Quizás muchos de vosotros ya conozcáis CMC Markets. Se trata de unos británicos que operan con CFD’s y que, quizás sean una alternativa interesante para cierto público.En cualquier caso, desde Novatos Trading Club, vamos a hacer una revisión del negocio que tiene montada esta gente, incluyendo su plataforma «Market Maker», la operativa con ellos, qué alternativas nos ofrecen y hasta qué punto nos resulta útil a la gente como nosotros, que está empezando.

Como nos gusta hacer en Novatos Trading Club, las pruebas las ejecutaremos en el campo de batalla. No se trata del clásico review. Se trata de ver qué nos encontramos, ventajas y contratiempos, en el día a día. Así que, durante los próximos siete días, operaremos con ellos cuando el mercado nos lo permita.

Para empezar, decir que nosotros ya hemos probado durante algunas semanas la plataforma de esta gente («Market Maker») en una cuenta demo y ya podemos anticipar algunas cosas, a nuestro juicio, fundamentales. Pero vayamos poco a poco. Nuestra idea es, para empezar, pasar con ellos (y con vosotros como espectadores) una semana en la cuenta demo, realizando nuestras operaciones en virtual. Seguiremos nuestro sistema habitual de rastreo de valores y análisis de operaciones, pero las adaptaremos y ejecutaremos en virtual en su plataforma. Iremos controlando ganancias y pérdidas y, al final de la semana de prueba, en función de los resultados, decidiremos si continuar o no y abrirnos una cuenta con ellos. Ya anticipamos que abriremos o no la cuenta independientemente de lo bien o mal que nos haya ido en cuanto a aciertos en los análisis de operaciones. La decisión se tomará en función de si CMC Markets nos facilita o nos complica la vida a la hora de sacar rentabilidad a nuestro dinero.
Después de varias semanas tanteando su plataforma y qué significa operar con CFD’s, ya podemos comentar las siguientes ideas:
1.- Los CFD’s son como acciones para casi todo. Hay CFD de Telefónica, de Carrefour, del IBEX35, del futuro del aceite de soja, del par euro/dolar etc. Puedes comprarlos y venderlos (incluso permite posiciones de cortos) como si fuesen acciones. No son como las opciones o los futuros, son mucho más sencillos. Primero contaremos en qué se parecen a las acciones y luego en qué se diferencian:Hay CFD para cada acción y su precio es igual al de la acción de verdad. Esto es, si hoy Antena3 está a 7.00€, el CFD de Antena3, está también a 7.00€; el mercado de CFD’s abre y cierra a la vez que el de valores y los precios se van igualando en tiempo real. Esto lo matizaremos, pero la idea fundamental es esa.

Si compro entonces hoy, 10 CFD’s de A3TV (Antena 3) y suben a 7.25, habré ganado 2.5€. Igualito que con las acciones.

¿En qué cambia el cuento, entonces? Cambia en que, primero, hay acciones, no sólo de los valores más habituales, sino también de futuros, cambios de divisas, materias primas, etc. Segundo, cuando tú compras 600€ en acciones de Técnicas Reunidas, le das al broker esos 600€ y éstos crecen o merman según la evolución de Técnicas Reunidas. Cuando quieras, los recuperas y transformas los 600€ +/- beneficios, de nuevo en dinero en tu cuenta del broker o del banco. Con los CFD’s, cuando compras 600€ en Técnicas Reunidas, sólo pones en la mesa un pequeño porcentaje de esos 600€, digamos, 24€. El porcentaje depende de lo que compres, cuanto más volátil, más dinero hay que poner. Suelen ser porcentajes fijos, de todos modos, para familias de CFD’s. Así, para los CFD’s de acciones españolas piden un 4%, los índices mundiales un 1%, las acciones americanas, como son más volátiles piden un porcentaje más alto, un 5%, etc.

