← Volver al blog

Cómo gestionar mi dinero: Mis tres vasos de dinero

Gestión de capital en Trading » Cómo gestionar mi dinero: Mis tres vasos de dinero

Mis 3 vasos de dinero

Desde hace algunos años, mi gestión personal del dinero ha mejorado bastante.

La clave para lograrlo han sido saber dónde invertir mi dinero y organizarme bien, sobre todo mentalmente.

Pero no creas que lo descubrí a la primera. Necesité dar unas cuantas vueltas y rodeos hasta dar con algo que me funcionara bien.

Este artículo te sirve tanto si te dedicas al trading como si no. Si te apetece, te cuento a lo que llegué:

Unos tienen sobres metidos en un cajón (o debajo del colchón), otros tienen huchas con forma de cerdito sonriente y otros tienen cuentas bancarias, pero yo tengo vasos.

En concreto, yo tengo estos tres vasos de dinero:

trading dinero

Por supuesto, todo esto está en mi cabeza. No son vasos físicos, pero tener este esquema claro me ha ayudado bastante.

El truco de todo esto está en la combinación de esta sencilla estructura y unas reglas muy simples y fáciles de seguir:

¿Cómo gestionar mi dinero?: La estructura

La estructura no tiene ningún misterio. Hay tres vasos:

  • El verde es el de las fuentes de ingresos. Esa es la entrada oficial de dinero.

Nota: Yo al trading no lo considero una fuente de ingresos; sino que forma parte del vaso morado de inversión (aunque inversión y trading son cosas distintas, y eso te lo cuento en detalle otro día).

  • El vaso amarillo es el de la liquidez. Es ese dinero que usas como colchón intermedio de corto plazo para pagar los gastos fijos del mes y los imprevistos de tamaño normal.
  • El vaso morado lo llamo inversión, porque ese dinero quiero invertirlo, pero en realidad son los ahorros. Aunque luego te matizo esto, porque hay ahorros que no están en ningún vaso. Los saco del vaso amarillo y nunca más vuelven. Esta excepción la explico más adelante.

Déjame que te cuente estas reglas:

Cómo gestionar mi dinero: 4 pasos

1.- No es uno, son varios

Cada vaso en realidad pueden ser (y son) múltiples vasos distintos. La regla aquí es que tengas tantos vasos como sea necesario, siempre que tengas claro de qué color (verde, amarillo o morado) es cada uno.

Los vasos de fuentes de ingresos son esencialmente cuentas de diversos tipos (bancarias, plataformas de pagos online, etc). Las que sean que tengan sentido para ti.

El caso más básico de vaso amarillo es el de la cuenta bancaria en el que te pagan la nómina si es que trabajas únicamente por cuenta ajena y para un único pagador.

En cualquier caso, la idea es teñir mentalmente de verde todas esas cuentas a las que llega dinero externo y entenderlas como un punto de paso para el dinero, que no debe permanecer ahí para siempre.

Esas cuentas verdes no son ni un punto de gasto ni un punto de ahorro, son un punto de ingreso.

Los vasos de liquidez (amarillos) pueden ser de varios tipos, pero no hace falta volverse loco:

Simplemente se trata de los sitios en los que centralizas las diferentes formas de dinero (normalmente, euros virtuales en una cuenta bancaria y euros en papel en un bote, un sobre o lo que tú quieras).

Si además sueles hacer compras en otras divisas (estoy pensando incluso en bitcoins), pues también serían vasos amarillos en tu cabeza.

Por último, los vasos morados sí que pueden ser diversos de verdad. Son tus ahorros.

Y puedes tenerlos en forma de billetes, pero también puedes tenerlos en mil y un formatos más de patrimonio. Como por ejemplo, una cuenta bancaria en euros, o en dólares, o en francos suizos, o incluso una cuenta bitcoin. Pero también pueden ser acciones, bonos, fondos de inversión, depósitos, oro (físico, aunque no lo guardes tú), o bienes inmuebles (como plazas de garaje, terrenos y pisos) e incluso arte o automóviles de colección como este (¡Quién pudiera!)

En el caso concreto del vaso morado yo tengo metida dentro de él la parte del trading. Y esto, a primera vista, puede parecer un poco anómalo:

Mis cuentas de trading las considero ahorros. Por eso están ahí.

