Pedro SánchezHola a todos.

Me llamo Pedro Sánchez. Soy seguidor de NTC y amigo de Uxío desde hace un año. Lo conocí, como muchos de vosotros, a través de este blog cuando empecé a formarme en el mundo de la Bolsa y el trading.

Gracias a NTC, he aprendido mucho sobre el mundo de la Bolsa, y no dudé en contactar con Uxío cuando leí en un artículo suyo acerca de su afición por el poker. De hecho, le envié un email a raiz de que, precisamente, yo me había dedicado a jugar al poker semi-profesionalmente (semi, porque no vivía de ello) los últimos dos años y medio, mientras acababa mi carrera de ingeniero.

Antes de nada, me gustaría decir que no soy un súper-profesional, simplemente he ganado bastante dinero haciendo lo que me gusta: jugar al poker desde un punto de vista analítico y matemático por internet. Concretamente, era un jugador regular de Texas Holdem de la modalidad cash de NL200, NL400 y NL500, que son niveles con ciegas de 1€/2€, 2€/4€ y 2.5€/5€, respectivamente.

Debido a la regulación que ha entrado en vigor recientemente en España sobre el juego online, he tenido que dejar de jugar al poker y actualmente, una de mis fuentes de ingresos es el trading.

Fue a raíz de dicha regulación, cuando Uxío me pidió que hiciera un artículo para su blog explicando las grandes similitudes entre el poker y el trading, y la situación actual del juego online en España, tras la famosa regulación.

 

Similitudes poker vs trading

Aunque aparentemente el poker y el trading no se parecen en absoluto, no podemos estar más lejos de la realidad, ya que ambas disciplinas tienen muchísimas cosas en común:

Se busca la rentabilidad a largo plazo. No importa el resultado de una jugada u operación mientras la decisión haya sido la correcta. Ambos se fundamentan en hacer iteraciones de operaciones o jugadas con valor esperado positivo, es decir, que ganen dinero a largo plazo a pesar de que pierdas dinero otras muchas veces. Si las decisiones son las correctas, el beneficio llegará tarde o temprano.

Tanto en el poker como en el trading es fundamental un estudio a posteriori de tus operaciones o jugadas para ver dónde te has equivocado e intentar mejorar. En el caso del trading tienes que hacer tu diario de trading y en el poker todas las manos que juegas se quedan guardadas en el Holdem Manager o Poker tracker (programas legales de análisis en tiempo real en las mesas de poker) .

Ambas disciplinas son, en muchos casos, anti-intuitivas (el poker más que el trading) y pueden hacerte caer en el error de pensar que estás haciendo las cosas mal, juzgando los malos resultados a corto plazo, cuando realmente estás haciendo las cosas correctamente, pero estás pasando por una mala racha o drawdown. Este es un error muy grave, ya que puede hacer que “veas fantasmas donde no los hay”, modifiques tu forma de jugar u operar y empieces a hacer cosas mal (por miedo a perder) que antes hacías correctamente, además de que puedas coger algunos vicios muy malos a largo plazo.

Con esto no quiero decir que en el trading y en el poker la experiencia no sea un factor importante, pero creo que se le da mucho más valor del que realmente le corresponde.

Aunque obviamente el talento y la experiencia son cosas evidentes, personalmente, no creo que sean factores tan determinantes para triunfar en el trading o en el poker como lo son la disciplina y el estudio. De hecho, opino que la imagen que se da acerca de la intuición y corazonadas en ambas disciplinas está más orientada al marketing que a la realidad.

Invertir en Bolsa, Poker

– En relación a lo anterior, la experiencia no se mide en años que lleves jugando u operando, sino en operaciones realizadas o manos jugadas con disciplina. Es decir, en situaciones analizadas en las que se ha tomado una decisión.

Ambos usan internet como principal soporte de operación. En el poker se juega en salas online y en la bolsa se opera en brokers a través de internet.

El buen trader no se mide por el dinero que haya ganado en una determinada operación ni un momento puntual, sino en el número de operaciones que lleve manteniendo unas ganancias estables. Lo mismo pasa con los jugadores de poker, que su calidad no se mide en las ganancias que haya acumulado durante un período de tiempo, sino en el número de manos que lleva batiendo un determinado nivel. En el caso del cash, se mide en bb/100 (ciegas ganadas por cada 100 manos jugadas).

Hace falta una estricta gestión de capital. El dinero es nuestra herramienta de trabajo y el riesgo de ruina siempre debe ser próximo a 0, a prueba de malas rachas.

