fbpx

como invertir en oro

Si quieres mantener tu poder adquisitivo, y que no se diluya tu dinero entre impuestos e inflación, debes tomar las riendas de tus inversiones, y eso significa que tienes la obligación de saber dónde y cuando invertir tu dinero.

Seguro que ya conoces las ventajas de diversificar y el impacto que tiene en tu capital, de modo que en una correcta diversificación es necesario incluir el oro.

Hay muchas formas de acercarse al oro, y aquí te voy a contar cómo hacerlo en cada una de ellas, pero sobre todo en la menos conocida, el oro físico.

 

Por qué invertir en Oro

Siempre que hacemos una inversión, debemos pensar en tres requisitos: Si es rentable, si es líquido y si nos sirve para diversificar y dar valor a nuestra cartera. En este caso el oro, que ha sido usado eficazmente como dinero a lo largo de muchos siglos, cumple esas características. Y es que el dinero debe, a su vez, cumplir tres requisitos para ser sólido y práctico:

  • Valor reserva: Su valor debe perdurar en el tiempo, ser escaso y que no sea fácil generar más.
  • Medio de cambio: Debe estar ampliamente aceptado.
  • Unidad de cuenta: Debe ser fácilmente divisible.

Aunque el oro como unidad de cuenta no es práctico, vemos que gana al dinero fiat, porque el oro es un valor en sí mismo, y el papel moneda carece de ello totalmente. Además el oro no es un activo financiero, es un activo real, con valor intrínseco.

A pesar de que se considere un activo refugio, y tenga fama de que sólo se compra cuando hay una gran crisis, el oro es más que eso. Va a dar estabilidad a tu cartera, ofreciendo una buena rentabilidad y reduciendo la volatilidad del total de las inversiones.

No es la inversión perfecta y, como cualquier otro activo, tiene sus momentos buenos y sus momentos malos. Pero ahí ya entra nuestro conocimiento de la salud del mercado y de los gráficos, para elegir correctamente el punto de entrada.

Por ejemplo, en las décadas de los 80 y los 90, el oro pasó a ser el activo menos rentable, porque fueron años de bonanza y prosperidad. En momentos así, es tarea personal saber adelantarse a un cambio de ciclo para aprovechar a comprar en el punto más bajo posible de esa caída.

Como ves en el siguiente gráfico, podrás obtener mayor rentabilidad cuando suba la inflación.

grafico oro gold trading

Si lo piensas, tiene su lógica. Puede que el oro no sea el activo que más se revaloriza, pero sí el que consigue ser más estable a lo largo del tiempo. Y cuando sube la inflación, el oro no sólo gana valor intrínsecamente, si no que el dólar se ha devaluado y tendrás que usar más dólares para comprar el mismo oro.

Como vemos en estas tablas del libro La Cartera Permanente, en los años 70, cuando la inflación se disparó, la rentabilidad del oro fue la mejor, por encima de la renta variable y de la renta fija. En el año 2000, cuando la inflación subió de nuevo, la rentabilidad del oro fue la mejor. Y se ha mantenido así dos décadas, donde ha tenido un crecimiento de más del 500%, por encima de la renta variable (175%) y del bono USA a 10 años.

Oro rentabilidad años 70 y 2000

Otra de las razones para pensar en el oro como inversión, es que combinado con renta variable y renta fija, podemos aumentar nuestra rentabilidad disminuyendo la volatilidad a la mitad y aumentando la diversificación.

Uno de los argumentos en contra del oro es que no se puede hacer nada con él. En realidad tiene varios usos, pero el mejor es que es un depósito de valor.

Que se use en alto porcentaje para joyería (en torno al 40%), y en igual proporción para procesos industriales, no es relevante, porque lo importante es el valor que almacena por el simple hecho de ser un producto escaso y con alta ratio de existencias-flujo (stock-to-flow ratio).

