iota tangle criptodivisas trading

Llevaba tiempo con ganas de comprar IOTA y, por fin, me he decidido a hacerlo. En este artículo, te quiero contar por qué me he decidido por IOTA y cómo comprarla paso a paso.

Por cierto, por si no te has fijado arriba, no soy Uxío, soy Lola otra vez 😉

Qué es IOTA

IOTA es una criptodivisa que tiene como propuesta de valor principal, ser la moneda de cambio para las máquinas siguiendo la misma lógica que el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

La idea principal es que, si las máquinas son cada vez más autónomas y tienen mayor capacidad para hacer cosas sin nuestra intervención directa (bien porque esté programadas de antemano, bien porque sean inteligentes), también deberían tener capacidad para hacer y recibir pagos sin necesidad de nuestra validación en directo.

Por ejemplo, los coches autónomos son ya una realidad, de la misma manera que los puestos para cargar los coches eléctricos también lo son. Imagina entonces que tu coche (autónomo y eléctrico) está programado para llevarte al trabajo a las 8 de la mañana y que, para poder hacerlo, necesita recargar la batería. En lugar de tener que ir tú personalmente el día anterior a cargar el coche y pagar por la recarga, tu coche a las 6 de la mañana, puede ir él solo al punto de recarga, pagar la transacción a la máquina cargadora y volver a tiempo para llevarte al trabajo.

Guay, ¿no? A mí me lo parece, desde luego.

Para poder hacer esto, se tienen que dar dos circunstancias que, hasta el momento, no se pueden dar con las otras criptodivisas. Por un lado, que las transacciones no tengan coste y, por otro, que el intercambio del servicio y el pago se hagan simultáneamente.

La primera característica es clave para poder hacer económicamente viables los pagos pequeños. Ten en cuenta que, si para un pago de 50 céntimos, tienes que pagar un número indefinido de satoshis a los mineros en función de la demanda de transacciones (como harías con Bitcoin), con frecuencia las comisiones superarán con mucho el precio del servicio.

En cuanto a la siguiente característica, permite que las transacciones no conlleven riesgo, porque se tramitan a la vez y no exigen un voto de confianza entre las dos partes.

 

IOTA es técnicamente superior

IOTA es una de las primeras criptomonedas de tercera generación, es decir, que no es hija de Bitcoin ni de Ethereum, sino que tiene un sistema totalmente distinto e independiente de la Blockchain.

Sin entrar en detalles muy técnicos (que puedes ampliar aquí), te diré que las transacciones de IOTA se ejecutan de manera directa entre usuarios (o twins) sin necesidad de pasar por la contabilidad de los mineros. Su sistema de relación y validación, en lugar de ser lineal como en la blockchain y validado por mineros cada diez minutos se da en forma bidimensional (en distancia y profundidad) e inmediata. Este sistema se llama Tangle y exige que, para validar tu transacción, valides previamente dos transacciones de otros usuarios.

De esta manera, el consenso sobre la contabilidad está descentralizado, no hay necesidad de mineros y, en consecuencia, tampoco conlleva ningún coste por transacción.

Además de esto, Tangle no necesita que la contabilidad de las operaciones esté en orden, lo que permite dividir en nodos la Tangle y trabajar con las distintas redes de conexión que tengas disponibles (Bluetooth, Wifi, 4G y cualquier otro protocolo de relación entre máquinas) e incluso offline.

Podría extenderme más pero, en definitiva, estos son los motivos principales por los que he comprado IOTA como inversión a largo plazo (que no para hacer trading con ella). Nada asegura que IOTA vaya a ser el futuro de las cripto (también se puede evolucionar desde el modelo que propone Hashgraph, por ejemplo), pero su propuesta me gusta lo suficiente como para invertir algunos euros.

 

¿Por qué compro IOTA justo ahora?

Porque, pasada la locura de las criptodivisas que duró hasta principios de año (2018), ahora la cotización de IOTA se encuentra sobre soporte relevante. Esto hace que sea un buen punto para empezar a acumular:

iota trading momento de comprarlo

 

Cómo comprar IOTA

Te voy a explicar aquí, paso a paso, cómo comprar IOTA de principio a fin.