Hace tiempo leí un simil que me gustó mucho. Decía lo siguiente: “Para un trader o jugador de poker el dinero es su instrumento de trabajo. Si no lo gestiona bien y lo pierde se queda en paro, ¿te imaginas un taxista que rompa su taxi por hacer un mal uso de él? Pues en esto es lo mismo”.

El aspecto psicológico tiene un papel fundamental. Es fundamental tener la mente despejada y estar totalmente descansado cuando se juega o se va a analizar una operación. Y también son totalmente analógos en la forma de afrontar las rachas de pérdidas.

En el poker, el estado de enajenación mental en el que entra un jugador cuando empieza a perder bastante dinero y no puede controlar sus emociones durante una sesión (generalmente por mala suerte) se denomina tilt. Esto no es tan trasladable al trading, aunque sí parecido, a no ser que sea intradía.

El perfil de usuario ganador emergente en ambas disciplinas es el mismo. Perfil joven, habituado a internet, con mentalidad analítica, inquietudes y ganas de obtener una fuente de ingresos extra.

En ambas disciplinas la habilidad y el conocimiento conviven con el azar. No es cuestión de discutir cuánto porcentaje es suerte y cuánto habilidad, sino en ser conscientes que la suerte puede condicionar los resultados a corto plazo. Eso sí, a largo plazo será el conocimiento o habilidad el que dicte sentencia en tus ganancias o pérdidas.

De hecho, en contra de lo que comúnmente se piensa, esa suerte o emoción es lo mejor de ambas disciplinas, ya que es lo que las convierte en rentables para el jugador o trader disciplinado y estudioso a largo plazo. Esa suerte es la que hace que personas con pocos conocimientos o errores sistemáticos en su forma de operar o de jugar puedan ganar dinero de vez en cuando, y hace que sigan jugando u operando. Si no, estaríamos en un entorno idéntico al del ajedrez.

En ambas disciplinas existen varias estrategias y modalidades. En el caso del póker hay tres modalidades: torneos multimesa, sit and go y cash, y hay diferentes estrategias en función del número de ciegas de tu stack: deepstack (100bbs) o shortstack (20bbs). En el caso del trading es parecido, ya que se puede operar en diferentes tipos de mercados: commodities, forex, mercado de acciones…Y también hay diferentes estrategias: a largo, medio y corto plazo, o intradía.

 

La regulación del juego online en España

A principios de junio de este año entró en vigor la regulación del juego online en España, y desde el pasado 5 de junio sólo se puede jugar al poker en las llamadas salas “.es”.

A consecuencia de la regulación, las empresas que ofrezcan servicios de juego online en España deberán pagar un 25% de impuestos por operar. Obviamente, ese 25% no lo van a perder sólo las empresas, sino que repercutirá también en los jugadores. Esta regulación ha sido copiada del modelo italiano y francés en su mayoría y, a día de hoy, imposibilita seguir jugando al poker online de manera profesional en España.

Las consecuencias de la regulación, y las razones que imposibilitan jugar al poker online profesionalmente en España fundamentalmente son tres (ordenadas de menor a mayor importancia):

1- Subida de comisiones y menos rakeback

Al tener que pagar un 25% de impuestos, las salas han subido levemente la comisión por mano jugada. Antes de la regulación la comisión por mano era de un 5% del bote (como máximo 3€), y después de la regulación ha subido a un intervalo entre 5.15%-5.35%, aproximadamente. Esto supone una subida de entre un 3 y un 7% en la comisiones.

Esto también ha repercutido en el porcentaje de rakeback (el porcentaje que le devuelven las salas a los jugadores de las comisiones que pagan) que ofrecen las salas a los jugadores. Antes solía ser de un 30%, mientras que ahora muchas salas lo han bajado considerablemente.

Para los jugadores regulares de niveles medios (NL100-NL600) el rakeback supone un porcentaje bastante importante de sus ganancias mensuales, de entre un 20 y un 50% de sus ganancias, aproximadamente.

2- Imposibilidad de jugar el suficiente número de manos para evitar la varianza

Al no poder jugar en las salas “.com”, los españoles no pueden jugar con jugadores que residan fuera de España y por lo tanto la cantidad de mesas y el tráfico de jugadores en las salas ha bajado de manera espectacular. Un jugador profesional “multitablea” entre 6 y 12 mesas (este valor puede variar mucho según jugadores), y con el poco tráfico que hay tras la regulación le resulta imposible encontrar suficientes mesas para jugar.

El hecho de no tener suficientes mesas para jugar repercute directamente en el número de manos que se  pueden jugar al mes, y eso afecta a los resultados. De hecho, un jugador profesional debe jugar al menos 50.000 manos al mes para evitar la varianza (es decir, que la suerte afecte demasiado a sus resultados), y con la situación actual es prácticamente imposible para niveles superiores a NL50.