La producción total de oro a lo largo de la historia se cifra en 170.000 toneladas, que serían las existencias (stock), y la extracción y producción del oro cada año puede rondar las 3500 toneladas, y esto sería el flujo (flow). Si los dividimos, vemos que el ratio es de 48. Cuanto más alto sea el ratio, más escaso es el oro y ayudará a aumentar su precio.

Aunque este no es un dato que debas tener muy en cuenta, porque cuando el precio por esta causa aumenta, se pueden dedicar más recursos a explotar las minas porque el sector ha ganado más, y al año siguiente se va a extraer más oro y el precio bajará. Por eso el oro no es considerado “valioso” sólo por su escasez, sino porque su producción anual, comparada con al stock total existente, es muy baja. Puedes consultar estos datos y muchos más en el Consejo Mundial del Oro.

 

Cómo comprar Oro para invertir

A la hora de incluir en oro en tu cartera de inversión, tienes diversas opciones, y aunque algunas me gustan más que otras, para una correcta diversificación, debemos hacer uso de varias de estas tres opciones.

 

Comprar Oro en Bolsa

La opción más accesible en Bolsa, en cuanto a facilidad de uso y porcentaje de oro real que te corresponde, son los Fondos de Oro o ETF sobre el oro, aunque ahora se llaman ETC. La diferencia entre ETF y ETC se ha originado en Europa, que en su afán por regular todo hasta el extremo, está prohibido tener un fondo de inversión compuesto de un sólo valor. Por eso se han creado los ETC (Exchange traded commodity), aunque hablaré de ETF y ETC indistintamente por tratarse del mismo producto con dos nombres.

Se puede invertir en oro a través de los ETC, de los que hay un gran abanico de posibilidades, pero gracias a otra normativa europea sin sentido (PRIIPs), el inversor minorista sólo tiene acceso a los ETF y ETC europeos, dejando los emitidos en USA sólo al alcance de instituciones, limitando así las opciones del inversor particular con la excusa de “protegernos”.

En caso de comprar un ETC respaldado por oro físico, que es lo más adecuado, tu participación en ese oro es muy pequeña (en torno al 9% de lo invertido en el ETF) y no hay que olvidar que ese oro pertenece al emisor del ETC mediante una cuenta global. En caso de que un ETF desaparezca, debe compensar a sus participantes con el oro que tenga en la reserva, pero es un proceso complejo, ya que primero compensa a los acreedores de todo tipo, luego al broker que te ha vendido ese ETF, y luego es el broker el que reparte esa parte de oro entre cada uno de los compradores.

Aquí puedes ver ejemplos de Fondos de Oro.

La ventaja de este producto es que es ideal para empezar con pequeñas cantidades, y en cuanto queramos aumentar o reducir nuestra exposición al oro, porque hemos visto en el gráfico que es buen momento, nos será mucho más sencillo hacerlo por este medio. Y en una buena cartera, donde la regla fundamental debe ser la diversificación, también hay que tener una parte en estos ETF.

 

Comprar Oro físico

Esta es la forma de inversión en oro que mejor cumple su cometido. Estamos invirtiendo en un activo físico, y poseerlo físicamente, valga la redundancia, es lo más lógico.

Uno de los puntos fuertes del oro, es que sirve como refugio de valor por su escasez, pero parte de su valor también reside en que es un activo aceptado mundialmente y que en caso de catástrofe, crisis política o corralito, tener oro físico ayudará a que mantengas a flote tu economía.

Puede que hoy ese escenario nos resulte improbable, pero para nada es imposible. Y un ejemplo se dio en la crisis de 2008 en Islandia, cuya moneda local, la Corona Islandesa, se desplomó y el valor del oro subió un 250% con respecto a su moneda. Ejemplos como este hay muchos en la época más reciente.

Puedes comprar oro en casas oficiales y con prestigio. Y dentro de estas opciones puedes comprarlo online o en una tienda física. La mayoría de las casas de venta de oro de inversión prestigiosas, tienen ambas modalidades, pero con la opción física, puedes pagar en efectivo, ganando privacidad y disminuyendo el riesgo.

