ingenieros trading

Si eres ingeniero, voy a ser muy sincero contigo: Igual te compensa retirarte ya mismo del trading.

Y no lo digo en broma.

En mi experiencia viendo traders en desarrollo (y te aseguro que tengo mucha) los ingenieros son, con diferencia, los que más tardan en asumir cómo funciona el trading y, por lo tanto, los que más tardan en operar de forma rentable.

El motivo es que los ingenieros tienen la manía de elegir siempre el camino más largo. El de “entiendo lo que me dices, pero ya lo hago yo a mi manera”.

“Entiendo lo que me dices, pero ya lo hago yo a mi manera”.

Un ingeniero

No lo niegues, a los ingenieros os gusta el Excel. Os gusta tener cada dato en su propia celda.

Os gusta descomponer los grandes problemas en una combinación lineal de pequeños problemas fácilmente resolubles. Y acto seguido, estandarizar, procedimentar y automatizar.

Le llamáis simplificar, pero en realidad es complicar.

Y si eres teleco, informático, electrónico, automático o algo así, entonces ya es el desmadre: La probabilidad de que estés pensando en reinventar la rueda diseñando tu propio algoritmo de trading (y estandarizarlo, procedimentarlo y automatizarlo, claro) es alta. Reconócelo: La probabilidad es muy alta.

Incluso conozco a uno y a dos que se han programado, no ya su sistema de trading, sino su propia plataforma gráfica. Sí sí, con sus velas, sus escalas lineal y logarítmica, sus indicadores y toda la pesca. Esas dos personas (de forma independiente) se desarrollaron para sí un software que perfectamente podían encontrar de forma gratuita, porque no les gustaba nosequé pijada porque sí.

Te podría decir que no tiene nada de malo que desarrolles tu propio algoritmo, y que te lo programes. Pero no sería la verdad, porque sí es malo: La rentabilidad no está ahí.

La rentablidad llega cuando has aprendido. Y para aprender, tienes que operar con dinero real (tu propio dinero) muchas, muchas, veces. Esto tiene cero relación con depurar código fuente.

Los ingenieros siempre intentáis convertir el trading ganador en una secuencia de pasos fija. Os pasáis la vida buscando esa combinación de reglas que dan la entrada perfecta y la salida perfecta.

El ingeniero se da cuenta de que las emociones son el eslabón débil de la cadena, así que hace que sea el método, o la máquina, o los dos, los que sustituyan a las emociones.

La idea de fondo es que, si se dan estas condiciones exactas, con estos indicadores concretos (y esta configuración determinada, por supuesto), entonces la entrada responde al sistema. Y, por estadística, sabrás (matemáticamente), que estás operando de forma ganadora. Esta hipótesis está muy bien, salvo porque es totalmente falsa.

Los ingenieros siempre pensáis que vosotros sois más listos, que habéis trabajado más que el resto. Siempre creeis que, aunque los demás no, vosotros sí vais a lograrlo.

En vez de aprender y practicar un método conocido, lo que hacéis es inventar el vuestro. Y, como no encontráis nada que funcione, entonces inventáis una máquina que lo haga. Y como la máquina no funciona, entonces inventáis máquinas que aprendan. Y así es como el mundo está lleno de ingenieros pasando sus días en desarrollar sistemas de algoritmos genéticos, clasificadores, redes neuronales, y últimamente IAs para que, en vuestros sueños, se hagan con el mercado y dominen el mundo. Cuando, en la realidad, son sistemas eternamente sin terminar, a medio hacer, incapaces de ganar dinero, pero excelentes en absorber todo el tiempo, esfuerzo y dinero de sus creadores.

No obstante, hay muchos ingenieros traders. Y algunos (los menos, por supuesto) hasta son ganadores. Pero, como las meigas, haberlos haylos.

Y es que los ingenieros tenéis una cosa buena: Que no tiráis la toalla.

Así que, a pesar de escoger sistemáticamente el camino más largo, es cierto que soléis recorrerlo hasta el final.

A pesar de intentar estandarizar, procedimentar y automatizar el trading, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez… al final (muy al final), acabáis por daros cuenta de que este método aquí no funciona.

Por fin entendéis que “reglas fijas” es un concepto excesivamente rígido para el trading. Pero que se puede trabajar perfectamente con “pautas claras”. Un concepto menos restrictivo, pero más adaptable y que le encaja al trading como un guante.

Que lo que funciona es… simplemente practicar hasta aprender. Muy manual todo… pero eficiente.

Si eres ingeniero, plantéate seriamente dejar el trading aquí mismo: Si te metes por el dinero, o por el reto, no te va a compensar. Ni a corto ni a medio plazo. Porque en trading no se gana dinero rápido, y porque el método que utilizáis los ingenieros para superar los retos aquí no va a funcionar.

¿Que vas a conseguir ser un trader ganador consistente? Si tú me dices que sí, entonces no me cabe duda de que lo conseguirás. Eso sí, ve multiplicando por tres, o por cinco, o incluso por diez, lo máximo que creas que te va a llevar conseguirlo.

Palabra de ingeniero (industrial, especialista en automática y electrónica).

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by