uxio fraga trader

Incluso con nuestras imperfecciones somos buenos.

Los traders somos personas. Y cometemos errores.

Constantemente.

Y, como en todo en la vida, nuestra atención debe centrarse en esto:

No se trata de buscar la perfección, sino de controlar la imperfección.

 

El mejor trader del mundo

El trader más profesional y eficiente del mundo mundial también comete errores constantemente.

Sí, desde luego, sus errores son de risa comparados con los tuyos o los míos, pero la cuestión es que los comete.

El trading de éxito es un trading que, pese a los errores que tiene, se mantiene de forma sostenida por encima del umbral de la rentabilidad.

El trading sin errores no existe.

Y, por errores, no me refiero a operaciones perdedoras (¡Doy por sentado que ya sabes que no es posible un trading sin operaciones perdedoras!)

Por errores, me refiero a cagadas, a equivocaciones, a detalles que no viste cuando analizabas el gráfico, a meteduras de pata, a falta de atención, a prisas inadecuadas, a fallos en los cálculos, a seleccionar el tipo de orden que no es, a olvidarte de ajustar un stop loss en el broker, etc.

No se trata de no cometer errores. Se trata de que la frecuencia y el calibre de tus errores no te impidan ser ganador.

 

Una anécdota real para ilustrarte

Tengo un amigo trader que se está especializando en un nuevo campo (extremadamente exigente, por cierto) y por el momento se debate en la frontera entre ser ganador y no serlo con, ya dinero real.

Estamos trabajando juntos en el desarrollo de un sistema de trading completo en ese entorno. Así que, conforme él va operando, yo voy analizando sus datos y le ayudo a mantener la atención en lo importante. (Y así, sin prisa pero sin pausa, es como iremos alcanzando y asentando la consistencia).

El caso es que los días malos, mi amigo (Rolan) se siente mal.

Déjame que te cuente un poco mejor en qué consiste ese “sentirse mal”.

Principalmente, hay dos tipos de días malos:

 

1.- Los días en los que, operando con normalidad, la cuenta baja

En estos días, el sentimiento es sobre todo de fastidio, con una leve mezcla de frustración y tristeza. (A nadie le gusta que su esfuerzo se traduzca en una pérdida de dinero).

Si la situación no se alarga, es decir, si no se entra en una racha de varios días así, la cosa queda prácticamente en nada. Un leve fastidio que se olvida al día siguiente.

El problema viene cuando se acumulan días negativos, aún operando aparentemente bien. Entonces estas emociones se acrecientan y la frustración empieza a dominar sobre el fastidio. La carga emocional es grande.

 

2.- Los otros días malos son aquellos en los que mi amigo comete algún despiste claro

El error es 100% involuntario, pero objetivo, que no se enmascara entre una operativa subóptima difusa. Y, por supuesto, el error hacer bajar la cuenta. (Si no, no pasaría factura emocional).

En esos casos, mi amigo vuelve a sentirse fastidiado, pero esta vez aparece además cierta sensación de culpa por haber dado un paso atrás.

(¿Te suenan estas emociones? Nos afectan a todos).

Rolan es un trader estupendo.

Aún así, siente el dolor igual. Como tú y como yo.

Yo, que lo voy siguiendo muy de cerca, pero desde fuera, veo con mucha menor carga emocional todo esto y me resulta casi evidente que no hay que preocuparse.

No obstante, mi trabajo ahora mismo es transmitírselo. No es tan fácil verlo desde dentro.

De hecho, tenerlo siempre claro es muy difícil. Porque hay mucho trabajo ahí metido cada día. Y ver como la cuenta baja pese a esforzarse día sí y día también agota mentalmente hasta al más pintado.

Ya sabemos que él no quiere cometer despistes involuntarios y que lucha cada día por operar de forma limpia y eficiente (impecable, de hecho). Así que ahí no hay nada que discutir. Eso ya está perfecto como está.

Es una mera cuestión de perseverar, haciendo bien lo que es sencillo (que no fácil).

La diferencia entre llegar o no llegar a la meta (de la rentabilidad consistente) está en si Rolan se deja embargar por esas emociones y le da cabida al desánimo o si, por el contrario, cada día hace el esfuerzo de volver a sentarse a operar respetando con absoluta pulcritud el sistema que hemos desarrollado.

Ya hemos creado y perfeccionado el sistema. Ya hemos encontrado la metodología a seguir y ya hemos comprobado que es buena.

Así que ya no tenemos nada que decidir, ni corresponde improvisar ahora.

Sólo toca operar. Operar y operar hasta que las fricciones se hayan eliminado y la cuenta crezca de forma sostenida semana tras semana.

Y lo conseguiremos.

Siempre es así: El que aguanta gana.

(Pero qué difícil es mantenerse firme en el durante ¿verdad?)

trading invertir en bolsa

 

La lección clave aquí es esta

El óptimo gestiona bien la imperfección, no la elimina.

Por eso, no se trata de operar sin errores para poder ser ganadores, sino de ser ganadores a pesar de nuestros errores.

Obviamente, para ello, nuestros errores deben ser de un calibre cada vez más pequeño y nuestras habilidades cada vez un poco mejores. Pero eso ya es en lo que nos concentramos cada día ¿verdad?

Pues entonces, no queda otra cosa que seguir adelante, sin fustigarse. Y sí, pese a nuestros errores. Incluso con ellos podemos ser ganadores. Incluso con ellos somos traders.

 

Tú no tienes que inventarte todo un sistema de trading desde cero

Lo que te he contado que estoy haciendo con Rolan consiste en adentrarnos en un nuevo campo que hasta principios de este año era desconocido para nosotros. Pero lo hacemos como una rama extra en nuestra operativa, como una capa añadida a una base sólida que ya nos da resultados positivos en nuestro trading habitual. Por decirlo de algún modo, forma parte de nuestra división de I+D.

no tienes que hacer todo esto. (Ya te meterás de forma natural en estos fregaos cuando tengas una locomotora que te funcione y quieras añadirle vagones).

Si te lo he contado es únicamente para mostrarte que a todos nos invaden las mismas emociones, incluso cuando tenemos las cosas claras y ya no dudamos de si lo que hacemos tiene sentido o no. Mantenerse ahí, en la brecha, es emocionalmente costoso.

Pero para ti es mucho más fácil y sencillo:

Yo ya he pasado este mismo proceso con mis estrategias, las que uso cada día.

Tienes mi sistema de trading al completo a tu disposición. Ya sea desperdigado en los más de mil artículos de esta web o empaquetado (todo bien estructurado y ordenadito) en el Campus de Bolsa.

no tienes que desarrollar todo un sistema de trading desde cero. Sería extremadamente costoso y lento para ti ¡e ineficiente!

En todo caso, recoge todas las piezas del mío (ya sabes: parte técnica, gestión de capital, parte psicológica, control de riesgo y mejora continua) y, a partir de mis bases, luego perfila tu propia variante de mi sistema si quieres.

Es más, así lo he hecho yo en un principio. En lugar de inventar yo la rueda en cada aspecto de mi trading (tendría que ser un iluminado para eso), simplemente me dediqué a incorporar y encajar en mi sistema cada elemento de otros que fui comprobando que funcionaba bien.

Y por eso escribo artículos como este, para ponértelo a ti un poco más fácil de lo que lo tuve yo, contándote desde el principio cosas que yo no tenía nada claras cuando empezaba a forjarme como trader.

Como siempre, los comentarios son bienvenidos.

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by