En caso de hacer la comprar online, además de dejar un rastro del pago y de tu dirección de envío (mejor no enviar a casa y recoger en apartado de correos o similar), pagarás aproximadamente un 1-1,5% del importe comprado, en el envío, que lógicamente incluye un seguro por el contenido.

Algunas de las Casas de Oro de Inversión más prestigiosas para comprar oro de inversión son:

  • Perthmint 
  • Degussa 
  • Andorrano Joyería 
  • Coininvest 
  • The Royal Mint 
  • Groupe CMC 

En estas Casas podemos comprar oro en diferentes formatos, lingotes pequeños, lingotes grandes, monedas de inversión y monedas de colección.

Mi formato favorito son las monedas de inversión o monedas bullion, que normalmente pesan 1 onza (32 gramos). Están compuestas de oro con una ley mínima de 900 milésimas, ya que se mezclan en un pequeño porcentaje con cobre u otros metales para hacer que sean más resistentes. Son fáciles de ocultar, relativamente asequibles para hacer compras periódicas, y muchas de estas monedas son de curso legal. Hay formatos más pequeños, de 1/2 oz, de 1/4 oz, etc.

Otra opción a la hora de comprar monedas, serían las monedas de oro de colección, pero van a tener un mayor coste por el trabajo que llevan y por la exclusividad de ser piezas únicas. Digamos que poseen, además del valor del oro con el que están hechas, un valor numismático ligado a su rareza. Un inconveniente de estas monedas es que a la hora de hacer una transmisión, no son aceptadas en todas las casas.

Como ves, es más interesante comprar monedas bullion, que son las de inversión, y están emitidas por las Casas de Monedas oficiales de diferentes países:

  • Gran Bretaña: Britannia, British Sovereigns
  • USA: American Eagle y Buffalo
  • Sudáfrica: Krugerrand
  • Austria: Philharmonics
  • Canadá: Maple Leaf
  • Australia: Kangaroos

American Eagle Oro

Como he comentado antes, algunas son de curso legal en el país donde se han emitido, salvo Krugerrand en Sudáfrica. Pero el uso legal es por su valor nominal, es decir, si se acuña la moneda American Eagle de 1 oz. por 50 dólares, ese será su valor nominal. No tendría sentido, ya que su valor real es 30 veces superior, pero se puede hacer.

El proceso de alta en estas casas de venta de oro de inversión, y la documentación requerida, no es diferente del que te pide un broker, de modo que el proceso es bastante sencillo.

 

Custodia de Oro

Una opción que tienes, si no te gusta custodiar tu propio oro, es comprar oro físico pero con custodia delegada. Es el caso de BullionVault, que tienes un contrato donde almacenan tu oro en bóvedas de seguridad repartidas por diferentes países.

Las ventajas son sencillez, propiedad del oro, seguridad, etc.

Desventajas: no tienes el oro en tu poder y es costoso para minoristas. En caso de querer hacerte con el oro físico que tienes en propiedad te va a salir más caro que haber comprado oro y tenerlo en casa.

En realidad, el servicio que ofrece BullionVault es interesante, porque al ser la plataforma de inversión en oro más grande del mundo, con más de 80.000 usuarios y con unas reservas de oro valoradas en más de 2.000 millones de dólares, puede ofrecer unos precios de compra y gastos de custodia sin competencia. Pero no olvidemos que esos gastos existen y van restando rentabilidad.

La compra custodiada, al igual que las otras formas de comprar oro, es recomendable pero no en exclusiva. De igual forma que no mantenemos una sola posición en nuestra cartera de acciones, comprando acciones exclusivamente de una empresa, con el oro debemos hacer lo mismo. No conviene comprar sólo ETF de oro, ni sólo oro físico ni tampoco oro custodiado. Lo ideal es hacer una combinación de las tres formas.

