Documentar tus operaciones es lo más importante que tienes que hacer a la hora de operar. Con cada operación puedes no ganar dinero, pero lo que no te puedes permitir es no aprender de la experiencia.

Para no cometer los mismos errores una y otra vez, tienes que aprender de ellos. Y, como la memoria es frágil, la única manera de lograrlo es apuntándolo todo.

El diario de trading es lo que recoge cómo ha sido tu operación, para que puedas revisarla mañana o dentro de cinco años y sepas perfectamente lo que pasó.

No hay que confundirlo con el Registro de operaciones, que es un documento aparte en el que guardamos los datos contables de cada operación: Qué compramos, cuánto, a qué precio, cuándo se dispara la orden, con cuánto deslizamiento y con qué comisión, cuándo vendemos, cuánto ganamos en neto y en bruto, etc.

Vamos a ver la forma más sencilla, más básica y más minimalista que conozco de hacer un diario de trading válido.

Crear tu diario de trading, tiene que ser algo natural y totalmente integrado en la operativa. Documentar tus operaciones tiene que ser parte indisoluble de tu operativa.

Quiero enseñarte como hacer un diario de trading básico pero eficaz.

Te lo cuento todo en el vídeo:

Nota: Tienes muchos más detalles sobre cómo hacer un diario de trading completo en Campus de Bolsa.

Te espero en los comentarios 😀

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)