resultados de trading

El otro día estuve repasando mi último paquete de operaciones intradiarias (el primero desde que decidí documentar y volver a ponerme en serio con el daytrading).

La verdad es que me estaba dando pereza hacerlo; ya llevaba algunos días sabiendo que me tocaba hacerlo, pero nunca me apetecía ponerme con ello.

Por suerte, mi amigo Rolan (que suele operar conmigo en acciones y ETF) me animó a que las repasáramos juntos. (Tiene más paciencia que un santo. Gracias, Rolan).

Así que en cuestión de una hora más o menos, las operaciones estaban vistas y requetevistas, las anotaciones tomadas, las conclusiones sacadas y algunas ideas listas para implantar en la siguiente tanda (que acabo de comenzar, por cierto).

Así que, si quieres, te cuento un poco lo que saqué de la revisión de esta primera tanda de operaciones documentadas:

 

Fallos que cometí

Documentar mal. Aunque le voy pillando el truquillo poco a poco, me cuesta mucho más documentar las operaciones intradiarias que las operaciones habituales con acciones.

El motivo es que, en intradía, tiendo a documentar más la propia sesión que las operaciones. Así que luego, al repasar el diario, cuesta un poco aislar las operaciones y verlas por separado.

Gracias a la revisión, ya he sacado un par de pautas para aplicarlas a partir de ahora para mejorar la «revisionabilidad» del diario de operaciones intradiarias:

  • Resaltar mejor el soporte/resistencia que estoy utilizando como base en el momento de la operación.

Estoy operando con Metatrader 4, y éste es un programa bastante sucio visualmente. Cuesta encontrar de un vistazo el sentido de la operación con una simple captura de pantalla. Así que una rayita de color por encima al hacer la captura de pantalla me vendrá bien en el diario.

metatrader trading visual

[ Captura directa del diario ]
Aunque si lo miro tranquilamente lo entiendo, hay demasiadas rayas horizontales que parecen soportes (y que no lo son). En cambio, el soporte en el que me basé está sin marcar. (Y esto es un fallo).

  • Tratar de no fotografiar momentos que no sean estrictamente necesarios para documentar la operación.

Estoy acostumbrado a sacar pantallazos de momentos previos en los que planteo escenarios (y me entran dudas) o en los que reflejo sentimientos en situaciones intermedias incómodas de la operación (dudas, tensión, miedo, avaricia, etc).

Pero quizás deba dejar ya esa fase atrás. Aunque durante la operativa esas emociones las siento fuertemente y me gusta anotarlas para ponerlas de manifiesto y madurar sobre ellas, lo cierto es que en la revisión cada vez me aportan menos. Creo que ahora, la verdadera manera de madurar es dejarlas atrás y demostrarme a mí mismo que son interferencias que no tienen cabida en el diario, y por lo tanto, tampoco en la operativa.

documentacion trading

[ Extracto del diario de trading ]
Capturar este tipo de momentos ya no me aporta gran cosa

En cuanto a fallos técnicos (de trading, me refiero), los principales fueron que:

  • Operé dentro de fuego cruzado
  • Me basé en un soporte inventado
  • Operé dentro de laterales

Ya ves, querido amigo, que esto es sota-caballo-rey. Los mismos fallos de siempre que todos cometemos.

Más abajo te cuento esto más en detalle.

 

Los resultados numéricos

Eran 38 operaciones. En realidad, 36, porque una era un experimento fuera de mi sistema y otra un error porque cerré la operación sin querer cuando estaba empezando a desarrollarse.

El resultado en dinero, no lo recuerdo con precisión (ni quiero hacerlo, si no igual me obsesiono y me descentro) es de tablas. En realidad, fue una pérdida muy leve; pero que no considero relevante respecto al cero.

Lo que sí tengo claro es que mi tasa de aciertos (ganadoras) fue muy baja. Del orden del 32%, más o menos. Y eso contando con que tuve numerosas operaciones que se quedaron poco por encima de breakeven (y que cuentan como positivas).

En el tamaño de cuenta que me muevo (estoy operando una cuenta real de 4000€) con tamaños de posición muy moderados, ganar 80€ es ganar mucho, ganar 30€ es ganar poco y perder 25€ es lo normal. Pues hubo muchas en las que ganaba 14€, 8€, etc. A eso me refiero con breakeven o casi breakeven.