 

Precio del Oro

Si vas a comprar oro, puedes ver la cotización del precio Spot.

precio oro historia

En el precio spot está metido el proceso industrial de extracción, el refinado y la fundición para convertirlo en un lingote de 400 oz (12,5 kg). Digamos entonces que el precio spot que has visto en el gráfico sería el precio de la onza de oro si vas a una casa de venta de oro de inversión y quieres comprar un lingote completo de 400 oz.

Estos lingotes son los llamados Good Delivery y se producen unas 150.000 unidades cada año. Como habrás imaginado es la forma más barata de comprar oro, pero debes disponer de unos $600.000 para comprarlo.

Una curiosidad: hay más de 30 tipos de lingotes de oro en circulación en el mundo, todos ellos con un nombre y unas características de peso y pureza diferentes: lingote de oro Tola (3,75 oz; 117 gramos), lingote de oro Tael (6 onzas; 187 gramos), lingote kilobar (32,15 onzas, 1000 gramos). Este último es el más popular fuera de Asia y el más usado para custodia personal ya que su precio es más accesible, rondando, a día de hoy, los 45.000€.

Todos los formatos de oro, ya sean lingotes de 1Kg, de 10 oz o las monedas de bullion, se han fundido a partir de un lingote de 400 oz, lo que suma un proceso industrial al precio final de estos productos, además de romper la cadena de pureza que garantiza el lingote Good Delivery. Todos estos pasos, hacen que el precio que pagues se incremente un 5-8% con respecto al precio spot que hemos visto.

Pero hay un factor que debes tener en cuenta y que se pasa por alto en muchas ocasiones. El precio al que nosotros compramos el oro, no es el mismo al que lo vayamos a poder vender. Si quieres vender un lingote pequeño o una moneda, debes restar ese 5-8%, e incluso debes descontar otro 2-3% por gastos de verificación de pureza y número de serie del lingote y/o moneda. De tal modo que debes saber que si compras oro físico en pequeños formatos, de primeras habrás pagado un “spread” cercano al 10%.

 

Fiscalidad del Oro

Actualmente el oro es un producto de inversión, con lo que en España no se paga IVA y no debemos declarar que lo tenemos. No existe obligación de información sobre bienes tales como: obras de arte, barcos, lingotes de oro (físicos), joyas, efectivo no depositado en cuentas. Puedes ver más información aquí.

Eso sí, no estamos exentos de declarar la ganancia o pérdida patrimonial cuando decidamos vender el oro.

 

Conclusiones

Este proceso de compra que hemos visto, se puede aplicar de igual manera a la plata, con la excepción de que la plata en España se considera un producto industrial y se paga el 21% de IVA al comprarla, salvo en determinados servicios de custodia, que se firma un acuerdo, donde tú apareces como propietario de una cantidad determinada de plata, pero que está almacenada en las bóvedas de seguridad del vendedor, y sólo de esa forma, no se pagaría el IVA. Este servicio lo ofrece por ejemplo Andorrano Joyería.

Como dice Craig Rowland en su libro “La Cartera Permanente“, evita tener mucho papel entre tu oro y tu. O lo que es lo mismo, si estalla una crisis, debes poder acceder a tu oro de la forma más rápida posible. Por eso soy muy partidario de custodiar tus inversiones. Aquí vemos, una vez más, similitudes con el bitcoin, que tú eres el encargado de custodiar tus claves para no tener que confiar en terceras partes.

Me gustaría hacerte unas recomendaciones en cuanto a bibliografía. Una es “El Patrón Bitcoin“, ya que se habla mucho de lo que es el dinero, del oro como bien escaso, del papel de los bancos centrales y de por qué bitcoin es llamado oro digital. Soy muy partidario del bitcoin, pero también lo soy del oro y la plata, y este libro te brinda una visión amplia de por qué el patrón oro funcionaba, y puede llegar a pasar lo mismo con el bitcoin. La otra recomendación es “Invertir en Oro desde Cero“, de Alejandro Álvarez.

Si te ha sido útil esta información, cuéntamelo en los comentarios…