Los ahorros no son intocables. De hecho, yo no quiero tener mis ahorros totalmente parados; los quiero funcionando (aunque no sea de forma brillante), pero parados no los quiero tener.

Es muy importante ver claro que no todas las cuentas moradas (de ahorro) son iguales de arriesgadas y activas.

Yo no quiero exponer todos mis ahorros al riesgo del trading. Y de hecho, tengo diferentes cuentas de trading para diferentes tipos de trading (con diferentes niveles de riesgo).

Por ejemplo, mi cuenta de trading intradía es muy pequeña y está aislada del resto. Como todavía estoy verde en este campo (cada vez menos, por suerte), el riesgo asociado a esta cuenta es comparativamente muy alto, y no estoy dispuesto a dejar que ningún error pudiera afectar al resto de mis ahorros; por eso la separo.

Mi cuenta de trading principal, aunque también la tengo físicamente cortada en dos para poder aplicar libremente dos juegos de estrategias totalmente distintos, representa otro «sub-bloque morado» de riesgo intermedio, pero a su vez con buenas probabilidades de un rendimiento alto. Esta cuenta tiende a crecer por sí sola (aunque no le añadiera ahorros, que cuando puedo lo hago); pero para mí, ese crecimiento no son ingresos. No los quiero considerar como tal.

De hecho, mucha gente da por supuesto que yo vivo del trading, cuando ni es así, ni desearía que así fuera. Mis ingresos los obtengo de múltiples sitios (negocios, principalmente), pero las ganancias del trading se quedan en la cuenta de trading. Para mí tiene más sentido así. Cuanto más grande la cuenta, mayor capacidad de crecimiento tiene.

Solo he retirado dinero de la cuenta de trading en dos ocasiones:

  • Cuando cerré cuentas en brokers que ya no me interesaban (en cuatro ocasiones, con cuatro brokers distintos, que yo recuerde ahora mismo).
  • Y una vez, porque me hacía falta dinero de golpe: Necesitaba hacer un gasto importante (grande para mí) y lo saqué directamente de ahí. (Yo estoy en contra de financiar los gastos si no es absolutamente imprescindible).

Además, tengo una cuenta de inversión, en la que compro acciones de Bolsa mediante un sistema que he desarrollado y perfeccionado en los últimos años; pero no con la idea de vender (eso sería trading) sino con la idea de que sus dividendos me sirvan de pensión de jubilación y que las hereden mis hijos. (Mi confianza en el sistema de pensiones español es baja, tirando a nula). Esta cuenta y esta forma de operar son inversión pura y dura.

Y, de hecho, engordar esta cuenta es el objetivo último de todos mis ingresos que no se quedan por el camino. Si un euro llega a esta cuenta, espero que no tenga que salir nunca de aquí. Salvo catástrofe, claro, en cuyo caso me alegraré de tener ese dinero para una emergencia vital (de las que por desgracia, ninguno tenemos asegurado estar exentos).

trading cuenta

 

2.- De izquierda a derecha

Yo quiero que el dinero vaya de izquierda a derecha.

Y eso tiene una implicación: Quiero que en el vaso verde no haya nada (en la teoría). En la práctica busco que haya lo mínimo posible en el vaso verde, pero algo siempre tiene que haber. Además, en mi caso personal, es un algo muy variable:

Por ejemplo, si a mí me pagan una factura de 1000€, este dinero me llega al vaso verde, pero yo no saco del vaso verde 1000€. Más que nada porque, entre IVA e impuesto por beneficios, alrededor de 400€ se los voy a tener que dar a Hacienda al final del trimestre. Así que directamente retiro la mitad o poco más. Asumo que, aunque entren 1000€, el ingreso real son 500€ limpios y un resto difícil de cuantificar con exactitud, y eso es lo que retiro al vaso amarillo.

Hay más elementos que engordan el mínimo del vaso verde, como por ejemplo ciertos gastos aparejados a los ingresos que ya sé de antemano que voy a tener.

Con el vaso amarillo pasa un poco lo mismo. Yo no sé tú, pero yo no tengo dos meses con el mismo nivel de gasto en todo el año. Así que procuro tener ahí más de lo necesario para que lo que mueva hacia el vaso morado no tenga que regresar por un trasvase precipitado.

