donde invertir mi dinero

“Dónde invertir mi dinero” es la clásica pregunta que te haces si te importa tu dinero. No paramos de pagar, pagar y pagar. Impuestos por aquí, impuestos por allá.

 Cuando por fin ahorramos un poco de dinero, lo ideal es hacerlo crecer progresivamente, y lo más difícil es decidir dónde invertirlo. Normalmente el terror se adueña de nuestra intención cuando valoramos los riesgos que esto acarrea.

Bien, en este artículo pondré encima de la mesa las mejores opciones para invertir tu dinero y los riesgos que acarrea cada una de ellas. Seré objetiva y no venderé humo, lo argumentaré. 

Sin embargo, has de tener en cuenta que las opciones más sencillas (con menos riesgo) son en las que menos se gana, lógicamente. Dependerá del trabajo que tú decidas delegar en otra persona.

Vamos allá.

 

¿ Dónde invertir tu dinero?

Vamos a dejar a un lado las opciones que no requieran de una inversión, es decir, las de mantener tu dinero debajo del colchón y aquellas relacionadas con los depósitos y cuentas bancarias porque ya te digo que así no lo vas a hacer crecer.

Voy con la primera.

 

Invertir en inmuebles.

  • Grado de riesgo: Medio
  • Tiempo de retorno de la inversión: Largo
  • Esfuerzo y dedicación: Bajo

Las inversiones en bienes inmuebles siempre han sido muy demandadas y una de las principales alternativas a plantearse. Suele deberse a que se tratan de bienes de primera necesidad y, si tienen dinero a mayores del que necesitas para vivir, es lógico que te hayas planteado invertir tu dinero aquí.

 

LO QUE NECESITAS

  • Valorar el tipo de inmueble: Has de valorar el tipo de inmueble en el que te gustaría invertir y sus características. Vivienda, locales comerciales o terreno. Esto depende también de a lo que te quieras enfocar (alquiler, venta o explotación).
  • Solvencia: Has de ser solvente para adquirir un inmueble. También has de saber que, en caso de que quieras vender, una casa no se vende de un día para otro, no genera liquidación, se trata de un ingreso pasivo.
  • Estudio de mercado: Me imagino que te preguntarás por qué. A mi juicio, esto es lo más importante.  Aquí entran distintos factores que has de investigar y controlar antes de nada:
    1. La situación de la vivienda
    2. La situación del entorno: Situación económica de la zona, capacidad de crecimiento, riqueza cultural. A esto debes sumarle las características del macroentorno. Oferta y demanda.
    3. Costes de compra vs hipoteca. Estos gastos suelen ser elevados y debes valorar cuál te compensa más.
    4. Costes de mantenimiento.
    5. En caso de alquiler, la gestión también requiere unos costes.
    6. Gastos extraordinarios. (Suelen producirse en caso de alquiler)

 

En resumen

Invertir en inmuebles es una buena alternativa si lo que quieres es generar ingresos muy a largo plazo y si realmente dedicas tiempo de investigación y estudio previo a la compra. También has de disponer del tiempo necesario para la gestión de dicho inmueble.

Aunque el riesgo normalmente es menor, si no le dedicas el tiempo necesario puede tratarse de una alternativa ruinosa. ¿Por qué? Pues porque no diversificas, lo que se traduce en una posibilidad de generar ingresos, pero también de perderlos. También has de tener en cuenta que la liquidación en este tipo de inversiones es baja.

 

Invertir en la bolsa de valores

  • Grado de riesgo: Medio
  • Tiempo de retorno de la inversión: Medio
  • Esfuerzo y dedicación: Medio

Invertir en bolsa es una opción que se valora desde siempre pero que suele generar barreras debido al desconocimiento. Solemos tener en mente gráficas ilegibles y a los 4 trabajadores del lobo de Wall Street que se van al garete a la primera de turno.

Como en todo, se tiende a exagerar, obviamente hay riesgo, pero normalmente hay mayores beneficios que en el caso anterior. Vamos a verlo:

 

LO QUE DEBES SABER

Dónde irá tu dinero: Como en el caso anterior, es muy importante la investigación y, en este caso, la formación no estará de más. Existen infinidad de activos para invertir, desde bonos hasta commodities. Sin embargo, también puedes aplicar técnicas para reducir tantas opciones. Será vital plantearte lo siguiente:

  • Tu perfil de riesgo: En función de este podrás filtrar bastante las posibilidades. Por ejemplo, invertir en bonos de empresas o de países. Los bonos vienen siendo dinero que prestas para financiar a estos últimos, suelen devolverse con intereses y carecen de un excesivo riesgo. Si te atreves con un riesgo un poco mayor, puedes probar con acciones.
  • Investigación del mercado de valores: Como ya dijimos, será esencial investigar y estudiar el mercado. Aquellos países, sectores y empresas en los que tengamos fijación y también cualquier factor que pueda incidir en ello.
  • Diversificación: Diversificando reducimos el riesgo. Podemos plantearnos varias inversiones más pequeñas, disminuyendo así el riesgo. Así tendremos menos posibilidades de pérdida.

En definitiva, la bolsa de valores es una buena opción si lo que quieres es mover tu dinero más rápido que en el caso anterior y si no estás dispuesto a asumir un mayor control de este, ya que lo estás delegando. Son otros los que mueven tu dinero en base a unos intereses.

 

Trading

  • Grado de riesgo: Medio
  • Tiempo de retorno de la inversión: Variable
  • Esfuerzo y dedicación: Medio

El trading  trata de especular, especular con los activos financieros. De forma errónea, la especulación se concibe como algo negativo cuando realmente se trata de obtener ganancias de algo que has comprado (o vendido). La especulación da liquidez al mercado fomentando la oferta y demanda que ayudará a la fijación de precios justos.

 

Lo que has de saber

Invertir en trading requiere de formación y es por ello que suele estar asociado a pérdidas, porque la mayoría de los traders no se han formado debidamente. En Novatos Trading Club, como escuela profesional, hacemos especial hincapié en esto, porque la falta de formación es uno de los handicaps principales del sector.

El trading otorga un mayor control sobre tu dinero ya que eres tú quien realiza las operaciones, no se lo “dejas” a alguien para que lo mueva por ti.

También has de saber que el trading requiere:

  • Tiempo y dedicación: Sobre todo, al periodo formativo inicial.
  • Control de las emociones: Has de tener muy en cuenta tu perfil de riesgo y trabajar en torno a este.

 

NUESTRA PERSPECTIVA

En resumen, lo ideal es que diversifiques tu capital con cabeza. Y para ello no tienes que hacer como definitiva una de estas opciones. No se trata de una respuesta única como “¡Cómprate ya una casa!” ¡No! 

Analiza tu perfil, tu tiempo, tu situación económica y las opciones con las que cuentas. A partir de ahí gestiona tu cartera de manera diversa, puedes invertir en bonos a la vez que haces trading a lago plazo. Eso sí, sabiendo lo que haces, siempre siempre con cabeza y paciencia.

“A camino largo, paso corto.”

Espero haberte ayudado a decidir mover tu dinero porque estoy segura que es mejor a la alternativa, que es continuar pagando sin pausa. Y tú ¿por cuál de ellas te decantas?

¡Te espero en los comentarios!