Actualizado: 4 de agosto de 2016

las noticias en la bolsa
 

Antes de nada, un consejo

Salvo que seas un súper-experto en la interpretación de las noticias, prácticamente siempre te convendrá ignorarlas o incluso no escucharlas.

Las noticias casi siempre serán interferencias para ti, y las interferencias te molestan, te perjudican.

 

Cómo afectan las noticias al precio

Que las noticias afectan al movimiento del precio es algo que nadie pone en duda.

La cuestión es cuánto y cómo.

Hay dos enfoques totalmente distintos, todo depende de cómo estés operando tú: Intradía o a corto y medio plazo.

Nota: Si operas a largo plazo las noticias no te importan absolutamente nada el 99% de las veces.

 

Noticias intradiarias

Ten presente que, si operas intradía (operaciones que duran minutos), las noticias impactan duramente en la forma del gráfico de la sesión del día. Las hay más o menos relevantes, pero la huella suele ser perfectamente apreciable.

La norma básica es “apártate”. Cuando haya noticias, hazte a un lado y no operes.

El motivo es que las noticias suelen provocar un pico de volatilidad tal que barren con el stop loss de todo el mundo y, aún acertando con el sentido del precio, lo más probable es que te quedes en la cuneta. (Y si hicieras la tontería de enfrentarte a la noticia sin stop loss, bastarán un par de mal golpes para que dejes la cuenta en los alambres).

La mayoría de las noticias intradiarias son concertadas bajo un estricto calendario; así que puedes saber cuándo se darán exactamente y podrás evitar estar dentro del mercado en ese preciso momento.

En este enlace, puedes ver las noticias programadas para las próximas horas y días, e incluso se añade una estimación de la magnitud del impacto que pueden tener en el precio.

Personalmente, nunca conseguí ver una relación clara y directa entre el resultado de una noticia y el movimiento del precio. Desde luego, hay expertos en este tema, pero yo no soy uno de ellos.

 

Si operas con acciones en gráficos diarios o semanales

En el caso de que tus operaciones duren varios días o semanas, las noticias intradiarias programadas no suelen importar y apenas serán apreciables en tus gráficos, salvo quizás algún bombazo de la FED o el BCE que quizás desvíen el curso del precio durante meses.

Lo que tienes que saber de estas noticias es que no debes intentar lucrarte con ellas ni dejar que afecten a tu operativa.

Entenderás por qué en cuanto te explique los tres tipos de noticias que hay:

 

Noticias que conoce todo el mundo

Ejemplos de este tipo de noticias podrían ser “Lo mal que está Grecia”, “La delicada situación en Ucrania”, “Las tensiones en Oriente Medio”, etc.

No son noticia en realidad, son temas de actualidad. Pero cuando la Bolsa cae un día, aunque sea un mísero 1.17%, los periodistas tienen la excusa perfecta para explicar con pelos y señales por qué los principales índices mundiales “se tiñen de rojo”.

Por eso, si a ti el gráfico te dice “compra”, por mucho que en el telediario digan que “La cosa está muy mal”, tú céntrate en lo tuyo. Y si el gráfico te dice “no compres”, por mucho que los periódicos resalten las enormes plusvalías que se obtienen últimamente en Bolsa, tú cíñete a lo que te tienes que ceñir.

Las noticias de este tipo hacen que los pececillos den bandazos y que los tiburones se mantengan firmes.

 

Noticias que proceden de los tiburones

Los tiburones (inversores institucionales) muchas veces tienen en su poder la noticia días, semanas o meses antes de su publicación.

Te pongo dos ejemplos:

Imagina que Repsol descubre un yacimiento enorme en sus dominios ¿Te crees que se lo van a decir a todo el mundo?

No.

Primero los peces gordos se van a poner a acumular todas las acciones que puedan sin que se note (y seguramente tarden unas cuantas semanas en hacerlo), y después, sólo después, avisarán a los medios del “reciente” descubrimiento.

Al ver la noticia, todos los pececillos se lanzarán a comprar. Y lo que estará pasando en realidad, es que estarán levantando el precio para que los tiburones se lucren con la subida.

Segundo escenario:

Imagina que, por el motivo que sea, los tiburones son conscientes de que la subida ha llegado a su fin ¿Cómo salir del valor?

Necesitan que alguien les compre, porque si sueltan sus acciones de golpe, hundirán los precios y se perjudicarán a si mismos.

No hay problema: De nuevo, llaman a sus amigos de los medios y anuncian cualquier buena noticia a bombo y platillo como si no hubiera mañana.

Los pececillos compran como locos, los tiburones venden y, extrañamente, el precio apenas sube.

Para cuando se pasa el efecto de la noticia, los tiburones les han vendido todas sus acciones a los pobres pececillos que, como siempre, han vuelto a comprar en el peor momento posible (arriba de todo).

Sin gasolina que sustente el movimiento, el precio no puede si no caer.

Una observación: No sé cuál es el tema que dominas, pero seguro que has observado como las noticias relativas a ese mundo que conoces tan bien, suelen ser sesgadas, no poco incorrectas y la mayoría de las veces interesadas o directamente publicitarias. Otros no se dan cuenta, pero tú sí ¿Te has parado a pensar que eso mismo ocurre en el resto de los campos? Casi todo lo que sale en los medios está intervenido por intereses económicos, y no siempre incluye la palabra “Publicidad”.

Las noticias de los tiburones pueden ser aprovechables, pero sólo si las ves en los gráficos (sólo si les pillas posicionándose) antes de que ellos te las cuenten.

 

Noticias que nadie se espera

Fukushima, por ejemplo. De golpe, por inverosímil que parezca, lo cierto es que acaba de producirse un accidente nuclear derivado de un tsunami, producido por un maremoto espectacular. Pocos días después, Alemania decide programar un fin a su programa nuclear.

Nadie lo predice, nadie se lo espera.

No obstante, sólo los muy enterados sobre los detalles y las verdaderas implicaciones del suceso pueden aprovechar la noticia para, a lo mejor, rascar algo antes de que todo el mundo quiera salir por la misma puerta.

Francamente complicado. No son noticias aprovechables.

 

Recuerda esto

Una noticia siempre te llegará mucho más tarde que el movimiento del precio que está reaccionando a esa noticia.

No mires el periódico, mira tu gráfico. Ahí verás la noticia antes de que la publique nadie. Pasa constantemente, una y otra vez.

Si este artículo te ha servido de ayuda, házmelo sabes en los comentarios y difúndelo en las redes sociales pinchando en los botones bajo estas líneas.

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)