fbpx

Uxío montando algo gordo

 

¡Hoy escribo yo!

Querido amigo: 🙂

Soy Uxío, emprendedor y fundador de esta web. Y hacía mucho tiempo que no escribía yo personalmente el artículo de la semana. (Recuerdo cuando empecé el blog, que escribía una entrada cada día de la semana. ¡Eran otros tiempos!)

El caso es que hoy quería escribir yo, porque esta vez tengo algo importante que contar.

Con el paso de los años, he pasado de escribir un pequeño blog personal de trading a llevar una empresa hecha y derecha.

Ahora mismo, somos nada menos que 20 personas en el equipo. (Sí, la página de la Escuela está, otra vez, algo desactualizada).

Además, acabamos de mudarnos a unas nuevas instalaciones, con una oficina más grande y más cómoda que la anterior.

 

Oficina vieja

Oficina vieja

Oficina nueva

oficina nueva Coruña

nueva oficina Coruña

(Aún la tenemos sin terminar, pero te haces una idea)

Vamos creciendo. El efecto bola de nieve se empieza a notar. (¡Por fin! 😀 )

Ahora que estamos cogiendo algo de músculo empresarial, aprovechamos la oportunidad para “hacer cosas”. Nos atrevemos con proyectos paralelos que antes no podríamos permitirnos ni soñar con ellos.

Para ello, dejo que mi gente experimente un poco. Que prueben cosas. Les pido que reserven tiempo laboral para crecer ellos y dar rienda a ideas que tengan, ideas que se salen de lo establecido y lo estipulado en el contrato de trabajo.

 

Tengo un equipo espectacular

Es la pura verdad: Cuento con una plantilla increíble.

Son listos, despiertos, divertidos y están súper-implicados. Es gente responsable e inteligente, en la que se puede confiar. Son amables y el ambiente de trabajo, te lo juro, es envidiable.

Sinceramente, si cuando yo trabajaba en la industria hubiera dado con unos compañeros de curro así, creo que nunca me habría puesto por mi cuenta.

Y por eso, porque me rodea toda esta calidad humana, me puedo atrever a darles tiempo, medios y atención para que experimenten con ideas y motivaciones que van un paso más allá de su puesto teórico en la empresa.

Y no te creas que esas ideas en las que trabajan son pequeñeces. Para ponerlas en marcha hacen falta muchos meses de trabajo, mucha dedicación y la colaboración de muchas personas.

Lo bueno, lo estupendo, es que yo también lo hago. Yo también estoy montando con mi equipo un proyecto paralelo a la Escuela Profesional de Traders.

 

Un proyecto especial: Mi proyecto definitivo

Este no es el primer proyecto que monto (aparte de Novatos Trading Club).

Ni siquiera recuerdo exactamente cuántos emprendimientos serios llevo a lo largo de mi vida. Serios, serios, deben rondar la docena o la quincena. Por ahí andará la cifra.

La mayoría fallidos, obviamente.

Sólo en unos pocos de ellos llegué a montar una S.L. Aunque en todos ellos, sin excepción, me compré el dominio correspondiente. (Tendrías que ver la cantidad de dominios *.com que tengo ¡Y los que tuve durante algunos años, y finalmente dejé expirar!)

Siempre que tengo una idea de negocio que me parece buena como para ir en serio a por ella, casi lo primero que hago después de un día o dos de comerme la cabeza y darle vueltas, es comprarme el dominio. Si tengo el dominio, entonces el proyecto se encuentra oficialmente en marcha.

La mayoría de mis proyectos, ya dominio en mano, se llevaron una cantidad muy importante de tiempo, dinero y esfuerzo por mi parte. Algunos con más éxito y otros (la mayoría) con menos éxito. (¡Y alguno sin ningún éxito en absoluto, jajaaja!)

En cualquier caso, a todos mis proyectos les pongo siempre una ilusión tremenda. Durante días, semanas o meses, casi no puedo pensar en otra cosa.

Pero esta vez… esta vez, más.

Esta vez es diferente.

