comprar acciones del santander

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas oído a alguien decir: “Tienes que comprar acciones del Santander“.

Y cuando digo Santander (el banco), podría decir Telefónica, Acciona, Inditex, etc. Los grandes conocidos del IBEX 35 siempre están presentes en las recomendaciones de aficionados a la Bolsa, asesores de banco, “cuñados”…

Pero, ¿realmente es buena opción comprar acciones del banco Santander?

 

¿Por qué la gente compra acciones del Santander?

Puedes haber comprado acciones del Banco Santander por dos motivos:

  • Porque te han dicho que compres.
  • Porque has detectado una buena oportunidad de compra.

El primero es el motivo principal por el que compra la mayoría de la población y, generalmente, es el que más problemas acarrea.

Siempre ha sido costumbre (aunque cada vez menos, por suerte), que tu propio banco fuera el que te asesorara en materia de inversión. Y este asesoramiento solía ser “invierte en grandes empresas, es una apuesta segura”.

Es normal fiarse de quien supuestamente es experto en inversiones.

¿Y quién puede pensar que Banco Santander, Telefónica, Repsol, etc., no son potentes empresas en las que invertir?

He aquí el problema: Por muy grande que sea una empresa, su nombre no le hace ser inmortal e inmune a las sacudidas del mercado. Fíjate en Telefónica, por ejemplo, que está cotizando al mismo precio que hace 25 años. Te puedo asegurar que hay muchas familias y particulares, con dinero invertido en telefónica, tirándose de los pelos y con sus ahorros paralizados.

Así que, como recomendación, no caigas en el error de invertir en una empresa porque “es una apuesta segura” y porque te lo ha dicho un tercero que se supone que “sabe de eso”.

Si te dicen que compres acciones del Santander, investiga si realmente es una buena oportunidad y haz lo que corresponda.

 

Comprar acciones del Banco Santander paso por paso

El primer paso está descrito en el apartado anterior: Saber diferenciar entre una mala recomendación y una buena oportunidad de compra. Para ello, debes determinar el posible escenario y plantear tu operación.

  • ¿Estás ante un mercado con tendencia alcista, fuerte y clara?
  • ¿Puede frenarse el precio próximamente o incluso comenzar a caer?
  • ¿Lleva mucho tiempo bajando la Bolsa y el valor que quieres comprar?

Si el mercado te acompaña, pasa a las siguientes preguntas:

  • ¿Hay un claro patrón de entrada que te da ventaja sobre el gráfico?
  • ¿Con qué objetivo vas a abrir la operación? ¿Corto, medio o largo plazo?
  • ¿Cómo vas a gestionar la operación?
  • ¿Cuántas acciones del Santander te puedes permitir comprar?

Cuando tienes definido todo esto, si la operación te compensa por Ratio B/R y otros aspectos clave, es hora de mandar las órdenes al broker.

¿No tienes broker? Pásate por esta sección para ver los brokers que consideramos destacados.

Cuando se ejecute la orden de compra, ya tendrás acciones del Santander en tu poder. Ahora “sólo” queda seguir tu plan de trading o inversión a rajatabla.

 

Cuándo vender acciones del Santander

Si quieres vender acciones del Santander es que se está dando una de estas tres situaciones:

  • Hay una oportunidad de abrir cortos en el Santander.
  • Ya tienes acciones y el precio está siguiendo el camino que tenías previsto en tu plan de trading.
  • Tienes acciones del Santander desde hace años y estás pillado sin saber qué hacer.

Las dos primeras tienen “fácil” solución. Si sabes cómo hacer trading e inversión, seguirás tu sistema de trading, tanto si es para abrir una nueva operación de cortos, como si es para gestionar los beneficios de una venta ya abierta.

La tercera situación es la más común entre los que no tienen conocimientos de trading e inversión. Si es tu caso, pregúntate cómo te sientes más incómodo: ¿Asumiendo unas pérdidas, pero con tus ahorros libres para poder moverlos; o con tu dinero paralizado en una inversión de dudosa calidad?

Este artículo te ayudará con la decisión.

 

Mi consejo personal

Si estás empezando en el trading, no caigas en el error de pensar que sólo son buenas oportunidades las empresas grandes que se oyen en todos los sitios: Apple, Google, Telefónica, Repsol, Santander, Tesla, etc.

No quiero decir que sean malas apuestas, ya que han ofrecido grandes beneficios a quien ha sabido operarlas.

Simplemente, no inviertas en base al nombre o a su reputación, invierte en base a lo que te dicen los gráficos y el mercado.

¿No sabes cómo hacerlo? Tienes dos opciones:

  • Encuentra un asesor o una empresa especializada (los hay muy buenos) y paga por sus servicios para que estudien tu perfil y te hagan un plan de inversión.
  • Aprende a mover tus ahorros (que para eso son tuyos) y sabrás en qué empresas invertir y cuándo hacerlo correctamente.

Ésta última es la opción que más rentabilidad te dará a la larga. Nosotros lo hacemos con el Método TradingRealTM.

Si quieres seguir aprendiendo sobre trading e inversión, únete a nuestros consejos por email.

Te espero en comentarios 🙂