Actualizado: 8 de febrero de 2018

 

¿Cómo es posible que el cierre de una vela no coincida con la apertura de la siguiente?

Mira este gráfico (de IBM, aunque eso es lo de menos). Te muestro su gráfico diario (esto es, que cada vela japonesa representa la evolución de un día).

trading apertura cierre gap

Inciso: ¿No sabes bien cómo leer un gráfico de Bolsa?

Aquí lo tienes todo explicado: Mirando un gráfico por primera vez.

Como puedes observar (marcado en amarillo), la apertura de un día cualquiera no coincide con el cierre del día anterior.

 

¿Qué significa eso?

El mercado cerró ayer por la tarde con IBM cotizando (pongamos) a $126, pero hoy por la mañana abre cotizando a $130.

¿Y esos cuatro dólares, dónde se han quedado?

Para entender esto hay que comprender primero cómo y por qué se mueve el precio.

Y es que, además, la teoría ya te la sabes:

El precio sube cuando la demanda supera a la oferta (y cae cuando la oferta supera a la demanda).

Esos desequilibrios entre oferta y demanda son los que hacen que el precio se vaya a buscar más contrapartida a otro sitio, y por eso el precio se mueve.

En el caso que nos atañe, que es un precio que sube, lo que sucede es que la demanda (que hay mucha, más que oferta), como tiene ganas de comprar (al precio que sea), se va a buscar compradores al mercado (actualmente en $126).

Estos compradores compran todas las acciones que ofrecen los pobres vendedores a $126 ¡Se las sacan de las manos de hecho!

Pero tienen tanta sed de compra, que están dispuestos a pagar más por lo mismo. Así que les van a pedir sus acciones a los exigentes vendedores que han colocado sus carteles de “Se vende” en el precio $127.

¿Lo ves? El precio ha subido porque la demanda superó a la oferta (en $126).

– De acuerdo, el precio sube cuando la demanda supera a la oferta, pero eso no justifica el salto entre el cierre de un día y la apertura del día siguiente.

Cierto. Pero había que partir de la base.

Demos un paso más:

 

El gap

Sabemos que el precio sube cuando hay las suficientes ganas de comprar como para que el precio concreto actual no importe demasiado y los compradores estén dispuestos a pagar un poco más por lo mismo, neutralizando así a la oferta actual, y yendo a buscar más vendedores en precios peores (superiores, en este caso).

Puede suceder que ese deseo de comprar se dé cuando el mercado está cerrado, como por la noche o en fin de semana.

Imagina que, ya con el mercado cerrado, surge la noticia (en Twitter, que pocos vemos el telediario ya) que IBM ha conseguido un cliente buenísimo, se ha asociado con otro gigante y van a dominar un nicho de mercado emergente durante los próximos años.

De golpe, se vuelve obvio para todo el mundo que IBM vale más de lo que pensaba, así que su precio va a subir, y por lo tanto es buena idea comprar acciones.

Y esto lo piensa medio mundo en el mismo instante.

Pero el mercado está cerrado ahora mismo.

Que el mercado esté cerrado no significa que no puedas comprar. Tú puedes poner ahora tu orden de compra, y ya se ejecutará en cuanto abra el mercado mañana.

¿Cómo crees que se agolparán las órdenes en cola justo antes de la apertura?

Habrá tres o cuatro despistados con una orden de venta (o no tan despistados, pero eso lo hablamos otro día), y el resto (docenas, cientos, miles o decenas de miles) de órdenes de compra esperando a ser disparadas.

Abre el mercado y las cinco mil (por decir algo) órdenes de compra contrarrestan a las cuatro órdenes de venta en el primer instante, la masa restante de órdenes compradora van directamente a atacar las posiciones de oferta del mercado ahora mismo y, en tres milisegundos, se comen todas las órdenes de venta que había a $126, $127, $128, $129 y no pocas de las que había a $130.

Y ni siquiera se ha ejecutado todavía la rutina automática que lee el precio de la última transacción cerrada y lo muestra en pantalla.

Para cuando lo hace, el precio está en $130.

 

¿Puede llegar a haber gaps intradiarios?

Es decir ¿pueden darse discontinuidades en el precio sin necesidad de que el mercado esté cerrado por el medio?

Puedes apostar que .

Aquí tienes el gráfico de 1 minuto (cada vela japonesa ilustra lo que ha pasado durante cada minuto de la sesión). Como puedes observar, hay un buen puñado de gaps:

trading gaps

¿Y cómo es posible?

En el caso del fin de semana o de la noche de mercado cerrado con noticia sorpresa lo vemos claro: Las órdenes se van agolpando tranquilamente mientras el mercado no puede computar suavemente los desequilibrios entre oferta y demanda, así que se le acumula el trabajo, liberándose éste de golpe en el primer instante de la sesión del día siguiente.

En el caso intradiario, tenemos el mismo efecto, pero conseguido de otra manera: Lo que sucede aquí es que alguien con el bolsillo muy hondo pone encima de la mesa un fajo de billetes para comprar acciones mucho más gordo de lo normal. Por ejemplo, poniendo una orden de compra cien veces más abultada de lo que es habitual.

De este modo, vuelve a darse la misma situación: En un mismo instante concreto, se acumula mucha más demanda de la que la oferta es capaz de absorber, contrarrestando toda la del precio actual y también toda la de precios superiores. Y todo esto se da antes de que la rutina periódica de lectura del precio de la última transacción cerrada consulte el dato y lo muestre en pantalla.

Y el precio, claro, dibuja un salto.

 

Vuelta de tuerca mental extra

Si el pico de desequilibro entre la oferta y la demanda cuadra justo entre que el graficador ha pintado el cierre de una vela y la apertura de la siguiente, se produce un gap (un salto).

Esto queda reflejado en el gráfico como un hueco entre velas.

Pero ¿y si cuadra durante el proceso de construcción de la vela (que es lo que sucede el 99% de las veces)?

Pues, simplemente, que la vela crece de golpe.

En un momento era pequeñita, y un instante después, pega un estirón repentino y crece de golpe.

Si has visto un precio en tiempo real, este fenómeno lo habrás observado muchas veces.

Pues ahora ya sabes que es porque alguien acaba de poner el fajo de billetes encima de la mesa, de golpe.

trading dinero

 

Un inciso estratégico

Pretendo hacer más artículos como este.

En las consultas que me llegan, hay preguntas como esta, que aparecen con frecuencia.

Y no solo me llegan de totales principiantes, a veces las recibo de Novatos que no son tan novatos, pero que por haches o por bes les han quedado lagunas en su formación inicial y no tienen bien claros algunos conceptos básicos, que son más importantes de lo que parecen para poder tener luego un trading rentable.

Por esto, quiero hacer una especie de regreso a los básicos para que podamos ir cubriendo estas lagunas potenciales.

¿Que ya te lo sabes? No pasa nada, gracias por venir.

¿Que descubres algún detalle que ahora ves que no tenías claro del todo? ¡Para eso estamos!

Así que, si este artículo te ha gustado, o al menos te ha interesado, házmelo saber, alto y claro, de forma explícita, en los comentarios.

Cada día que pasa puedo contestar menos a las dudas privadas por email, pero si las voy solucionando con artículos públicos, en vez de beneficiarse uno se benefician muchos, y yo trabajo prácticamente lo mismo.

¡Te espero en los comentarios! 🙂

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)