diario. Se ve muy claramente el patrón clásico de triple techo (tres extremos superiores aproximadamente en el mismo nivel):

triple techo con mayor resolucion velas japonesas

Ahora recuerda que ese mismo precio podrías estar viéndolo “desde más lejos” (en este caso, el gráfico semanal). Fíjate que pierdes nivel de detalle, pero este precio es el mismo que antes, así que su patrón de triple techo es igual de importante que antes.

triple techo comprimido velas japonesas

El triple techo, tanto si lo ves desde lejos como de cerca (en un marco temporal superior o inferior) sigue siendo un patrón de giro típico, que si se da bajo una resistencia relevante, tiene altas probabilidades de cambiar la tendencia en curso. Aprende a reconocer este tipo de patrones clásicos también en escala de juguete. Esto te ayudará a ver más en la historia que las velas te están contando.

 

¿Cuándo tiene sentido fijarse en patrones de velas japonesas?

Los patrones de velas (candlesitck patterns) cobran especial sentido cuando llegamos a una zona de resistencia o soporte como comprobaras si te unes a nosotros. Nos permiten detectar de un vistazo rápido cómo se está comportando el precio; Es decir, nos muestran rápidamente si el precio está rebotando o simplemente frenando.

Si, pese a todo, quieres mirar todos los tipos de patrones que hay con sus nombres y descripciones de libro de texto, puedes echarle un ojo a esta web, que es sencilla, pero completa.

Las velas japonesas son un resumen muy inteligente de toda la información que trae el auténtico precio. Para realizar tus análisis del mercado, fíjate en las velas japonesas y en sus patrones. Ahí verás los desequilibrios constantes entre alcistas y bajistas, que son los que realmente mueven el precio de modo que podamos aprovecharnos de él.

Una vez que tienes el elemento más básico, que son las velas japonesas y los patrones que forman, toca pasar al siguiente nivel, que es descubrir cuándo tenemos una auténtica ventana de oportunidad para entrar en el mercado (y salir de él) con una elevada tasa de aciertos que nos haga rentables.

Te espero en comentarios 🙂