En resumen, gané mucho en pocas operaciones y me desangré lentamente en la mayoría, quedando al final, como te digo, a cero (o algo por debajo de cero, para ser exactos).

 

Las grandes revelaciones

Siempre que reviso mi diario de trading aprendo algo importante. Y esta vez no ha sido menos:

Mi percepción del durante no tiene nada que ver con mi percepción del después.

El ejemplo más claro es que, en esta tanda de operaciones, me sentí especialmente perjudicado por una interminable racha de mala suerte en cuanto a que el precio siempre tocaba el stop loss por el último ¡ultimísimo! tick y luego reanudaba el movimiento a mi favor (pero sin mí). Cómo me fastidió.

Operación de trading

[ Extracto del diario – Operación completa ]

Operación de trading

Después de aguantar como un jabato tres horas dentro de la posición y el precio mostrar por fin un avance…

Operación de trading

…el precio se da la vuelta repentinamente y me quedo fuera de la operación…

Operación de trading

…por el último tick del spread.
(Y me frustro más de lo que debería).

Te puedo decir que me quedé pasmado el otro día revisando las operaciones y comprobando que, en absoluto fue algo fuera de lo normal. Me pasó eso tres veces (dos en el último tick, sí, pero ¿y qué?)

Y es que, además, también me pasó a la inversa: que acerté con precisión , prácticamente al tick, con la orden de salida por beneficios (take profit) en un par de ocasiones. Es decir, que «vendí en el máximo» absoluto. Sin embargo, de esas me olvidé. Me olvidaba de las buenas y sólo me afectaban las malas.

Otro aspecto que pude observar es que empecé esta primera tanda mucho mejor de lo que acabé. En algún momento del proceso empecé a operar de una forma no tan pura (y eso que recuerdo perfectamente esforzarme por hacerlo genial en todas y cada una de las operaciones).

Si me preguntas hace una semana, te diría que estaba operando perfecto. Pero si me preguntas ahora, después de la revisión, ya te digo que no, que el trading no era 100% sólido.

Creo que me estaba afectando el hecho de perder casi siempre (aunque fuera un poco). Así que cometí errores. Errores que en el momento no vi, pero que luego cantaban. Cantaban la Traviata, vamos.

mala operacion trading

[ Extracto del diario de trading ]
Esta operación es muy mala ¡pero en el momento no me lo pareció!

Además, es que la psicología pesa muchísimo dentro de la sesión. Si no reseteo bien la cabeza entre una operación y otra se nota un montón (para mal, siempre).

En una ocasión, me empeñé en decirle al mercado lo que tiene que hacer. Realicé cuatro operaciones, y las cuatro malas (repartidas a lo largo de muchas horas, pero todas dentro de un mismo día).

Por otra parte, descubrí que tengo un frente que pulir mucho ¡pero que me gusta!

Se trata de la operativa en fuego cruzado y rangos laterales. Es a la vez un problema, porque me pasé de optimista en muchos casos y a la vez un filón, porque mis mejores operaciones salieron de una aparente «nada».

Revisando algunas de las mejores operaciones pensaba «No sé cómo ni por qué me atreví a comprar ahí, que el precio está dormido, en medio de ninguna parte. Pero acto seguido salió disparado como un cohete hasta el objetivo».

Es como si adivinara que una explosión estaba a punto de suceder, me esperase hasta el último momento, me subiese al precio ¡y a correr! (No es tanto así, porque opero en base a pautas claras, pero en el diario eso casi no se aprecia).

Ahora, mirando el diario, me parece bastante asombroso. Pero está claro que estar delante de las velas algo extra te aporta, porque en ocasiones me está permitiendo lograr eso.

Si bien es cierto que hay otras operaciones parecidas en las que me lancé alegremente al barro, y esperando por la explosión, lo que pasó es que me engulleron las arenas movedizas.

trading barrido

[ Extracto del diario ]
Dos operaciones seguidas: Compro, un barrido me hace saltar el stop loss, y lo utilizo como oportunidad para entrar de nuevo, esta vez con éxito.


