Invertir en Bolsa, Renta4Está claro que hay brokers y brokers. Y, Renta4, mal que me pese, no es mi tipo de broker.

La verdad es que le tengo cierto cariño, porque fue el primer broker con el que abrí una cuenta. Pero nada más que eso porque, siendo sinceros, motivos para quererles no me dan muchos.

El otro día me ocurrió un curioso suceso con ellos:

Tenía cierto dinero metido en mi cuenta de Renta4 en un ETF comprado en la Bolsa de Frankfurt (apostaba al alza por el dólar, por si tienes curiosidad).

Cerré la posición y se me dio por revisar los movimientos de la cuenta y… me quedé bastante chafado al ver que las comisiones de custodia y mantenimiento de la cuenta son propias del siglo XIX. Enormes, vamos. Así pues, como tampoco utilizo este broker prácticamente nada, decidí cerrar la cuenta.

No obstante, se me ocurrió llamar a una oficina de Renta4 y hacerles una propuesta: Antes de cerrar la cuenta, darles la posibilidad de quedarme con ellos a cambio de que me regalasen las comisiones de mantenimiento y custodia. Al y fin y al cabo, no tenía nada en contra de Renta4 y, salvo por esa tontería (que no estaba dispuesto a pagar), estaba bastante contento con ellos.

Se lo expliqué al de mi oficina por teléfono, y este, que no debe estar acostumbrado a este tipo de llamadas (ni autorizado a contestar si sí o si no a propuestas de este calibre) decidió pasarme con el director de la oficina

El director prácticamente se rió de mi.

Me dijo que ni en broma. Respecto a las comisiones de mantenimiento, quizás se podría hacer algo («bueno, podrías hacer algo tú», puntualizó), si contrataba un ahorro periódico u operaba mucho con ellos, podría ser que me las quitaran. En cuanto a las de custodia, que ni lo soñase, que sería el primero en España y que blablabla…

Pues bueno, no pasa  nada, han perdido un cliente.

Me molestó un poco el tono de sorna, pero tampoco me voy a enfadar con ellos. Son como son. Tienen su propia filosofía y están enfocados a un cliente que está claro que no soy yo.

Lo que me sorprende es que les cueste tanto ser flexibles. Independientemente del dinero que les deje, les voy a generar más dinero quedándome que si me voy a la competencia (ya me he ido, de hecho). Simplemente, les estoy proponiendo quedarme con ellos, aunque ganen menos conmigo. Pero, por lo visto, para ellos eso es un absurdo.

Estamos lejísimos ya del siglo XX y todavía hay empresas que se emperran en seguir pensando y actuando como en el siglo pasado.

Todas las empresas renegocian sus acuerdos constantemente con sus clientes y proveedores. Particularmente, en España llevamos cuatro años renegociando a la baja todos los acuerdos posibles con todo el mundo. Pero, cuando se trata del gran público, muy pocas empresas están dispuestas a hacerlo.

Todo es negociable y la prueba de ello es que, como no hubo acuerdo (su precio me pareció excesivo), me fui a la competencia. Cuando otros hagan como yo, ellos se verán obligados a bajar el precio para poder retener a sus clientes. La ley de la oferta y la demanda rige, aunque el director de la oficina se empeñe en que no es negociable retirar esas comisiones.

Es más, cuando en una empresa te dan el argumento de «esto es así y seguirá así porque siempre se ha hecho así», sabemos inmediatamente que, o espabila, o la competencia la va a dejar atrás. Como traders sabemos bien que la mejora continua no es una opción, sino una necesidad vital de supervivencia.

¿No se dan cuenta de que estamos en un entorno súper-competitivo en el que el trato personal es de lo más importante que se puede entregar al cliente? ¿No se dan cuenta de que esto que os comento podría haberlo contado como una crítica agresiva y llegaría a miles y miles de personas dejando una huella permanente de mala publicidad? Independientemente de que yo escriba un blog, cualquiera podría haberlo contado en su Facebook o Twitter y tener un alcance de miles o decenas de miles de personas en un par de días.

El mundo de los bancos, los brokers y (en menor medida) las aseguradoras, no deja de sorprenderme. Maltratan a sus clientes como si no tuviesen competencia. Yo creo que es cuestión de tiempo que el mercado ponga a cada uno en su sitio, especialmente con internet como catalizador. En cualquier caso, nos queda mucho por andar.

¿Qué opinas? ¿Piensas que les he propuesto algo demasiado raro? ¡Me encantará ver tu opinión en los comentarios!

 

No te vamos a regalar ni un e-book con las 5 claves del trading, ni un curso gratuito, ni te vamos a vender falsas esperanzas.

 

Somos una escuela de trading con 10 años de experiencia y nos dedicamos a formar personas que se quieren tomar el trading en serio para ser rentables.

 

Si eres una de esas personas, reserva ahora mismo una entrevista y nos pondremos en contacto contigo para tratar tu caso personalmente por teléfono.

En menos de 48 horas nos pondremos en contacto contigo. No te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)