Y, a su vez, que el dinero avance siempre a la derecha implica que el vaso morado tiende a hacerse más y más grande. La regla de izquierda a derecha le impide adelgazar.

Esta es la mejor parte. Gracias a esto el ahorro se convierte en una realidad.

En este apartado quiero puntualizar lo valioso que es acordarse de la técnica PYF (Pay Yourself First), que ahora que conoces mi idioma de los vasos de colores, consiste en retirar del vaso amarillo al morado a principios de mes un porcentaje de lo que te asignas (o te pagan) como tu sueldo.

Como el porcentaje es pequeño (yo intento que sea el 10%), aunque tienes que vivir con menos, en la práctica, vives esencialmente con la misma cantidad de dinero; pero la gran (enorme) diferencia, es que ahorras un montón más de lo que ahorrarías si no lo hicieras.

trading dinero gestion

 

3.- Se procura, pero no se exige

Que el dinero fluya hacia la derecha es el objetivo, pero ni siempre tiene que ser así, ni hay que amargarse por ello cuando no suceda.

La idea es acordarse de que el dinero es una herramienta y está ahí para ser utilizado.

Por ejemplo, como te comentaba antes, en una ocasión tuve que retirar una importante cantidad de dinero de mi cuenta de trading por un imprevisto. Ahí el dinero fluyó del vaso morado al de liquidez (y luego se gastó). Es decir, fue de derecha a izquierda.

No mola; pero para eso está el dinero. Peor habría sido no tenerlo y no haber podido hacer frente al imprevisto.

Por circunstancias de la vida, a veces no son transferencias puntuales:

Hubo un periodo entero de mi vida (dos años enteros) en la que el dinero fluyó de derecha a izquierda prácticamente todos los meses.

El motivo es que me embarqué en una startup (que no salió bien, por cierto) en la que llevé mi economía al límite. Por fortuna, aunque perdía ahorro cada mes, el deterioro era moderado y pude permitirme el lujo de desangrarme lentamente durante un periodo tan prolongado de tiempo.

Fue una época muy dura para mí, pero me sirvió para aprender muchas cosas. Entre ellas, que nunca más voy a emprender forzando mi situación financiera (¡ni tampoco mi salud, por cierto!)

Otro factor que te va a hacer casi imposible que no tengas que ejecutar de vez en cuando movimientos de derecha a izquierda son los impuestos:

Los impuestos lían mucho los movimientos de dinero, porque son asíncronos a los ingresos (tienen su propio calendario, independientemente de cuando tú cobres) y porque no solo se generan en el vaso verde de los ingresos: Cuando los ahorros funcionan por sí mismos engordando, también generan tributación y hay que retirar parte para pagar impuestos. Un follón.

Por eso, si no tienes la estructura de vasos muy clara, te pierdes enseguida y, sobre todo, te frustras. Al menos yo me frustraba mucho.

Le perdía la pista muy rápido a mi propio dinero y siempre tenía la sensación de que me costaba mucho ahorrar.

Ahora que tengo los vasos con colorines en mi cabeza he ganado control y todo se ha vuelto mucho más fácil.

 

4.- La excepción: Ahorrando también para ti

En realidad, esto no es una excepción; pero hay que entenderlo como un caso particular o aparte del esquema general.

La idea base es que te entra dinero (verde), del que usas parte (amarillo) y ahorras lo que puedes (morado). Siempre de izquierda a derecha.

Esto está guay para ser el funcionamiento por defecto. Te permite ahorrar para tu jubilación, para comprarte una casa o para darle una herencia a tus vástagos.

Pero ¿cómo ahorras para irte de vacaciones este año?

No está contemplado en el esquema.

Y sin embargo, cada día que pasa lo voy percibiendo como más y más necesario: Hay que celebrar el éxito y recompensarse a uno mismo.

(A ti te sonará a chorrada y a obvio, pero esto es algo que yo estoy aprendiendo aún ahora).

Para ahorrar para tus lujos y caprichos (que te los mereces) tienes que sacar dinero del vaso amarillo antes de que éste dé el salto al morado.

Pero, y aquí está el truco para hacerlo bien, tienes que hacerlo conscientemente y por etapas:

Lo vas juntando, mes tras mes, en un sitio donde puedas verlo.

