Invertir en BolsaTodos queremos ganar más dinero. Teniendo en cuenta que el dinero es la sangre de la sociedad actual, es perfectamente normal y comprensible que busquemos conseguirlo.

Aunque hay múltiples formas de lograrlo, invertir en Bolsa es una de ellas. Quiero explicarte cómo lo puedes lograr.

Hay una diferencia importante entre invertir y especular en Bolsa. Lo primero consiste en poner el dinero en los mercados y esperar que entregue una rentabilidad (normalmente, a través de dividendos). En cambio, especular quiere decir que pretendemos ganar con las variaciones en el precio de las acciones.

¿Invertir o especular?

La respuesta es muy sencilla: Ambas cosas.

Cuando uno piensa en ganar dinero en Bolsa, y no le suenan términos como trading, velas japonesas, stop loss o posiciones cortas, lo habitual es que piense que quiere invertir en Bolsa.

Sin embargo, lo que esta persona está pensando en realidad es en comprar y vender acciones, en mover su dinero en Bolsa. Esto es especular en Bolsa.

Ya te adelanto que especular en Bolsa es un juego extremadamente complicado, especialmente si se entra en detalle. Pero (y este pero es muy importante), si lo que buscas es sacarle un poco de partido a tus ahorros sin complicarte la vida, entonces sí puedes aplicar una combinación sencilla de inversión y especulación que puede darte grandes alegrías.

¿Cuál es la idea?

La idea principal (o, si quieres, la actitud de fondo) es: Voy a comprar cuando la Bolsa sube (sin ninguna intención de comprar justo en el mínimo), acciones que suben y voy a recoger los dividendos correspondientes mientras dure. Cuando la Bolsa deje de subir, voy a vender (sin ninguna intención de vender justo en el máximo).

Estamos hablando de ciclos de muchos meses e incluso años sin operar. La mentalidad es de invertir con un filtro especulativo de largo plazo. Se trata de estar en el mercado sólo cuando la Bolsa sube. Si baja, se retira el dinero y se lleva a otro lado. Aunque a dónde es otro tema a tratar aparte.

Olvídate de intentar adivinar si la Bolsa subirá o bajará. Simplemente comprueba qué está haciendo ahora mismo y actúa en consecuencia.

¿Cómo llevarlo a la práctica?

Se entiende por “La Bolsa” al mercado en su conjunto. Realmente, cuando la Bolsa sube, prácticamente todos los valores suben. Es muy raro que Telefónica suba mientras todos los demás bajan. Por lo menos, esto es así, cuando nos apartamos del día a día y miramos los avances con un poco de perspectiva.

Para comprobar si un mercado sube o baja tienes que mirar su gráfico.

Aunque sé que también hay muchísimos lectores latinoamericanos en el Club, centrémonos en el mercado español para el ejemplo:

Lo primero de todo es decidir si el mercado, a grandes rasgos, sube o no sube. En esta ocasión me dejo de teorías complejas: Mira este gráfico del IBEX35 y fíjate en la media móvil (línea azul) en su extremo derecho ¿Apunta hacia arriba o no?

Invertir-en-Bolsa

Por ejemplo, en este caso, claramente no. Así que no tiene sentido que pienses en invertir en Bolsa ahora mismo en España. Así de simple, así de fácil.

Ten en cuenta que esta imagen corresponde a la fecha de publicación de este artículo. Puedes consultar el gráfico actualizado en cualquier momento pinchando en este enlace.

Ahora imagínate que estuviéramos en julio de 2009 (mira el gráfico de arriba). Ahí el mercado sí que estaba subiendo, y lo sabes porque la media móvil apuntaba hacia arriba. En ese caso, sí que te planteas comprar acciones españolas.

Bien, ya sé cuándo comprar y cuando no, pero ¿cómo compro acciones?

Necesitas abrirte una cuenta en un broker (aquí tienes mis recomendaciones de brokers). Si te da igual pagar un poco más (bueno, un “poco bastante” más) puedes abrirte simplemente una cuenta de valores en tu banco pero, importantísimo, asegúrate de que no te cobrarán comisiones de custodia, ni mantenimiento, ni por pago de dividendos.

Acto seguido, les dices cuántas acciones quieres comprar y de qué valores.

Un momento ¿Y cómo saber qué y cuánto comprar?

Bien. Repito que, una vez más, no me voy a meter en tecnicismos. Si quieres indagar más, tienes el libro Aprende a especular en Bolsa, en el que hay mucha más información práctica para operar en Bolsa de forma inteligente.

Para saber qué comprar tienes que mirar los gráficos de cada valor que quieras adquirir. Por ejemplo ¿te apetece Telefónica? pues entonces tienes que hacer la misma consulta sobre el gráfico de Telefónica que has hecho antes sobre el IBEX35 (gráfico de arriba). Si está subiendo, puedes comprar. Si no, evidentemente no; por muy adecuado que te pueda parecer, seguramente será mala idea que lo hagas.

Por desgracia, no te puedo facilitar al instante el gráfico de antes para Telefónica, Santander y el resto de valores del mercado español como lo hice arriba para el IBEX35. Pero tampoco es difícil conseguirlos. Sólo tienes que abrirte una cuenta (es gratis) en ProRealTime, que es una plataforma de gráficos muy completa. De hecho, es demasiado completa para lo que estamos hablando, pero no encuentro un término medio.