¿Y esto para qué me sirve en la práctica? Para entrar en más posiciones con menos dinero. Lo que se suele denominar apalancamiento. Con poco dinero me meto en muchos fregaos.Imagina que tienes 600€ y que quieres comprar 600€ de Técnicas Reunidas. Digamos que te sale la cuenta, por redondear, a 20 acciones. Pones los 600€ y a esperar. Si, mientras tanto, ves una oportunidad de oro en ANA (Acciona), no podrás entrar porque tienes el dinero esclavizado a TRE (Técnicas Reunidas). Si quieres meterte en ANA, tendrás que cerrar la posición de TRE.

Esto mismo con CFD’s: Te compras 600€ de TRE (20 CFD’s), poniendo sólo 24€. Eso sí, si ganas o pierdes, ganarás o perderás por 600€, no por 24. Imagina que TRE sube un 10%. Habrás ganado 60€, aunque tú sólo pusiste 24€. Eso quiere decir que, a diferencia de las acciones, puedes perder más dinero del que pones encima de la mesa. Esto es crítico tenerlo siempre en cuenta. Lo bueno es que, si sale el chollazo en ANA, podrás entrar poniendo, por ejemplo, 72€ en representación de una operación de 1800€. El apalancamiento, como todo, tiene una cara y una cruz.

2.- Como decíamos, el precio de los CFD’s iguala al de las acciones. Pues bien, esto es falso. Tremendamente falso y, sin embargo, se trata de una creencia muy extendida. El precio de los CFD’s es, tan sólo, muy parecido al de las acciones, así que que a nadie se le ocurra operar con CFD’s mirando los gráficos de las acciones o viceversa, porque es un suicidio. Eso podría funcionar a largo plazo, pero no a corto o a corto rabioso.

No obstante, nosotros buscaremos nuestras oportunidades en los gráficos de las acciones y los confirmaremos y ajustaremos en los gráficos de CFD’s. La plataforma Market Maker, a nuestros ojos es bastante mala, aunque hay a quien le encanta y preferimos realizar nuestro análisis técnico sobre herramientas más dedicadas.

3.- Con CMC Markets, simplificando, no hay comisiones a la hora de entrar o salir de una operación. Y esto es muy bueno. Sin embargo, tendremos que pelearnos de entrada con los spreads, fuertes deslizamientos, coste por mantener operaciones abiertas de un día para otro y (esto está por comprobar en persona) con comisiones por retirar nuestras ganancias. Es decir, no es gratis operar con CMC Markets, aunque no tiene por qué ser caro. Veremos hasta que punto, podemos ganarle la partida a los costes y salir con más dinero que con el que entramos.

4.- No hay CFD’s para las acciones del mercado americano (nuestro favorito) salvo cuatro valores pelados. CMC Markets nos servirá para entrar en valores principalmente europeos. Vamos a mantener en nuestro sistema de swing trading con acciones. No vamos a entrar ni en divisas, ni en futuros, ni en materias primas, ni en índices, ni en ningún otro tipo de producto.

5.- Para quien le guste ir tanto corto como ir largo (como es nuestro caso) los CFD’s es casi la única manera de conseguirlo en España. Hasta la fecha, no hemos encontrado ningún broker español que nos permita posiciones cortas con acciones.

La otra cara de la moneda es que, la gente de CMC Markets falla más que una escopeta de feria a la hora de ofertar posiciones cortas. Sólo una minoría de los valores lo permiten y, muchos de éstos, no están disponibles según sople el viento. Es por ello que, a veces, nos frustraremos al preparar una operación y comprobar después con amargura que el broker nos impide operar así.

De momento, tras esta introducción a CMC Markets, lo dejamos aquí, pero seguiremos en contacto.

Si discrepas, si no entiendes algo, si estás de acuerdo, si tienes una idea, si te enfrentas a un problema ¡añade tu comentario!

reto7 ecover curso online cuando comprar y cuando vender exactamente

Apúntate gratis al #TradingReto de 7 días

¿Te encanta el mundo de la Bolsa, pero no sabes por dónde empezar?

¿Eres un apasionado del trading, pero aún no consigues ganancias consistentes?

Podrás empezar a operar desde el primer día al finalizar el reto. Y además, podrás descargar esta guía de forma gratuita hoy mismo.

En menos de 48 horas nos pondremos en contacto contigo. No te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)