simulador de inversion en bolsa

Después de tratar con cientos de traders en desarrollo, te puedo asegurar que la función principal de los simuladores de bolsa es negativa: Retrasar el verdadero aprendizaje.

Existen numerosos simuladores de bolsa y juegos de bolsa o trading, ya sea a través de brokers, páginas web independientes o aplicaciones móviles, así que es muy complicado no sentirse tentado a probarlos.

Pero ojo, no es malo probar un simulador de bolsa gratuito, simplemente es contraproducente si abusas de él.

 

¿Qué es un simulador de inversión en Bolsa?

Su propio nombre lo indica: Simula el movimiento de los mercados financieros a través de una plataforma de gráficos, con más o menos herramientas de análisis técnico y, en la mayoría de los casos, con dinero ficticio para operar virtualmente.

Hay simuladores de trading muy sencillos, como lo son algunas apps para Android o iOS, que nos permiten jugar a ser traders desde el móvil mientras trabajamos o mientras vemos una película en el sofá.

También hay otras plataformas más sofisticadas y completas, como las de los brokers u otras independientes que pueden servirnos para hacer paper trading (ProRealTime, TradingView, NinjaTrader, etc.).

Lo que haces con estos simuladores es poner en práctica el método de trading que has aprendido o, simplemente, realizar tus primeras pruebas en el mundo de la Bolsa, sin arriesgar dinero real.

Si puedes practicar y no pierdes nada, lo recomendable sería usar estos simuladores, ¿verdad?

Pues no. Y te cuento por qué:

 

¿Por qué no deberías usar un simulador de inversión en Bolsa?

Utilizar un simulador de Bolsa tiene más desventajas que ventajas, siempre y cuando quieras tomarte el trading en serio, claro.

La razón principal por la que no usarlo es porque ralentiza tu aprendizaje y, en muchos casos, se corre el riesgo de abusar de estos simuladores.

Mucha gente piensa que la forma correcta de aprender es poner en práctica un método de trading con una cuenta demo o haciendo paper trading y, cuando ya consiguen ser ganadores, pasarse al mercado real con dinero real.

Pero lo único que consiguen así es “engañarse” a ellos mismos, ya que están retirando de la ecuación el componente emocional.

Te puedo asegurar, por experiencia, que no es lo mismo arriesgar 20 euros “de mentira” en una cuenta demo, que 20 euros reales. Aunque pienses que es poco dinero y que no afectará a tus decisiones, no es verdad, afecta, y mucho.

En la gestión del stop loss, en la colocación de niveles, en dejar correr las ganancias, perseguir al precio, sobreoperar, improvisar, etc.

No operar con fuego real afecta directamente a tu trading y a tu aprendizaje. Cuanto más tardes en dar el paso, mayor riesgo corres de pegártela.

Aparte de no entrenar el aspecto psicológico, al tener una operativa más relajada, no estás viendo errores importantes y, por lo tanto, no les estás poniendo remedio.

 

Otras desventajas de los simuladores de bolsa

Aparte de lo ya mencionado, tienes que tener un  cuidado extra con algunos (muchos) simuladores de bolsa.

Hay brokers que te van a ofrecer una cuenta demo con 5 o 6 cifras de liquidez, para que practiques con ella y veas cómo ganas miles de euros.

Obviamente, estas ganancias son irreales, ya que los datos y spreads ofrecidos en la demo pueden no corresponderse a la realidad y corres el peligro de creerte Dios…

Es una forma de cazar clientes incautos. Puedes preguntar a mucha gente que ha empezado así qué tal le ha ido al meter dinero de verdad en esa misma cuenta.

Lo mismo pasa con las aplicaciones para el móvil.

Nos quieren vender que se puede ganar dinero dándole a un botón desde el sillón con una simple app. Si lo dice Alec Baldwin no puede ser mentira.

Pero no se puede (al menos de forma sostenida). Haz la prueba de antes: Pregunta a algún conocido, o abre una cuenta demo en una de estas apps y luego mete 50€, a ver qué ocurre…

¿Entonces no sirven para nada los simuladores de inversión en Bolsa?

Por supuesto que sirven, siempre y cuando los sepas utilizar a tu favor:

 

¿Para qué sirven los simuladores de bolsa?

Para unas primeras pruebas, en terreno desconocido, con un método de trading aprendido y durante muy poco tiempo.

Por ejemplo: Acabas de aprender un método de swing trading y quieres probar el rastreador que has configurado. Te puedo asegurar que, con un par de horas de prueba, es suficiente.

Otro escenario: Cuando ya eres un trader experto y quieres ampliar tu operativa a otros productos financieros y marcos temporales. Unas primeras pruebas de contacto nunca vienen mal, pero tienes que pasar cuanto antes al mercado real para enfrentarte a la realidad de la nueva operativa e ir puliéndola lo antes posible.

Estas pequeñas pruebas han de hacerse siempre en un simulador robusto y fiable, con datos reales.

Llegados a este punto, puede que estés pensando: ¿Pero entonces, si soy un novato y me juego mi dinero desde el principio, lo perderé pronto?

No.

No, si haces las cosas bien, por supuesto.

Si no te saltas el proceso de aprender un método ganador probado, tendrás en tu arsenal un control del riesgo férreo y una correcta gestión de capital.

Con estas aptitudes dominadas, te aseguras de no perder más de la cuenta en tus operaciones y de no quebrar la cuenta, así que no debes temer al mercado real.

El mercado real es el que te va a dar las mejores lecciones de trading, no un simulador.

 

En resumen

Si quieres convertirte en un trader ganador consistente lo más rápido posible, tienes que cumplir estas condiciones:

  • Aprende un método ganador probado
  • Opera con dinero real desde el minuto uno (una vez aprendido el método, claro)
  • No te saltes nunca tus técnicas de control del riesgo y gestión de capital
  • Pierde (pérdidas controladas)
  • Documenta tus errores y ponles remedio

Espero que te haya gustado el artículo y lo siento si te ha caído como un jarro de agua fría, pero, en trading, la realidad siempre supera a la ficción.

Te espero en comentarios 🙂