fbpx

La conexión forma parte de nuestras vidas en el mundo del hoy y continuamos con la adaptación. Permanecemos conectados 24/7 de alguna manera, somos usuarios multidispositivo. Trabajamos con ordenadores, pero no dejamos de atender WhatsApp desde el móvil o viajar con una Tablet como compañera.

 

Nuestra información es accesible

Pensémoslo detenidamente desde el punto de vista de la seguridad. Estamos exponiendo nuestros datos todo el día, todos los días.

Este es un mapa real de los ataques recibidos en tiempo real, la verdad es que da bastante miedo.

Por otra parte, el teletrabajo ya forma parte de nuestras vidas en muchos sentidos. Y si te dedicas al trading o dedicas tiempo al trading en tu día a día, lo sabes muy bien.

El trading posee muchas ventajas y una fundamental es que lo puedes realizar desde donde quieras, siempre que tengas conexión a internet, claro.

Sin embargo, cuando te conectas desde redes públicas te estás exponiendo a cantidad de ciberataques, tantos como ves en el mapa anterior.

 

¿A qué ataques me expongo?

Te expones a ataques como el phising, que busca robarte información privilegiada, como tus credenciales para entrar a tu plataforma de trading.

Nos  arriesgamos también a ser víctimas del conocido ataque “man in the middle”, el cual es capaz de interceptar tus comunicaciones con otros interlocutores y con ello tu información confidencial.

Otro muy común entre los ataques y similar al phising es el baiting, que suele atraer nuestra atención con sugerentes ofertas para usurpar nuestra información.

Esto ya nos suena un poquito más de cerca en el mundo del trading, clásicos mensajes engañosos como “gana dinero hoy mismo.” En este sector se ve constantemente.

 

¿Cuál es la solución?

Es cierto que si trabajamos con redes locales, es decir, por ejemplo con nuestros wifis de casa, la conexión será mucho más segura, nuestros dispositivos contarán con IP’s locales y la red cuenta con cifrado y protocolos de seguridad actuales como WPA y WPA2.

Pero esto significaría que solo trabajarías desde sitios seguros y el trading perdería uno de sus grandes atractivos, que es claramente la libertad, tanto financiera como individual.

La verdadera solución está en disponer de una VPN o Virtual Private Network. Yo te recomiendo NordVPN con la que estamos haciendo una colaboración.

 

¿Qué es una VPN?

Una VPN se trata de una red privada que nos permite conectarnos a internet de forma remota y segura. Como una red local en casa, a través de un router y con una IP local, la VPN realiza ese servicio allí donde te encuentres.

 

Cómo funciona una VPN

La VPN genera un cifrado y autenticación en el “camino que recorren los datos.” Como el pavimento de la carretera o la carrocería del coche, protege el viaje por que pasa toda nuestra información, desde un punto A a un punto B. Impedimos así el acceso a los ciberatacantes.

Nos posibilita navegar de forma segura, incluso conectados a redes wifi públicas.

 

VPN para hacer trading

Hoy en día existe una oferta infinita de VPN’s, pero no te debes fiar de todas. Existen  VPN’s gratis no recomendables porque nos arriesgaremos a que la plataforma almacene nuestra información o a ver disminuida nuestra velocidad de navegación, nada recomendable en este mundo en el que todo es online.

 Una VPN debe ser de confianza y para ello recomiendo una de pago, que no almacene datos de registro de actividad y que disponga de un cifrado potente para las conexiones.

Además de esto, la VPN es muy aconsejable incluso para usar en casa y en las conexiones móviles.

Otra factor importante es la cobertura y el número de servidores. Lo importante es que esta sea global.

Por último, la posibilidad de realizar pagos con criptomonedas para conservar el anonimato es muy interesante.

Yo utilizo NordVpn, por su fuerte política de seguridad y protección de datos, además de rapidez en sus servidores.

 

Otras formas de prevención

A mayores, te recomiendo prevenir ataques siguiendo estos consejos:

  • Habilitar la autenticación en dos pasos siempre que sea posible, por ejemplo en las cuentas bancarias.
  • Habilitar touch id o face id en las aplicaciones móviles.
  • Poseer contraseñas fuertes y diferentes para cada plataforma o app (puede ser tedioso, pero es lo mejor).
  • Disponer de cierres de sesión automáticos.
  • Activar las notificaciones por correo electrónico y sms.

 

Mi consejo:

No regales tu información porque hará de oro a otros sin consentimiento explícito y de manera poco lícita. Protégete fácilmente con NordVPN.