Actualizado: 26 de diciembre de 2017

Invertir en Bolsa, Cursos

Frecuentemente, la gente me escribe para preguntarme por mi opinión sobre determinados cursos de Bolsa.

En algunas ocasiones conozco el curso en cuestión y en otras no. Sin embargo, el valor de mi respuesta no suele estar en mi opinión personal sobre un determinado curso, sino en ayudar a determinar si un curso es lo más adecuado para el alumno en ese momento.

Por eso, hoy vamos a hablar de hasta qué punto puede ayudarte un curso de Bolsa.

 

Algunas ideas básicas

Mi recomendación al respecto es que, si no sabes del tema y no son excesivamente caros, el mejor momento para hacer cursos siempre es al empezar.

Evita los cursos caros. En el mundo de la Bolsa hay precios increíblemente altos (para mi gusto), que pocas veces se justifican. Si has buscado un poco, seguro que has encontrado cursos online completamente básicos por unos 500€ (que encima, normalmente son introducciones de una segunda parte de mayor nivel pero mucho más cara) o cursos presenciales de un fin de semana que oscilan entre 1300€ y 2000€.

Date cuenta de que, cuando se le pone un precio vistosamente alto a un curso, se está enviando el mensaje subliminal de que “es la llave a todos tus problemas”. Y eso siempre es falso. La llave a todos tus problemas es tu persistencia por resolverlos. Un producto, por bueno que sea, no puede hacer otra cosa que facilitarte la vida en tu esfuerzo por resolver esos problemas, pero no te los va a resolver el producto; los vas a resolver tú, con tu esfuerzo.

Si tienes muy claro cuál es el valor que puedes obtener de un curso y crees que el precio es acorde con el mismo, entonces adelante; pero no pienses que porque un curso sea caro tiene que ser bueno.

En esto de la Bolsa, hay aspectos de alto nivel que nadie te puede enseñar, sólo tu experiencia y los golpes que te lleves pueden.

En un nivel más bajo, hay cosas que sí se te pueden enseñar, pero cuestan mucho más, y para eso hace falta que el profesor sea de confianza.

Y, por último, en los niveles más bajos de todo, hay muchas cosas que prácticamente cualquiera puede enseñar, igual que cualquiera puede enseñar los huesos del cuerpo humano o la teoría de un motor de combustión interna.

Por ejemplo, aprender las bases del análisis técnico, desde luego, entra perfectamente en el rango de lo que se puede conseguir con un curso. Sin embargo, a colocar un stop loss tiene que enseñarte alguien que sepa. Y no muchos saben.

Mi recomendación es meterse en un curso para aprender rápidamente lo de menor nivel, buscarse un tutor o un buen programa de formación para lo de mayor nivel y, para alcanzar el nivel máximo, rodearse de gente que esté avanzando hacia el mismo objetivo que tú o, mejor aún, que ya lo haya conseguido.

 

Aprendizaje progresivo

De un curso, como de un libro, siempre te llevas menos de lo que podrías o de lo que se te presenta. Si hay suerte, lo normal es marcharse con un par de conceptos o ideas nuevas que desbloquean todo un torrente de pensamientos. Desde luego, si son las ideas adecuadas, eso puede valer mucho dinero.

No obstante, algo importante de los cursos es que puedas recurrir al material una y otra vez. Está bien asistir a una charla o a un seminario (via web o presencial), pero el material que recibes no pueden ser las diapositivas que sirven de guión al ponente, con sus puntos que sólo tienen sentido cuando te los cuentan en directo. Tienes que tener acceso al vídeo, cuando menos.

Ya sé que parece obvio, pero en la primera pasada no te vas a quedar con todo. Precisamente, los mejores libros y cursos son aquellos en los que algunos conceptos “encajan” en tu cerebro mucho tiempo después de haberlos visto. Cuando ya has madurado cierto aspecto, te enfrentas a una nueva necesidad más compleja y, buscando la solución, descubres que ya habías pasado sobre ella sin saberlo. Por eso es tan importante poder volver a recurrir a la fuente.

En el caso de que no se trate de un curso básico, sino de un programa de mayor complejidad, es muy importante que tengas acceso al profesor. Poder hacer preguntas es crucial, especialmente cuando hayan pasado semanas o meses desde que recibiste el material y estás tratando de cuadrar la realidad con la teoría.

 

Fauna y flora de los cursos de Bolsa

La verdad es que, sin tener una excesiva experiencia personal en cursos de Bolsa, ya he visto de todo: Desde espectaculares charlas, pero totalmente vacías de contenido (y en cierto modo, insultantes) sostenidas sólo por la supuesta credibilidad del ponente, hasta cursos muy bien estructurados y trabajados por parte del organizador. Incluso, me he encontrado con productos de pago vergonzosamente malos (y no precisamente baratos) y, en cambio, supuestos cursillos de relleno dentro de una presentación publicitaria con un altísimo valor añadido. Está claro que hay de todo.

¿Recomendaciones? No te voy a decir que el curso de Nosequién es bueno o que el de Eldemasallá es malo. Eso depende de cada uno, de lo que vaya buscando, de si el precio es acorde con lo recibido y de si el valor obtenido se corresponde con tus necesidades. Todos sabemos que un Lamborghini es un buen coche, pero no se lo recomendaría a mi madre.

Así pues, mi recomendación principal es que te preguntes a ti mismo ¿Qué necesito? ¿En qué nivel estoy? Después, sólo después de que lo tengas claro, busca lo que mejor se adecúa a tus necesidades.

 

Campus de Bolsa

Cuando me puse a diseñar Campus de Bolsa, allá hacia finales de 2010, tenía un objetivo en mente muy claro: Campus de Bolsa sería el mejor programa de formación en español que se hubiera creado hasta la fecha. Un año después, prácticamente ya en 2012, sabía que el objetivo había sido cumplido. Estaba muy satisfecho con lo que habíamos logrado.

Obviamente, todo esto era (y sigue siendo) una afirmación bajo mi punto de vista. Yo creo que Campus de Bolsa es de lo mejorcito que te puedes encontrar.

Mi equipo y yo hemos permanecido atentos a todos los aspectos: El precio es más que asequible (357€), el contenido es extenso y detallado (empieza desde las bases, pero llega a un nivel alto), abarca desde lo más sencillo hasta lo más complejo y se puede acceder al profesor con facilidad.

De todos modos, como ya he demostrado, lo verdaderamente importante es que esto lo juzgues por ti mismo:

Si quieres saber todos los detalles de Campus de Bolsa, tienes su página dedicada:

www.CampusDeBolsa.com

<div class='callout-note'> <a href="http://www.campusdebolsa.com/">Pincha aquí para ver los detalles de Campus de Bolsa</a> </div>

 

Tu experiencia en el tema

Si has realizado algún tipo de formación seguro que ayudará a mucha gente que comentes qué tal ha sido, qué estabas buscando, si te ayudó en tu objetivo y si el precio estaba en consonancia.

Podemos comentar esto entre todos y que sirva para poder decidir cuáles son los puntos fuertes y los puntos flacos de cada uno, para quién son y para quién no son ciertos cursos, etc.

Tu opinión y experiencia vale mucho. Adelante…

Campus de Bolsa

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies