fbpx

oportunidad en los mercados financieros

 

No me importan las altcoins. (Salvo hoy, claro).

No me importan las altcoins.

Salvo raras excepciones, I don’t give a shit about altcoins.

A mí me importa bitcoin.

El bitcoin es como el S&P500 de las criptodivisas.

¿Cómo va la Bolsa? Pues… va como vaya el S&P500.

¿Cómo van las criptodivisas? Como vaya el bitcoin.

¿Y qué veo en bitcoin?

Veo…

Veo, veo…

Veo que se va a armar la gorda.

 

Armando la gorda, al estilo mercados financieros: Sin que se note

Hace unos días publicaba en Twitter esta frase que aprendí (hace no menos de diez años, ojo) del gran Craig Ferguson:

And what follows low volatility? High volatility!

Craig Ferguson (un tipo genial)

trading volatilidad bitcoin

Y acompañaba la frase con una foto del bitcoin (frente al euro).

El bitcoin se mantenía en un rango lateral lastimoso y aburrido.

Sinceramente, me extraña que haya aguantado tanto (más) tiempo sin reventar.

De hecho, ahora mismo, sigue incluso más lastimoso y aburrido. Esta foto del bitcoin/dólar lo demuestra:

bitcoin trading

Fíjate, no es sólo aburrido. Es lastimoso, e incluso decadente.

En el bitcoin/euro se aprecia mejor hasta qué punto está cayendo lentamente, muriendo lentamente. (¿Observas que, en el fondo, se está depreciando?)

En la versión americana se nota menos, gracias a que el euro/dólar ha subido mucho estos dos últimos meses. En el bitcoin/euro se aprecia algo mejor la caída.

Pero, en el fondo, es la misma película: Un drama escandinavo de tres horas y media.

Insufrible, vamos. (Con el perdón de los dramas escandinavos, que igual son la pera limonera, pero mi incultura cinematográfica me impide saberlo).

 

La pregunta del millón

Vale: Después de un rango lateral muy poco volátil, viene una explosión de volatilidad. Nos ha quedado claro.

Pero…

¿Hacia dónde va a explotar?

¿Hacia arriba? (Voy comprando)

¿O hacia abajo? (Voy vendiendo)

 

La respuesta del millón

No.

Lo.

Sé.

No soy adivino.

Hay que fijarse en los detalles.

Hay que observar el contexto, a ver si encontramos pistas.

 

¿Y qué pistas tenemos?

Pues dos.

Tenemos dos pistas:

1.- La de que la tendencia es lateral-bajista. El precio languidece. Y esto anticipa fuertes caídas.

2.- La de las altcoins (el resto de las criptomonedas, vamos).

 

Esta es el susurro de las altcoins

Monero (XMR). Con buen aspecto para subir:

monero xmr trading

Ethereum (ETH). No tan chula como monero, pero yo sigo viendo una base redondita juntando papeletas para una ruptura al alza:

eth ethereum trading

IOTA: Esta está directamente en tendencia alcista, con el mismo patrón final:

iota trading

Stellar (XLM): Esta tiene un patrón alcista muy serio, con señal de compra incluida. (Nuestros alumnos sin duda lo reconocerán):

stellar xlm trading

Cardano (ADA). Esta es alcista, sin paliativos:

cardano ada trading

 

En resumen: Las altcoins anticipan subidas

Las altcoins anticipan subidas para ellas y, por consiguiente, si las altcoins suben, el bitcoin no va a ser menos.

Bitcoin lo hará, como mínimo, igual de bien o mejor que las altcoins. Que para eso es su “índice bursátil”.

Las altcoins nos están susurrando que quizás, sólo quizás, todo el mercado de las criptodivisas, abanderadas por súper-bitcoin, explotará al alza de un momento a otro.

 

Oh, shit! Las pistas son contradictorias ¿Cuál gana?

¿En mi opinión?

La de las altcoins.

Principalmente, porque la debilidad del bitcoin se aprecia frente al euro, no tanto frente al dólar. Y sólo a los cuatro pringaos que somos los europeos nos importa el euro. El resto del planeta valora el bitcoin frente al dólar.

También, porque me gusta la idea de que el maquillaje del mercado se aplica allí a donde más focos apuntan, y a veces, tan solo apartando la vista, se le ven las vergüenzas a la manipulación. (Pero debo reconocer que esta idea es más romántica que científica y no debe ser tenida muy en cuenta).

 

Entonces ¿compro bitcoin?

Tú mismo con tu mecanismo.

Yo sólo te digo lo que observo.

Luego el mercado hará lo que le dé la gana, que para eso es el mercado.

En mi opinión, seguramente compense el riesgo de intentarlo. Pero, el responsable último y absoluto eres tú.

¿Tú estás dispuesto a arriesgarte?

Ahí queda eso.

Por cierto, si quieres aprender a detectar tú mismo este tipo de oportunidades, no tienes más que suscribirte.

Un abrazo y paz en el Universo.