Y ya sé que es una frase que suena a típica y que además suele ser falsa.

Yo la siento como verdadera. Al 100%. Esta vez es diferente. Más grande.

Sinceramente, este proyecto, que considero la mejor idea de negocio de mi vida, es de otro calibre. Es de otra dimensión.

Y, de toda mi vida, también es el negocio con el que estoy dispuesto a llegar más lejos.

Entendámonos: en proyectos como Campus de Bolsa me dejé la piel, sin concesiones de ningún tipo. (Y salió bien). En EducaBolsa me dejé la piel aún más. (Y salió mal).

Y así con todos. Siempre voy a tope.

No se trata de esfuerzo. Ni de compromiso. Eso ya no lo escatimo nunca.

Este nuevo proyecto (cuyo nombre corto es BTCS) es distinto porque… soy mucho más ambicioso con él.

Estoy dispuesto a llegar mucho más lejos por él. Tiene una misión que merece obtener un alcance salvaje.

Puede ayudar tantísimo, a tantísimas personas, que no puede ser de otra manera.

Flaco favor haría al mundo si no hago todo lo posible por que esta nueva empresa triunfe.

un mundo mejor

 

La idea de negocio

Toda empresa se basa en una idea de negocio. Y toda idea de negocio consiste en resolver un problema.

Así que la primera pregunta que hay que hacer es:

“¿Tú qué problema del mundo quieres resolver?”

Yo te cuento cuál es el problema que veo, cada vez más serio y más grave, en el mundo que nos ha tocado vivir:

Tengo la clara sensación (no sé si tú compartes la idea, dímelo en los comentarios, por favor) de que vivimos en un punto de inflexión histórico: Con el avance de la tecnología, la globalización ha extendido el control local de las masas (imagina a un señor feudal y las aldeas circundantes al castillo) al control global de las masas. Tú y yo somos las masas, por cierto.

Todos compramos en las mismas tiendas, con un dinero controlado por el mismo ente (Haciendas y bancos mundiales regidos por esencialmente las mismas leyes), guiados por un mismo sistema educativo que nos entrena a obedecer. Se ha perdido la privacidad por completo, y con ella la libertad.

El sistema está controlado, y cada vez es más polar, más extremo. Pero, esta vez, no puede venir nadie de fuera a romper con todo y empezar de cero.

Porque ya no queda nadie fuera. Esta vez estamos todos dentro. No hay competencia. No hay fuera.

Y no pasa nada por ello… mientras no haya problemas, claro.

No estoy pensando en problemas tipo Hitler, Stalin o Mao. No hace falta llegar a tanto.

Estoy pensando en qué pasará cuando mi generación (tengo 41 años), a diferencia de la de mis padres, le toque jubilarse y se encuentre sin pensión; a pesar de que hoy se vea obligada a pagar una cantidad desorbitada de impuestos que le impide ahorrar para su jubilación.

Por poner un ejemplo.

Seguro que tú ves venir mil y un problemas evidentes más. (De nuevo, pónmelos en los comentarios. Estoy deseando conocer tu opinión).

Pues bien, esta falta de libertad para hacer los tratos que quieras con quien quieras, sin que ni siquiera lo puedas intentar porque está todo prohibido, o porque no te compensa de la cantidad de impuestos y licencias imposibles que se entrometen, es el problema de base.

A este problema de base no pretendo yo darle solución. No me veo capaz.

Pero sí me veo capaz de ayudar a aliviarlo en la parte que a día de hoy considero más crítica: La capacidad que tiene el sistema de controlar tu dinero y de quitártelo cuando quiera.

 

La escapatoria que tenemos ahora que antes no teníamos

Si quieres pensión, compra bitcoin.

Si quieres tener un mínimo de dinero que no se pueda confiscar, compra bitcoin.

Si quieres ahorros, compra bitcoin.

No hablo de criptomonedas, no hablo de blockchain, hablo simplemente de bitcoin.

Bitcoin es una salida. Es un as en la manga que tenemos.