Para no sobrecargar el artículo, te haré un resumen de los pasos con unas pocas capturas de pantalla y, aquí mismo, puedes descargarte la guía completa con pantallazos e instrucciones de cada paso.

 

1.- Empieza comprando Bitcoin

Hay pocos exchanges que vendan IOTA (debido al ajuste tecnológico que requiere) y ninguno de ellos acepta el pago en euros o dólares, así que tenemos que comprar Bitcoin primero. Para eso, necesitas abrirte cuenta en un exchange fiable donde cambiar tus euros por bitcoins y tener un wallet seguro en el que poder guardarlos.

Bitfinex sí te permite hacer ingresos en euros o dólares directamente, no obstante, ahora no admite depósitos de menos de 10.000 dólares, lo que me da una espina malísima y no te lo recomiendo para nada.

Hay varias plataformas para comprar Bitcoin. Yo he elegido Coinbase porque me parece suficientemente fiable y de validación rápida. Abrirte cuenta es sencillo, requiere de una prueba de identidad (pasaporte, DNI o permiso de conducir), un número de teléfono (para la verificación en dos pasos) y que vincules tu cuenta del banco o tarjeta de crédito para poder hacer depósitos.

comprar bitcoin

Por favor, sé súper-cuidadoso en la elección de contraseña. Puedes generar una extra-segura aquí y guardarla en un lugar seguro.

Una vez que ya hayas pasado por el proceso de alta y verificación con el móvil y el email de confirmación, podrás hacer la compra de bitcoins. Yo lo hice directamente con mi tarjeta de débito.

comprar bitcoin

 

2.- Guarda tus Bitcoin

Dejar tus criptodivisas en un exchange a estas alturas del partido incipiente desarrollo de estos sistemas y las carencias de los sistemas de seguridad es altamente desaconsejable. La gran mayoría de estas plataformas han sufrido hackeos que han desbancado millones de euros en criptos a pesar de tener fortísimas medidas de protección y, lo mejor, es que tu dinero esté allí el menor tiempo posible.

Como no sabía cuánto tiempo iba a tardar en abrirme la cuenta en el exchange de IOTA -algunas plataformas, como Bitstamp, tardan semanas en verificar tu identidad y dejarte operar-, saqué mis bitcoins y los llevé a mi wallet de Electrum, sin embargo, si tienes cuenta abierta en ambas plataformas, puedes saltarte este paso y enviar directamente el dinero de la una a la otra.

En mi caso, hice bien enviando el dinero a mi wallet, porque entre unas cosas y otras (probé con Bitfinex y vi que era un chasco y luego estuve investigando las alternativas posibles más seguras), pasaron varios días entre la compra de BTC y poder comprar IOTA.

Si no tienes un wallet de Bitcoin, descárgate Electrum aquí. Ejecuta el programa y elige conectarte con la opción “auto connect“.

Desconéctate de internet en este punto. No lo necesitas y sólo estarás creando una brecha de seguridad en el almacenamiento de tu dinero.

Dale nombre a tu wallet y elige la opción “standard wallet“. A continuación, crearás una semilla para tu wallet, que es la llave para acceder a tu monedero y que no quieres compartir con nadie.

wallet electrum

La semilla también es tipo “standard“. Apunta en un bloc de notas esa semilla y vuelve a introducirla cuando te lo pida en el siguiente paso. Por último, crea una contraseña fuerte para bloquear el acceso a tu wallet.

Una vez que ya tienes tu wallet creado, ve a la pestaña “Recibir” y copia la dirección de recepción para que Coinbase sepa dónde tiene que mandar el dinero.

wallet electrum

Verás que las direcciones que aparecen en las imágenes no coinciden como debieran (dirección de recepción con dirección de envío en el siguiente, por ejemplo). Olvida ese detalle, tiene que ver con mi intento fallido de hacer la compra con Bitfinex.