Yo lo aparto siempre en efectivo, y lo meto en una caja.

Puedes ahorrar para un objetivo concreto desde el principio, o simplemente ir juntando para cuando aparezca esa «necesidad». (Somos máquinas de desear, siempre aparece; por eso no hay problema).

A mí me resultaba imposible permitirme tranquilamente gastos para caprichos sin sentirme mal, o culpable, o no sé cómo definirlo; pero sé que estaba incómodo.

El motivo es que estaba sacando dinero de los ahorros (vaso morado) y no había declarado y defendido en voz alta la necesidad de concederme caprichos; así que lo vivía como un paso atrás en mi esfuerzo por avanzar, como una penalización, como algo negativo.

Está todo en la cabeza y es una mera cuestión de puntos de vista. Sin embargo, esa limitación auto-impuesta me dificultaba mucho permitirme cosas.

Ahora que he visto que darme lujos es importante para mí, porque es saludable y, por tanto, me vuelve más eficiente (esto parece de broma, pero lo he comprobado muy claramente), lo que me tiene más contento y me hace vivir más feliz, no solo ya no me agobia darme lujos ¡sino que me encanta!

Por resumirlo de una forma poco ortodoxa:

Tratarte a ti mismo cojonudamente es la mejor forma de conseguir que la vida te vaya genial.

Así pues, te recomiendo que interceptes pasta del vaso amarillo (siempre sin romper el presupuesto, desde luego) y que la ahorres fuera del esquema de los vasos.

Desde que lo hago, mis vasos verde y morado (que es donde se genera el dinero) funcionan notablemente mejor.

 

Un apunte

Lo sé, lo sé…

Soy consciente de que este artículo, de trading tiene más bien poco.

Pero oye, para mí este es un tema importante que me ha ayudado a mejorar mucho mis finanzas y que además, en el caso del último punto aún estoy madurando, por lo que quería compartirlo contigo.

Es posible que tú ya tengas tu propia estructura financiera personal más desarrollada y depurada que la mía (¡en cuyo caso estoy deseando conocerla!)

Pero también es posible que nunca te hayas planteado detenidamente por qué el dinero se te escapa de entre los dedos y que mis palabras te hayan ayudado a verlo más claro.

A mí, desde luego, me ha servido para conseguir tomar el control de mis finanzas. Que no es poco.

No sé por qué, siempre pensé que con un único vaso bastaba (de ingresos y a la vez, liquidez y ahorros). Pero cuando comprobé que no era así y que descomponerlo en tres pasos independientes me permitía ahorrar y crecer a la vez, ya no he querido volver la vista atrás.

Pues eso. No me enrollo más.

Te agradeceré que comentes, que comentes mucho. Por favor, comparte conmigo lo que sabes.

¡Nos vemos! 😀

 

 

Top artículos

Top categorías

Mantente al día

26 Comentarios

  1. Arturo Saenz

    Que buena estrategia, gracias por compartirla

  2. Uxío Fraga

    Fan-tás-ti-co comentario, Sergio. Súper-valioso. Muchísimas gracias por tu enorme aportación 🙂

  3. Sergio

    Hola Uxío,

    Yo no uso ninguna metáfora, pero veo que todos acabamos llegando a lo mismo:

    – identificar ingresos fijos
    – identificar gastos fijos
    – identificar el ahorro y separar en:
    – emergencias
    – caprichos
    – inversión

    Con los siguientes parámetros:
    – Evitar aumentar los gastos fijos (vivienda, coche, etc) si no han aumentado los ingresos fijos, para mantener la cantidad de ahorro constante y evitar estancarse financieramente.
    – emergencias tienen prioridad para no quedarse fuera de juego.
    – caprichos son necesarios para mantener sano el estado emocional
    – pensar en inversión para sacar más rentabilidad y buscar la libertad financiera

    Y mi técnica:

    Yo divido la situación financiera en tres grandes grupos:
    – Pobreza financiera (ingresos fijos – gastos fijos da negativo)
    – Esclavitud financiera (ingresos fijos – gastos fijos da positivo, pero realizando al menos una actividad remunerada)
    – Libertad financiera (ingresos fijos – gastos fijos da positivo, sin realizar una actividad remunerada)

