Vamos a ver uno de esos “trucos” que marcan la diferencia entre saber lo que se está haciendo y sentirse náufrago en un mar de dudas:

 

La relación Bono vs Bolsa

Colocamos el gráfico semanal del índice S&P500 y lo comparamos mediante el indicador de fuerza relativa con el precio del Bono (ponemos el bono americano a 10 años, cuyo ticker es ZNXXXX):

Bono BolsaPincha para ampliar

Esta misma jugada podríamos hacerla entre el EuroStoxx50 (SX5E) y el Bund alemán (BUNDXXXX). O incluso, no pasaría nada si mezclamos los americanos y europeos; pues, a fin de cuentas, esta situación se suele propagar de un mercado a otro.

Monta este gráfico tú mismo en ProRealTime y guárdatelo en un espacio de trabajo. Está bien que tengas esto siempre a mano y lo consultes de vez en cuando.

A efectos prácticos, la idea es la siguiente: El mercado de Bonos es más seguro que el de Bolsa. Si invirtiendo en Bonos puedo conseguir rentabilidades buenas, no voy a estar jugando con fuego en el de la Bolsa. Así pues, si el precio del Bono cae (su rentabilidad sube), la Bolsa se desinflará porque el dinero dejará de entrar ahí para hacerlo en el Bono.

Puedes comprobar en este gráfico como la rentabilidad y el precio son inversos en el Bono:

Bono Bolsa

Resumiendo: Si la fuerza relativa del gráfico de más arriba cae por debajo de cero, se acabaron las compras a medio plazo. Si está por encima de cero, cada retroceso al valor es una buena oportunidad para seguir comprando.

Por lo tanto, en este ejemplo, vemos como lo que nos corresponde es seguir comprando oportunidades a medio plazo.

¿Y qué comprar?

Infórmate aquí.

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)