Y lo tenemos ahora (y no hace tres o cuatro años), porque ahora sí ya sabe todo el mundo lo que es el bitcoin. Ahora sí hay un ecosistema maduro (joven aún, pero ya con pilares solventes y una comunidad monstruosamente grande detrás).

No estoy diciendo que la gente deba tener todos sus ahorros en bitcoin. Para nada.

Pero como mínimo un 10% o un 20% sí.

Entre otras cosas, porque al ritmo que se revaloriza el bitcoin y el ritmo al que se está devaluando el euro (o el dólar, o cualquier otra divisa FIAT, es igual), la comparación resulta bochornosa.

A lo mejor, si conviertes hoy el 10% de tus ahorros en bitcoin, dentro de 5 años te encuentras con que tienes más dinero y más poder adquisitivo en bitcoin que en euros. Tan sólo por dejar pasar el tiempo.

Que nadie se engañe: El que dice que bitcoin es una estafa o una burbuja es porque está fuera. Y, o se arrepiente, o tiene envidia.

Muy rara vez la gente que no está en bitcoin es porque no quiere estar; sino porque no puede estar.

A todos nos encantaría haber comprado toneladas de bitcoin en 2013.

Por descontado.

(Una inversión de 100€ en 2013 valdría un cuarto de millón de euros hoy).

Si no lo hicimos es porque no pudimos.

Y, normalmente, no pudimos porque no supimos. Así que, o no nos atrevimos, o nos salió mal.

No pasa nada por ello.

A bitcoin le queda mucho (mucho, mucho) por subir.

Todavía está en fase de adopción. Le quedan muchos años por delante.

Y, en el hipotético caso de que el bitcoin no subiera (que lo hará a largo plazo, seguro), el euro (o el dólar) va a seguir devaluándose más y más, por lo que sigue siendo una inversión lógica y rentable.

En un sistema tan controlado y frágil, hay que tener la precaución de hacerse un colchoncito. Y, cuando se pueda, aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

bitcoin euro mucho por subir

 

El problema técnico y su solución

El problema, ese mismo problema por el que no tenemos toneladas de bitcoin desde 2013, es que comprar y almacenar bitcoin en condiciones es difícil.

Es técnicamente difícil. Es la verdad.

Comprar bien es difícil, y guardar esos bitcoin bien (bien de verdad) es aún mucho más difícil.

La gran mayoría de la gente está haciendo ambas cosas mal y muchos se van a llevar grandes (enormes) disgustos. Incluso gente que cree sinceramente que lo está haciendo bien. (No lo está haciendo bien).

Pero es posible comprar y almacenar bitcoin de forma fácil y segura. Sí que se puede lograr.

No es inmediato, necesitas cierta ayuda, pero se puede.

 

La misión de mi nueva empresa

Por eso, la misión de mi nuevo negocio es poner al alcance de las personas normales, de los no-frikis, la posibilidad de hacerse con bitcoins de forma fácil y segura y, aún más importante, de poder almacenarlos con total seguridad, para que duren muchas décadas a su lado.

 

Sé que puedo conseguirlo

Puedo conseguirlo. Mi excelente equipo y yo podemos conseguirlo.

Tenemos mucho conocimiento, tenemos experiencia, tenemos medios, tenemos contactos.

Y estamos yendo a muerte.

Llevaba años con la idea en la cabeza, y desde hace unos meses estamos a tope con esta empresa.

Cada día más gente comprende que debería poseer algo de bitcoin. Pero la brecha técnica es muy grande… y lo dejan pasar.

Nosotros vamos a cerrar esa brecha.

Para no extenderme más, otro día te cuento en detalle el negocio por dentro.

 

Dime lo que piensas

Por favor, dime lo que piensas. (Y, si estás en desacuerdo también. ¡Pero sin insultar, claro!) 😀

  • ¿Te gustaría poder ahorrar un poco de dinero, a salvo de inflación, impuestos, multas?
  • ¿Te gustaría tener algo de bitcoin, pero no sabes bien cómo comprarlo y cómo guardarlo de forma segura?

Te espero en los comentarios.