    Para salir de la pobreza, busca la relación trabajo y ciudad/país que te permita ahorrar. Por desgracia no todo el mundo puede permitirse esto: dinero, idioma o mental (tristeza de dejar una cultura o lugar).
    En mi caso, Alemania, he comprobado que cualquier persona que entre al mercado alemán de la forma correcta, tiene asegurado un ahorro mínimo de 200€ al mes. Pero ni todos pasan por el aro del mercado alemán, quedándose fuera del rango de salarios de los alemanes, ni todos evitan aumentar sus gastos fijos sin haber aumentado sus ingresos (por ejemplo, todos quieren la casa de 3 plantas alemana a la primera de cambio y el cochazo) estancándose financieramente.

    Fase 1: Al salir de la pobreza financiera se llega a la adolescencia de la esclavitud financiera. Aquí mi técnica es:
    – Fijar una cantidad máxima fija al mes como gastos extra para salir a cenar, copas, etc. Y considerarla gasto fijo.
    – identificar cuánto tiempo necesito como máximo para encontrar otro puesto de trabajo que me permita mantener el mismo nivel de vida y ahorro. En mi caso, Alemania, 3 meses.
    – Ahorrar para emergencias lo suficiente para cubrir mis gastos fijos en caso de estar tres meses sin ingreso alguno.
    – Mientras ahorro eso, no comprar nada que no sea vital cuyo precio sea superior a la cantidad de ahorro de un mes.
    – Una vez ahorradas las emergencias, identificar caprichos: viajes, ordenador potente, bicicleta eléctrica, smartphone, etc
    – Contabilizar cada capricho como meses necesarios de ahorro para poder comprarlos y establecer un calendario de cuándo podré comprarlos. Asignando prioridades. Puede que el ordenador lo considere más importante, pero si eso me va a tener esperando 6 meses sin tener smartphone, puedo preferir tener antes el smartphone.
    – Llegará un momento en que tienes cubiertos los caprichos necesarios para mantener tu estado emocional y tú mismo te das cuenta que por tiempo de espera de ahorro, algunos caprichos simplemente no merecen la pena. Entonces es el momento de la fase 2.

    Fase 2: madurez de la esclavitud financiera
    – ahora que se tiene una estabilidad financiera, es el momento de decidir qué camino tomar
    – ¿Aumentar gastos fijos reduciendo el ahorro? (Nunca sales de la esclavitud financiera)
    – ¿Aumentar cantidad de ahorro para emergencias? (Nunca sales de la esclavitud financiera)
    – ¿Invertir?
    – ¿Intentar llegar a la libertad financiera?

    Yo ahora me encuentro en la situación de aumentar mi cantidad de ahorro para emergencias. Aprendiendo cómo invertir y con la intención de llegar a la libertad financiera.

    ¡Gracias por tu blog!

  4. Uxío Fraga

    Pues así, en general, ni idea. Por ejemplo, me gusta VIG, especialmente porque la mayoría de los productos de esa gestora son simples y sumamente eficientes.

  5. Luis

    Hola Uxío,

    ¿Qué opinas de los fondos de inversión especializados en empresas que reparten dividendos? ¿Es un buen producto de inversión?

    Muchas gracias por tu trabajo y saludos!

  6. Marc

    ¡Hola, Uxío!

    Muchas gracias por el artículo. Llevo años siguiéndote en el tema del trading, de echo yo mismo fui especulador en trend trading y viví de ello durante una buena temporada. Una de mis pasiones son las finanzas personales y la inversión, por lo que cuando publicas artículos como el de hoy también me parecen estupendos, pues creo que ayudan mucho a la gente a ver que el trading es un punto de partida para generar ingresos, pero que la cosa no termina ahí, sino que deben gestionarse dichos ingresos y dejar que el dinero trabaje para nosotros.
    Muchas gracias de nuevo. ¡Un saludo!

  7. Martin Stevens

    Clarísimo, Uxío. Era solo confirmar que estaba haciendo bien las cosas. Gracias.

  8. Uxío Fraga

    Martin Stevens, sigue dependiendo de ti, de tu perfil de riesgo, del tamaño de cuenta, etc.

