Invertir en Bolsa, charlatan

Hay tres tipos de análisis del mercado. Los tres sirven para fines distintos, pero a ti sólo uno te resulta útil. Adivina cuál:

  • Tipo I: La Bolsa va a subir porque tal y cual.
  • Tipo II: La Bolsa subió porque tal y cual.
  • Tipo III: Si pasa esto es que la Bolsa está subiendo, y si pasa esto otro es que la Bolsa está bajando.

Vamos a verlos en detalle:

 

Tipo I: La Bolsa va a subir porque tal y cual

  • Ejemplo de extracto: La Bolsa va a subir porque observamos un hombro-cabeza-hombro invertido y además los datos macro muestran crecimiento. Por lo tanto, créeme y compra.
  • Utilidad aparente para ti: Elevada
  • Utilidad real para ti: Nula
  • Categoría del analista: Baja

Este tipo de análisis quedan espectaculares en cualquier medio, desde periódicos, webs, consultorios televisados y todo tipo de demostraciones.

Los mejores profesionales del sector saben (y explotan) el hecho de que este tipo de análisis son mucho mejores si son bajistas respecto a índices (el miedo vende, y mejor si es impreciso) y alcistas respecto a acciones populares como BBVA, Santander y Telefónica (a los que están pillados en los Titanics de la Bolsa siempre les gusta oir que han hecho una buena inversión, aunque sea mentira).

Tienen la particularidad de que son frecuentes, por lo que poca gente recuerda recomendaciones concretas. Si el analista acierta, se encarga personalmente de hacer campaña “Ya os lo dije yo”. Si no acierta… pues no va a ser él el que lo recuerde.

Son absolutamente inútiles para ti porque, puedes elegir dejarte guiar por terceros o no, pero no controlas lo que haces.

Una cosa está clara: Nadie puede predecir o saber lo que la Bolsa va a hacer. Nadie. Así que el que lo afirma con seguridad está demostrando que ni siquiera sabe que el mercado es un entorno de probabilidades.

Aparte, en caso de que la recomendación pueda ser fiable, su sistema incluye una tasa de fallos que a priori no conoces. Por lo que no puedes diseñar una estrategia de gestión del capital en consonancia con este sistema.

Es más, si no conoces el sistema ¿cómo puedes confiar en él? Si no confías en él ¿cómo puedes operarlo de forma consistente?

Seguir a un gurú que afirma sin titubeos lo que pasará es sinónimo de frustración y pérdidas cuantiosas.

 

Tipo II: La Bolsa subió porque tal y cual

  • Ejemplo de extracto: “La Bolsa subió. Esto era indudable, puesto que un hombro-cabeza-hombro invertido lo anticipó claramente; sin olvidar que los datos macro invitaban a apostar por la Bolsa, ya que revelaban crecimiento sin paliativos. Qué listo habría sido el que me hubiera preguntado hace unos meses.
  • Utilidad aparente para ti: Baja
  • Utilidad real para ti: Baja
  • Categoría del analista: Media

Hay analistas expertos en recolectar las señales a favor que anticipaban el resultado que tuvo lugar. El problema es que en directo, ante la niebla de la última vela, nunca hay quien los encuentre o que les saque una respuesta clara.

Como no hacen predicciones, resulta obvio que no te sirven de mucho para tomar decisiones respecto a tus inversiones personales. Pero, al menos, no te confunden.

Como utilidad marginal, puede que te ayuden a acostumbrar el ojo a reconocer ciertas señales que te ayuden en el futuro y sacar tus propias conclusiones con el tiempo.

 

Tipo III: Si pasa esto es que la Bolsa está subiendo, y si pasa esto otro es que la Bolsa está bajando

  • Ejemplo de extracto: La Bolsa está completando un hombro-cabeza-hombro invertido, que es un figura que suele tener desenlaces alcistas. Además, los datos macro refuerzan la idea de un entorno alcista. Si la figura no se cancela, y esto es un S&P500 por encima de 1450, la estadística respalda a los compradores (y yo estaré entre ellos). Si se pierden los 1450 puntos, se cancela la figura, se pierde el escenario alcista y se entra en el bajista, momento en el que yo me pondré corto en el S&P500.
  • Utilidad aparente para ti: Baja
  • Utilidad real para ti: Alta
  • Categoría del analista: Alta

El mercado es un entorno de probabilidades. Nunca se sabe qué va a pasar y ni siquiera siempre se puede reconocer cuándo las probabilidades están a favor de un lado u otro.

Si se pueden reconocer señales que permitan inclinar la balanza, entonces es rarísimo que uno se dé cuenta de ellas en el mismo instante en el que se producen. Lo normal es verlas venir un poco antes y estar esperándolas por si finalmente se dan.

En ese caso, se puede hacer un análisis diferenciando escenarios y explicitando cuáles son las condiciones que harían apostar por la compra, por la venta o por mantenerse al margen.

Yo no soy analista, soy trader y formador. Pero, de vez en cuando, como trader y como bloguero, me gusta compartir mis análisis (que yo mismo planteo para mi propio trading). Por eso, si tengo que ser analista, quiero serlo de este último grupo.

Para mi, un buen analista, no es el que te dice lo que va a pasar o lo que ya pasó, sino el que te plantea qué puede pasar y cómo reconocer sobre la marcha cada escenario para poder tomar medidas en el momento preciso.

Que nadie espere de mis análisis predicciones, porque no las puedo dar. Yo sólo sé plantear escenarios y, cuando se materializa alguno de los que entran en mi plan, actuar como tenía previsto en ese caso. Para mi, eso es realizar análisis útiles para el trading.

 

Opina ahora

Escribe un comentario y pincha en los botones de Facebook, Twitter y Google+

¡Te espero!

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by