Ya puedes volver a Coinbase y solicitar la retirada de fondos.

comprar bitcoinLa transacción tardará normalmente una hora y se te cobrará comisión tanto por parte de la plataforma como por parte de los mineros (ojo ahí).

 

3.- Crea tu cuenta para comprar IOTA

En vistas del fiasco de Bitfinex, yo decidí abrirme cuenta en Binance, no sin ciertos reparos después del hackeo que había sufrido hacía unos pocos días. Me arriesgué porque no iba a comprar mucho dinero y porque no lo iba a dejar allí más de unos minutos.

Abrir la cuenta es sencillísimo y no requieren confirmación de identidad como en Coinbase, aunque es más que recomendable que instales el autenticador en dos pasos de Google para asegurar tu cuenta. Una vez que has confirmado tu cuenta con el email que te envían, ya puedes hacer un depósito en Bitcoins para tu compra de IOTA.

En Fondos > Depósitos, en el menú superior, podrás elegir la divisa en la que harás el ingreso y, a continuación, verás la dirección de envío del dinero.

Ahora, vuelve a Electrum y, en la pestaña “Enviar” pega la dirección que te da Binance:

 

4.- Crea tu wallet de IOTA

Mientras esta transacción se confirma, ve creándote un wallet de IOTA descargándote su gestor oficial aquí.

El wallet oficial de IOTA actualmente ha dado muchos errores y no siempre funciona correctamente. Están trabajando en una versión muy mejorada que está creando mucha expectación llamada Trinity.

Elige “light” como tipo de wallet y luego indica a qué host vas a conectarte. En mi caso, usé el de Bitfinex porque pensaba comprar IOTA allí, pero puedes elegir el que tú quieras.

trading iota wallet

A continuación, para crear tu semilla, puedes ver las distintas opciones aquí.

Basicamente, si tienes Linux o Mac lo puedes crear en tu propio ordenador usando los comandos de arriba. Si no, puedes crear una en ese enlace que dan. OJO CON ESTO. 

Las semillas de IOTA son secuencias de 81 caracteres (sólo mayúsculas y el número 9), por lo que si usas el generador online, asegúrate de cambiar al menos un par de caracteres para evitar que, si en el proceso de generación los autores de la página se quedasen con los datos de tu semilla, no puedan nunca usarlos.

Apunta tu semilla y guárdatela como oro en paño.

 

5.- Compra IOTA

Cuando tengas tu dinero en Binance (lo puedes comprobar en Fondos > Historial de depósitos y retiro), ve al Exchange > Básico del menú superior para comprar IOTA. En la columna de la derecha verás todos los valores disponibles, selecciona IOTA/BTC.

comprar IOTA

Abajo aparecerá la opción de comprar IOTA a mercado o con una orden limitada de compra. Es importante que sepas que solo te permiten comprar valores enteros de IOTA, lo que significa que se te puede quedar algo de capital descolgado en función del precio y del depósito que hayas hecho. Con la cotización actual estamos hablando de céntimos de euro, pero vete tú a saber.

 

6.- Envía tus IOTA a tu wallet

Para hacerlo, tienes que conseguir la dirección de envío, por lo que debes abrir tu wallet de IOTA y pinchar en “Receive“. Esto arrojará una dirección que debes “Attach to tangle” para que la comunidad pueda validar tu transacción.

comprar iota

Ahora ve a Binance, a Fondos > Retiros y elige MIOTA como moneda de retiro. Pega la dirección de tu wallet en el menú siguiente.

comprar IOTA

Cada vez que vayas a enviar dinero a tu wallet de IOTA, usarás una dirección de recepción distinta. Asegúrate de esto, porque las direcciones de envío de IOTA no son reutilizables.

Y ya está ¡ya tienes tus IOTA en tu wallet! Ahora a guardar bien las contraseñas y las semillas, no vayamos a tener un disgusto 😉

Espero que te haya gustado el artículo y que te haya sido útil. ¡Espero tu opinión en los comentarios!

 

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by