    Por ejemplo, si tengo una cuenta de 5000€, (yo) le metería 0% a inversión y 100% a trading. Si la tengo de 400.000€, (yo) dedicaría como máximo 200.000 al trading. Con una cuenta de 80.000€, imagino que pondría 30.000€ trading y 50.000€ a inversión. Pero, insisto, depende de cada uno y de sus circunstancias en cada momento.

    Por dar una orientación, quiero siempre lo máximo en ambos, pero como no puede ser, que sea, como mínimo 5000€ a trading y como máximo 200.000€ o 300.000€ (más, a mí personalmente, me parece demasiado).

    Dentro de eso, si me veo con recursos, fuerte y centrado para el trading, pues asigno más peso a trading. En cambio si siento que necesito despreocuparme de la mayor parte de mi dinero, dejando un poco para que brille (o se enfangue) entonces le asigno casi todo a inversión.

    Personalmente, cuanto más ahorro tengo, menos ganas me entran de complicarme la vida llevándolo al trading y no me importa sacrificar rentabilidad a cambio de comodidad.

    Graciano, estoy contigo: La parte de inversión es sufrida y, o se diversifica muy bien, o puede ser un fiasco.

  9. Graciano

    Esta entrada, Uxío, sorprende porque en el fondo te muestras desnudo y sin ningún pudor ante tus lectores y admiradores, lo que dice mucho a tu favor. Yo he seguido una estrategia similar que llevo controlando prácticamente desde que se inventó la hoja de cálculo.
    No obstante siempre he tenido dudas sobre ese vaso morado de inversión a largo plazo, activo, que independientemente de su naturaleza, siempre está sometido a los vaivenes del mercado y como consecuencia hay que vigilar muy de cerca. Ejemplos típicos son los activos inmobiliarios comprados en el periodo 2004-2006, al final de la burbuja y que 10 años más tarde valen un 40 % menos o las acciones de algunos bancos, telefónicas o energéticas que se han devaluado considerablemente y han reducido los dividendos ante la necesidad de capitalizar la empresa.
    Yo tampoco me fío del futuro de las pensiones, uno de los problemas que los actuales trabajadores tienen que tener muy en cuenta. Parece que las soluciones de los países desarrollados pasan por los fondos de pensiones con un mínimo controlado y garantizado por los estados. Esto es lo que yo haría si tuviera ahora 30 años y fue lo que hice en un momento en que parecía que el sistema de pensiones no iba a fallar nunca.

  10. Martin Stevens

    Está claro, normalmente al empezar siempre se pierde. Y si la situación fuera la de una persona que ya practica un trading decente, es decir, que es un ganador consistente. ¿Qué porcentaje debería dejar como inversión y qué porcentaje aproximado para trading?.

  11. Uxío Fraga

    Gracias, Araceli y bienvenida.

  12. ARACELI

    Hola Uxío
    Quiero comenzar a conocer el mundo del trading, y no tienes idea lo que me ha ayudado tu web, explicas súper claro para quienes estamos en cero conocimiento financiero, muy interesante y sobretodo practico…
    Muchas gracias por compartirte con nosotros
    Saludos desde México.

  13. Uxío Fraga

    Montegrifo, mucahs gracias.

    Martin Stevens, depende totalmente de ti. Si empiezas, yo pondría el 98% en inversión, porque en trading lo vas a perder seguro. El novato paga el pato, ya sabes.

  14. Martin Stevens

    Buenos días, Uxío. Una pregunta rápida. Si uno tuviera un capital digamos, de 100.000 euros (ya quisiera yo), y fuera a empezar, ¿alrededor de que porcentaje sería ideal dejar como inversión y qué porcentaje para trading?

  15. Montegrifo

    Hola Uxío y compañía.

    Tenía como favorita tu entrada sobre el interés compuesto, pero ésta está, para mí, al mismo nivel.

    Yo empecé ahorrando todo lo que podía vía plazos fijos con mi caja de ahorros. Pero vistos los intereses que dan hoy, y que invertir en ladrillo no era la panacea (tampoco me daba para comprar pisos; quizá uno o dos garajes) me empecé a interesar por el trading. Di con esta estupenda web, y el resto ya es historia.