Si estás pensando en saltarte este paso, no lo hagas. Respira hondo, y regístrate en ProRealTime. Tardarás dos minutos. Es verdad que, si no estás acostumbrado, te llevará un ratito conseguir moverte con soltura por el programa y ponerle la media móvil a tus gráficos. De todos modos, es muy sencillo. Además, si veo que me lo pide mucha gente, escribiré un artículo explicando cómo hacer esto con todo lujo de detalles.

En esta imagen tienes cómo quedaría el gráfico particular del Banco Santander con su media móvil. Como ves, según esta foto, tampoco interesaría comprarlo ahora mismo:

Invertir en Bolsa

Por último, recuerda que te interesan los dividendos mientras dure la subida que, si se da bien, puede ser de muchos años. Por lo tanto, es recomendable que elijas aquellas empresas que dan buenos dividendos. Puedes centrarte en escoger entre los quince valores que más dividendo entregan (porcentual, por supuesto) del IBEX35. Y digo IBEX35 directamente, y no Mercado continuo español porque debes olvidarte por completo de los chicharros. A los valores pequeños ni se les considera para este tipo de estrategias sencillas.

Si te estás preguntando dónde encontrar qué dividendos repartirán o han repartido las principales empresas españolas, la respuesta la tienes en Google a un clic de distancia. Busca por Dividendos Ibex35 y similares.

Respecto a cuántas acciones comprar, con esta estrategia tan básica, sólo te diré que lo más importante es que repartas tus compras en al menos tres o cuatro valores de sectores diferentes (no todo bancos, o no todo energéticas o tecnológicas, por ejemplo) y que utilices un dinero que sabes que no vas a necesitar.

Además, ten en cuenta que las comisiones minan tu rendimiento. No muevas cantidades excesivamente pequeñas (normalmente, 600€ es el mínimo recomendable) ni cortes en demasiados trozos si esto dispara el coste en comisiones.

¿Y cuándo vendo? ¿Vendo todo a la vez?

En principio, no tienes por qué vender todo a la vez. Tienes que esperar a la señal para hacerlo en cada uno de los valores en los que estés comprado e ir vendiéndolos cuando llegue su momento, ni antes, ni después.

La señal de venta en un valor la tendrás cuando la media móvil apunte para abajo por primera vez en su gráfico. Esto se suele producir a la semana siguiente de que el precio cruce de arriba a abajo a la media móvil. En ese instante, vende tus acciones de ese valor. No titubees.

¿Y si me despisto y me quedo pillado?

Vende.

Te lo puedo decir más alto, pero no más claro. Si, por lo que sea, estás comprado en un valor en el que no deberías (está bajando), no te engañes a ti mismo y date cuenta de que realmente, vendas o no, el dinero ya lo has perdido. Sé inteligente, vende inmediatamente y pon tu dinero a trabajar en otro sitio mejor.

¿Y con este método me aseguro que voy a ganar dinero siempre?

No, por supuesto que no. Toda inversión entraña un riesgo. Lo normal es que ganes dinero, pero puede haber ocasiones en las que no lo hagas.

Por ejemplo, si el mercado sube un poco, te da señal de compra, y al poco se gira a la baja y empiezas a deshacer posiciones, es fácil que ganes muy poco o nada, teniendo que pagar igualmente comisiones a tu broker. Si el movimiento es muy breve (aunque lo suficientemente largo como para que tuvieras señal de entrada), es posible que pierdas un poco de dinero.

Evidentemente, si tu aversión al riesgo es tal que, bajo ningún concepto, estás dispuesto a perder ni un céntimo, entonces la Bolsa no es para ti. Tienes opciones mucho más seguras (y mucho menos rentables también) para colocar tu dinero.

En resumen

Invertir en Bolsa está a tu alcance. Ahora ya sabes que no basta con ser inversor, hay que ser también un poco especulador. Has aprendido a distinguir cuando la Bolsa sube o baja, tanto en general como para cada valor en particular. Tienes un sistema sencillo, claro y preciso que te dice cuándo comprar y cuándo vender ¡Aprovéchate!

Si te planteas en serio invertir en Bolsa, aquí tienes un excelente punto de partida. Si eres nuevo en esto, o has tenido malas experiencias en el pasado y pretendes probar este sencillo método, es muy probable que tengas dudas; así que pregúntamelas.

Escribe en los comentarios, no sólo tus dudas, sino también tus opiniones, sugerencias o apreciaciones sobre este artículo. Agradeceré cualquier tipo de comentario y responderé encantado a las cuestiones que surjan.

Si quieres descubrir más sobre este tema, únete al Club de los Novatos. Recibirás La guía del éxito en Bolsa, artículos exclusivos y muchas herramientas más.

¡Ah! Y hazme un favor. Si este artículo te parece interesante, pincha en todos los botones de aquí abajo a la izquierda (Me gusta, +1, Twitter…) Ayudarán a difundir este trabajo por la red y tus amigos y conocidos también podrán beneficiarse de lo que a ti te interesa. CXH5T272TEKD

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)