Invertir en Bolsa

Ante un mercado bajista, lo lógico es tratar de aprovecharlo principalmente mediante posiciones cortas, es decir, tratando de capturar las bajadas.

La pregunta es ¿cómo?

Podemos emplear diversas estrategias, y en este artículo te explicaré cómo lo hago yo personalmente.

Como quizás ya sepas, yo tengo dos estrategias que utilizo en función de cómo se encuentre el mercado:

La estrategia de medio plazo se centra en los gráficos semanales, es muy cómoda, pero exige una noble, fuerte y clara tendencia para funcionar bien.

Como esto no siempre se da (las fases laterales y de incertidumbre abundan), tenemos la estrategia de corto plazo que, aunque da algo más de trabajo, se aplica en entornos menos bonitos, centrándose en el gráfico diario y es capaz de extraer dinero del mercado incluso cuando éste se pone peleón.

Ambas estrategias de corto y medio plazo son válidas tanto para operar al alza como a la baja.

La estrategia de corto plazo se plantea para cazar rebotes, y se desglosa en cuatro variantes (cuya personalidad particular explico en este otro artículo):

  1. Largos a favor de tendencia alcista
  2. Cortos a favor de tendencia bajista
  3. Largos contra tendencia bajista
  4. Cortos contra tendencia alcista

Nota: Lógicamente, en un mercado bajista tienen sentido las variantes 2 y 3.

La estrategia de medio plazo, sólo opera a favor de tendencia (alcista o bajista), pero puede hacerlo de dos formas:

  • Entrando en rupturas
  • Entrando en el primer rebote de una nueva tendencia

Vale, pues ahora que te he contado mi abanico de posibilidades, quiero explicarte por qué plantear cortos de medio plazo no suele ser una buena idea.

 

Por qué plantear cortos de medio plazo no suele ser una buena idea

El btiene que ver con la diferencia estructural de las caídas respecto a las subidas.

Como te comentaba, mi estrategia de medio plazo, y en general cualquier estrategia de medio plazo, se centra en los gráficos semanales. Observa qué diferencia de velocidad hay en las subidas y en las bajadas del gráfico semanal de un valor cualquiera:

Invertir en Bolsa

Las subidas son más o menos lentas, pero las bajadas son fulgurantes.

En la práctica, esto se traduce en que a los gráficos semanales les falta resolución en la parte de las caídas.

Así como en las subidas, se aprecia una serie de máximos y mínimos crecientes (swings), en las bajadas no se aprecia nada; simplemente verás un espasmo repentino en el que el precio va de arriba a abajo.

Muy rara vez encontrarás una primera corrección o ruptura a la baja lo suficientemente clara y aprovechable como para iniciar una posición bajista de medio plazo.

Con esto no quiero decir que no las haya; pero tienes que tener en cuenta que puedes frustrarte buscando este tipo de situaciones mientras se despliega rápidamente un mercado bajista ante tus ojos.

Por eso, yo prefiero primar la estrategia de corto plazo a la de medio plazo en entornos bajistas. Los gráficos semanales normalmente son demasiado lentos como para seguir los mercados bajistas con la precisión que se requiere, y por eso no suele ser buena idea apostar por cortos de medio plazo.

 

Así suelo hacerlo yo en los entornos bajistas

Fíjate ahora en esta foto. Es el mismo gráfico de antes, centrado en el tramo bajista principal, pero pasado a velas diarias en lugar de semanales:

Estrategia de Bolsa

Observa como en este gráfico sí eres capaz de encontrar oportunidades claras (en este caso en forma de rebotes bajo resistencia relevante a favor de tendencia bajista).

Y ahora no estoy hablando de una técnica de entrada al mercado en concreto ni discutiendo tecnicismos (si quieres conocer a fondo todas mis técnicas, las tienes en el curso Cuándo comprar y cuándo vender exactamente). Lo único que quiero hacerte ver es que, ahora en el gráfico diario sí se ven claramente las oportunidades de entrada, a diferencia de antes en el gráfico semanal donde no se veía nada de nada.

 

Un único ejemplo no hace estadística

La solidez científica de este artículo es nula per se, porque con un único ejemplo no se puede sostener ninguna teoría.

Pero es que no estoy tratando de demostrarte nada basándome en un caso particular, sino que te estoy poniendo un ejemplo para explicarte un concepto.

Así pues, esto no acaba aquí; sino que empieza aquí.

Ahora es cuando tienes que cogerte tus gráficos y comprobar si lo que te estoy contando es verdad o mentira, si te encaja o no, y descubrir si mi artículo te aporta valor y te facilita la vida o colisiona con tu forma de operar y de extraer dinero del mercado.

Quizás tú tengas una técnica en la que los gráficos semanales te basten para ganar dinero fácilmente en mercados bajistas; pero en mi caso personal no es así: Aunque a veces se da alguna oportundiad clara y buena, lo normal es que la gran mayoría de mis apuestas bajistas las encuentre y las ejecute sobre gráficos diarios.

Y por eso te lo cuento, para que tú no te pases el próximo mercado bajista preguntándote qué coño estabas haciendo cuando los precios empezaron a caer y por qué no supiste unirte a la fiesta.

Espero que mi artículo te haya servido de ayuda.

Si así es, pincha en Me gusta, retuitéalo y dale a todos esos botones de las redes sociales.

Te espero en los comentarios 😉

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)