    Comparto totalmente la idea de los 3 vasos. Sin pensar en ellos, o en cajas de zapatos, como dice más arriba el compañero, tengo presente esa idea, y que uno no debe gastar (vaso amarillo) más cantidad de la que tiene (vaso verde). En mi caso hoy tengo la buena suerte de poder contar además con un vaso morado, sin que la hipoteca me inquiete.

    Así que llegado a este punto, entiendo lo que dices, Uxío, respecto a darse uno un capricho.

    Felicidades por esta entrada. Simplemente estupenda.

  16. Uxío Fraga

    Hola y gracias a todos por venir y tener la amabilidad de dejar un comentario.

    Juan y Carles Raya, no es algo que se pueda explicar en pocas líneas porque tiene su miga. Su raíz está derivada de lo que expliqué en su día en este artículo:

    https://www.novatostradingclub.com/gestion/cuando-invertir-en-bolsa/

    Aparte, como es un tema muy solicitado (más por gente normal que por bichos raros como nosotros, que nos gusta complicarnos la vida con el trading), he creado un servicio de asistencia para ayudar a la gente con todo el montaje de la estructura de inversión (selección y apertura de cuenta en un broker adecuado para esto incluido).

    Por el momento, lo tengo como algo privado, así que no daré más datos aquí; pero si alguien está interesado en saber más, que me mande un correo a contacto[arroba]novatostradingclub.com pidiendo más información sobre «Inversión de largo plazo» y le enseño los detalles del servicio.

    jesulínico, yo no detestaba mi trabajo, pero también empecé así. Te entiendo y te mando mucho ánimo.

    Miquel, no conocía a este hombre, gracias por el apunte. Yo pasé de no concebir el buy and hold a incorporarlo drásticamente dentro de mi operativa.

    Forex_Gump, gracias por la referencia. Había oído hablar del libro, pero también lo había olvidado. Un día de estos me lo compro y me lo leo, que tengo mucha curiosidad.

    Agustin, te agradezco la defensa, pero en este caso no me molesta para nada. Si vieras lo que me filtra el sistema anti-spam de los comentarios alucinarías. Desde promociones híper-agresivas de brokers de opciones binarias hasta los anuncios de Viagra de toda la vida.

    Jorge Gomez, los autónomos somos… así.

    Jose Miguel Rodríguez, el intradía es 100% como dices, tal cual un intercambio de horas por dinero, solo que muy irregular (pero también potencialmente muy escalable).

    Jos, yo también tengo promediados los gastos fijos, igual que tú; así es como puedo meterle a la cuenta de gastos cada mes una cantidad medida (aunque le dejo siempre 1000€ más exactamente, por si pasa cualquier cosa que no preveía).

    ¡Gracias a todos por pasaros y aportar!

  17. Jos

    Hola

    Excelente articulo, como siempre.

    Yo lo tengo promediado anualmente. Calculé todos los gastos «esenciales» (comida, agua, seguros, hipoteca, etc..) durante un año y dividí entre 12. Me salió la cifra «x» que es la que ingreso todos los meses en la cuenta de gastos (diferente de la cuenta de ingresos, sino te lias). Además el primer gasto que puse fue el AHORRO (a otra cuenta diferente), por lo que por narices siempre ahorro. Siempre hay dinero en la cuenta de gastos por lo que no me llevo sustos ni me preocupa que llegue el seguro del coche.El ahorro por adelantado me permite la vacaciones y los imprevistos. Si en algún caso me quedo sin dinero no me preocupa ya que está todo pagado por adelantado.

    S2

  18. Jose Miguel Rodríguez

    Muy buenos días.

    Empezando por el final, estoy muy de acuerdo en que debemos recompensarnos periódicamente a nosotros mismos y hacernos la vida un poco más agradable (y sí, también más productiva) ¡¡Lo practico siempre que puedo!!

    Aunque planteas el trading como una forma de poner el ahorro a producir, por lo poco que sé del tema, el trading intradía puede ser una excepción, pues necesita – o al menos se puede plantear así – un tiempo y una atención a nivel profesional. ¿Es esto correcto?

    Me gusta el sistema de vasos. Yo lo hago pensando en cajas de zapatos. Tiene menos glamour pero es lo mismo 🙂

    Yo tengo un poco más de confianza en el sistema público de pensiones porque pienso que si la Seguridad Social – El Estado llegan a quebrar ¿qué no ocurrirá con la entidades donde están depositados mis ahorros en la forma que sea? Desde luego, hay que complementarlo y prever contingencias, pero soy optimista y me planteo el ahorro – inversión como una forma de vivir mejor más que de sobrevivir.