 

Hipótesis y propuestas de mejora

Es probable que sea excesivamente ambicioso con mis objetivos; quiero decir, que pongo la orden de salida por beneficios demasiado lejos.

De todas las operaciones, tengo muchas salidas en un stop loss intermedio, normalmente cercano a breakeven. Y, por desgracia, muchas de ellas son después de que el precio alcanzase un beneficio flotante estupendo, casi tocase el objetivo… y se diera la vuelta.

Odio no dejar correr el precio. Me molestan profundamente las salidas anticipadas. Es un error que cometía mucho en mis inicios al operar con acciones y en el que no quiero caer de nuevo.

Pero, sinceramente ¿No sería mejor aparcar un poco ese odio y explorar la posibilidad de ir a por carreras más cortas?

Y eso es lo que voy a hacer (acabo de empezar a hacer, de hecho).

He desactivado la opción «one-click trading», de modo que ahora puedo cerrar las operaciones en Metatrader por partes.

El plan ahora es que, cuando haya una resistencia intermedia (o soporte, es igual) que no sea relevante, pero tampoco tan despreciable como a mi ambición le gustaría, voy a cerrar media posición en ese primer nivel obstáculo. La otra mitad la dejaré correr, pero con atención extra a un cierre anticipado (discrecional) si observo que el precio no puede con ese nivel (o cualquier otro) antes de llegar al objetivo más ambicioso.

Otra regla que voy a meter es la que le aplican a algunos comerciales telefónicos: Si cumples el objetivo del día, te puedes ir a casa.

Yo esta la verdad es que nunca la entendí: Por lógica, por matemática, si eres ganador, cuanto más operes, más ganarás.

Si te va bien y te retiras por un objetivo diario ¿qué pasa? ¿Es que tienes miedo? ¿Es que no confías en ti y crees que has ganado de carambola?

Pero no. No van por ahí los tiros.

Es una cuestión de cuidar la cabeza. Es un asunto de salud mental.

Y, por ello, es prioritario.

trading buena operacion

[ Extracto del diario ]
Esta fue una buena operación. Sencilla a más no poder.

La idea de fondo es que te tienes que recompensar. Y, en trading, no es físicamente posible hacerlo perfecto. Nunca.

Así que si esperas a tener un trading perfecto, te vas a hinchar a auto-recriminarte cosas, y mientras tanto no vas a oler ni una sola recompensa.

Por eso, si dices, «Si hoy junto 100€ me voy«, «Si hoy hago tres buenas me voy«, etc. te estás dando la posibilidad de volver a casa con los deberes hechos y más contento que MacGyver estrenando navaja.

Y esto resulta que es muy importante.

Si ningún día te sientes totalmente satisfecho contigo mismo, tu trading acaba deteriorándose (aunque sólo sea por cansancio mental). Para evitarlo, este sencillo truco; aunque en la teoría sea financieramente subóptimo, en la práctica resulta que funciona.

De momento, como primera aproximación (y teniendo en cuenta el tamaño de posición pequeño que manejo ahora mismo), he puesto la cota de los 100€ como primera referencia. Ya lo iré afinando.

Por último, a ver si consigo lidiar y ganar claridad con la contradicción de que, en los fuegos cruzados, se encuentran a la vez mis mejores y peores operaciones.

Por el lado de las operaciones malas, voy a centrarme en evitar el barro (esos laterales en los que no hay decisión ni definición por parte del precio). Y, en cuanto a las operaciones buenas, voy a concentrarme en tratar de percibir y repetir esas compresiones del precio que acaban estallando que oscilan alrededor de un soporte relevante y a las que he sabido subirme en el  sentido adecuado y en el momento justo, tirando un poco más de intuición que de disciplina.

Si este artículo te gusta, comenta y retuitea.

Te espero. Ya sabes que es mi medida del interés 😉

 

reto7 ecover curso online cuando comprar y cuando vender exactamente

Apúntate gratis al #TradingReto de 7 días

¿Te encanta el mundo de la Bolsa, pero no sabes por dónde empezar?

¿Eres un apasionado del trading, pero aún no consigues ganancias consistentes?

Podrás empezar a operar desde el primer día al finalizar el reto. Y además, podrás descargar esta guía de forma gratuita hoy mismo.

En menos de 48 horas nos pondremos en contacto contigo. No te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)