3- Fiscalidad del juego online

Uno de los principales problemas que ha traído la regulación es la forma en la que se tienen que declarar las ganancias provenientes de las mesas.

Todos los españoles tenemos la obligación de declarar todos nuestros ingresos, independientemente de la fuente de la que provengan, en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Por supuesto, el caso de los jugadores de poker profesionales no es una excepción.

El problema viene cuando según el artículo 33.5 de la regulación del IRPF se cita que las pérdidas patrimoniales provenientes del juego no se computan fiscalmente como tales. Esto conlleva un problema gravísimo que no es fácil de ver para alguien que no haya jugado a poker online con regularidad.

Expliquemos el problema con un ejemplo:

Supongamos que un jugador ha ganado durante un mes 3.000€. Obviamente, ese jugador no ha ganado los 3.000€ uno detrás de otro sin perder una sola mano durante el mes, sino que ha ido ganando y perdiendo botes constantemente de manera que a final de mes, el cómputo global resultante de todos los botes jugados (ganados y perdidos) da un positivo de 3.000€. Esos 3.000€ pueden proceder de haber ganado 30.000€ y haber perdido 27.000€.

Como ya puedes entrever, según la ley española, ese jugador tendría que pagar los impuestos correspondientes a haber ganado 30.000€, ¡cuando realmente sólo ha ganado 3.000! Suponiendo que tiene que pagar un 28% de impuestos, un porcentaje bastante normal, tendría que pagar 8.400€ de impuestos. ¡Una barbaridad!

A pesar de que según la ley (a día de hoy) esto es tal y como lo he explicado, hay algunas fuentes del sector que afirman que no será así y que sólo habrá que pagar impuestos sobre el dinero que se retire de la sala.

Pongamos un ejemplo de este segundo caso:

Supongamos que un jugador ingresa en una sala 2.000€ para jugar al poker y de repente, le surge un imprevisto familiar y necesita retirar su dinero de la sala. Por lo tanto, ¡tendrá que incluir esos 2.000€ en su declaración de IRPF! y pagar los impuestos correspondientes. ¡Tendría que pagar por retirar su propio dinero!

Como puedes ver, aunque todavía no está confirmada de manera oficial, esta forma de tributar las ganancias es algo mejor, a pesar de ser tremendamente injusta también.

 

En conclusión

Durante este artículo (algo extenso, lo sé) he intentado plasmar de la forma más objetiva y clara posible las similitudes entre el poker y el trading y la situación actual del poker online en nuestro país.

¿Por qué me ha pedido Uxío que escriba este artículo?

Seguramente ya te habrás dado cuenta: Uxío quiere mostrar el creciente interés por el trading que habrá en nuestro país en los próximos meses, proveniente de los jugadores de poker (dadas las grandes similitudes Poker-Bolsa) que no pueden seguir jugando de forma rentable en España.

Bien es verdad, que muchos de ellos han emigrado a países como Malta, Inglaterra, Portugal o Polonia, pero todos aquellos que no lo han hecho (por motivos personales, como es en mi caso) verán en el trading una fuente de ingresos extra como antes la veían en el poker, o incluso se planteen simultanear ambas disciplinas (pues perfectamente compatibles).

Es más, ya se ha escrito muchísimo acerca de la transición del poker al trading (y al contrario también) en muchas webs de referencia del poker en nuestro país.

Según mi opinión, a consecuencia de todo esto el trading se pondrá más de moda (aún) en los próximos años.

Espero que os haya parecido, cuanto menos, entretenido y curioso.

Un saludo a todos.

Pedro Sánchez

 

Nota de Uxío

Hay ocasiones en las que algo importante está sucediendo mientras la mayoría no se da cuenta. Y esta es una de ellas:

La nueva realidad es que el trader de éxito de hoy en día ya no fuma puros ni tiene 60 años. Las mentes jóvenes, acostumbradas a internet y con ganas de sacarse un buen dinero extra son las que tienen ventaja.

Ahora que el poker online ha sido (terriblemente) regulado en España, se está produciendo la inevitable transición del poker a los mercados financieros.

Los jugadores de poker online españoles se encuentran entre los mejores del mundo. Le toca el turno al trading.

Pedro ¡Gracias por tu excelente artículo! Sabía que podías contar mucho mejor que yo lo que está sucediendo, y lo has hecho más claro y preciso imposible.

 

Ha llegado la hora de comentar y retuitear

Pincha en los botones de Facebook y Twitter, comenta, pregunta, opina y cuenta lo que sabes acerca de este tema. Pedro estará por aquí, en la charla.

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by