    En todo caso, es muy interesante lo que planteas: merece más desarrollo.

    Muchas gracias, como siempre, y un saludo.

  19. Jorge Gomez

    Excelente artículo Uxio!!!

    Sobre todo cuando eres autónomo y no tienes un sueldo fijo, es una forma muy interesante y eficiente de administrar los ingresos y gastos. Intentaré aplicarla en adelante.

    Gracias.

  20. Miquel

    Hola Agustin,

    No te entiendo muy bien. Quieres que explique con mas detalle pero a la vez me dices que aqui estais para aprender de Uxio y lo relacionado con el. Que quieres exactamente?
    Yo no estoy haciendo promocion de nada, simplemente he explicado que tengo una cartera B&H y aprendi del metodo que aprendi en ese curso.

    Saludos

  21. Agustin

    Muy buen articulo Uxio.

    Miguel , ese curso de Javier Gaite ¿ es promocion del mismo? Creo que no es el sitio porque induce a malentendidos. Explica con mas detalle del mismo y no dejes caer «un curso», por que es pura propaganda.
    Aqui estamos para aprender/leer de Uxio y lo relacionado con el.

    Uxio sigue así porque realmente eres un libro abierto.

    Suerte

  22. Forex_Gump

    -Muy buen artículo Uxío.
    -Andaba yo perdido en este mundo de las finanzas personales, al borde de la quiebra, cuando cayó en mis manos un magnífico libro que cambió mi vida literalmente y hoy quiero compartir con [email protected] los [email protected] Además, paradójicamente, resulta ser uno de los más económicos de mi biblioteca particular (PVP 7,50€).Con él aprendí, entre otras cosas, a «pagarme primero a mi mismo» como comentaba Uxío.
    El libro es: «EL HOMBRE MÁS RICO DE BABILONIA» de George S. Clason.
    -Y si alguien quiere obtener «Cash Flow» y coleccionar fuentes de ingresos(vaso verde) recomiendo leer/estudiar: «El Código del dinero» de Raimón Samsó.
    Saludos.

  23. Miquel

    Hola,

    Excelente entrada.
    Yo, igual que tu, tambien tengo una cartera pensando en mi jubilacion. En mi caso es una cartera B&H, con un 75% en valores EEUU y el 25% resrante en alguna empresa del IBEX. La razon de hacerlo asi es que las empresas de EEUU cuidan mucho mas al accionista que las de aqui (dividendos crecientes, etc..)
    Para crear esta cartera hice un curso con Javier Gaite y me enseño su metodo

    Creo que es basico, tal y como cuentas, tener un buen esquema mental de como tiene uno organizada su economia y no confundir vasos.

  24. jesulínico

    Que liada, soy un ahorrador desordenado, motivado por dejar un trabajo que detesto, del que quiero huir. De no ser así prácticamente no ahorraría como el resto de los pobres.
    Lo de jubilarme… tengo suficiente dinero para vivir sin trabajar, teniendo en cuenta que muera este sábado

  25. Carles Raya

    Hola Uxio,

    Como siempre, un artículo genial!! Felicidades.

    Me tiene muy intrigado ese plan de jubilación que has ideado durante años basado en los dividendo sobre acciones, jeje. Nos podrias contar algo más sobre esto?? La verdad es que, como te pasa a ti, yo tampoco creo demasiado en el sistema de pensiones que tenemos…

    Espero impaciente tu respuesta. Gracias!!!

  26. Juan

    Hola Uxio.

    Gran entrada como siempre.
    Estoy contigo en lo de hacer cartera de largo plazo para cubrir los gastos en un futuro.

    Me gustaría que nos alumbraras con una entrada en este tipo de inversión, empresas idoneas,nacionales, extranjeras,,,, rentabilidad por dividendo mínima,momentos para comprar, numero de empresas en cartera y todo lo que tu experiencia nos pudiera aportar, que sera mucho y variado.

    Podrías comentarnos tu cartera, no en porcentajes ni cuantías,sino subyacentes al estilo del monje.

    Muchas gracias por tu ayuda.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.