Hace casi un año que me incorporé a trabajar en el equipo de Novatos. Hasta esa fecha nunca había escuchado la palabra trading. Para preparar la entrevista de trabajo quise informarme sobre la Escuela, qué hacía, quiénes eran, su historia,… y, por supuesto, busqué en Google qué era eso del trading.

Los resultados fueron de lo más variopinto: desde un señor rodeado de lujos, explicaciones detalladas sacadas de la universidad, incluso artículos de opinión sobre trading diciendo por qué no deberías hacer trading: es muy estresante, dinero fácil, depende de la suerte,…

4 mitos sobre el trading

Casi un año después, con este último artículo todavía en mi cabeza y conociendo la Escuela de primera mano, le he pedido al alumnado que me ayude a desmontar estos bulos y me cuente sus opiniones sobre la Escuela Profesional de Traders. Al fin y al cabo, el trading forma parte de su día a día.

Mito 1: el trading es dinero rápido/fácil

Es la visión más generalizada sobre el trading pero no se asemeja para nada a la realidad: la formación, el esfuerzo, un método,… son esenciales para hacer trading y eso no es nada fácil de alcanzar.

Esto es lo que opinan algunos de nuestros alumnos:

“En absoluto. Ni es rápido ni es fácil. Entrar en bolsa sin formación, es una muerte anunciada. Se pasa de la euforia a la pérdida de la cuenta completa en un abrir y cerrar de ojos.” Esther.

“Por supuesto que no. El trading es una actividad profesional capaz de prometer grandes rentabilidad como pocas otras, pero eso no quiere decir que sea ni fácil ni rápido.  Para ganar dinero en trading se necesita formación, mentalidad, constancia, disciplina y muchas muchas horas de pantalla.” David.

“Si fuera así, todo el mundo lo haría.” Diego.

Mito 2: depende de la suerte

¿Cuántos han fracasado por creer en la suerte? Es cierto que todo en esta vida depende del azar pero, como se suele decir “la buena suerte es la hermana gemela del trabajo duro”.

“De vez en cuando puedes tener suerte y no pasa nada si lo asumes como tal. Pero el desempeño del buen trading no depende de la suerte, depende de un sistema con esperanza matemática positiva que se adapte a la personalidad del trader/inversor y de la capacidad del trader de sacarle partido.” David.

“Si por suerte entendemos el azar, No. En mayor medida, depende de lo bien que apliques tu sistema (siempre que sea un sistema ganador, como el de la escuela).” Diego.

“Yo antes (de hacer trading,)  solía ir al casino de vez en cuando y me entretenía con 50€, apostando al rojo/negro haciendo jugadas de 2€… una y otra vez. Tras ir muchas veces me di cuenta de que mi capital nunca aumentaba. Siempre estaba en torno a esos 50 euros, e incluso bajaba… Dejé de ir finalmente,  porque me autoconvencí de que estaba siendo zarandeado por la suerte, y que sólo con suerte no me iba a hacer rico.

Después, descubrí el trading… y el trading me apasiona porque  ya no pienso en tener o no suerte. Empleo (o eso intento) operar siguiendo un método. A veces falla, a veces acierta, pero ya no pienso en suerte. Pienso en si mi entrada ha seguido (o no) el método. Luego el mercado será generoso ese día o no, pero ya no por suerte.” Fernando.

“No. En un mercado fuerte y alcista cualquiera puede ganar, pero eso no es suerte, es simplemente casualidad ya que el mercado te acompaña. Ganas hoy y pierdes el doble mañana.” Esther.

Mito 3: es estresante

Todos hemos visto alguna serie o película en la que el trader tiene ante sí 30 gráficos abiertos, un teléfono a cada mano y corre de un lado a otro de la oficina. Esto no tiene por qué ser así, nadie soportaría ese ritmo de vida durante un largo período de tiempo.

“Depende de la forma de operar. Si operas en diario o semanal, no. Buscas operaciones que crees ganadores, pones tus órdenes (entrada, stop loss y objetivo) y hacer seguimiento diariamente según tu plan de trading. Si esta sistemática te estresa es que algo no estás haciendo bien. De hecho, has de estar tranquilo para aumentar tu tasa de acierto tomando decisiones acertadas.” Diego.

“Cierto nivel de estrés es admisible, pues mantiene alerta al trader. El problema viene cuando el estrés supera lo razonable y afecta a las emociones y decisiones de trading. Es en esos momentos donde el trader viola las reglas de su sistema de trading realizando operaciones impulsivas y/o cometiendo errores de ejecución que afectarán negativamente a su cuenta y a su autoestima, entrando, así, en un círculo vicioso. No obstante, algunos sistemas de trading y, sobre todo, temporalidades intradía son más demandantes emocionalmente que temporalidades mayores, donde las decisiones se pueden razonar con mayor margen de tiempo y capacidad de reacción. Un inversor que persiga rentabilizar sus ahorros a medio-largo plazo probablemente no tendrá que soportar el mismo nivel de estrés que un operador de alta frecuencia que abre y cierra operaciones en cuestión de minutos. El sistema de esta escuela se trabaja sobre la temporalidad adecuada para que la formación de un trader totalmente novato pueda ser factible aún con cierto nivel de demanda (objetivos posibles pero que signifiquen un reto) sin llegar al nivel de estrés de la operativa más rápida y agresiva que considero totalmente inapropiada para el operador novel, y que sería como ponerse a los mando de un F1 nada más sacarse el carné de conducir.” David.

“Antes lo era. Cuando yo hacía daytrading había que estar muy concentrado. Además yo antes no gestionaba bien el riesgo y a menudo acababa atrapado en operaciones en contra y me pasaba días enteros sin dormir, de mal humor, mirando el móvil a todas horas a ver si se giraba el precio… eso sí que era muy muy estresante.” Fernando.

Mito 4: requiere mucho tiempo

Si sólo quieres que el trading sea un hobby que, además, te ayude a potenciar tus ahorros no estás dispuesto a renunciar a otras actividades como viajar, jugar al fútbol, pasar tiempo con tus hijos o tomar algo con tus amigos. Vivir pegado al gráfico y, aún encima, no obtener los resultados esperados hace desistir a muchos de los que empiezan en esto.

“Realmente no, aunque el tiempo es un componente que el sistema de la escuela encaja perfectamente en la disponibilidad de cada uno. Es decir, si decides que vas a operar unas pocas horas a la semana, porque no puedes o no quieres dedicar más tiempo, es perfectamente factible y rentable con este sistema. Si decides que vas a entrenar mucho más tiempo porque quieres acortar plazos también es posible multiplicar tu experiencia como trader… La operativa en sí, por cómo está diseñada, no requiere de mucho tiempo a la semana, pues existe un componente de riesgo limitado que irá en función de la capacidad económica del trader (a mayor cuenta en el broker podrá operar más si diluye el riesgo total que con una cuenta pequeña). Luego están la operativa en simulado en paralelo, capaz de acelerar la integración de conceptos técnicos (no así emocionales). Es decir, el alumno puede adaptar perfectamente el componente tiempo según su disponibilidad y su personalidad.” David.

 

 

“En mi opinión SI. En la fase de formación hay que dedicar mucho tiempo, si quieres conseguir un mínimo nivel que te permita sentirte cómodo. También debo decir que en mi etapa anterior a la entrada en la Escuela, permanecía delante de la pantalla viendo moverse el precio y tomando decisiones en caliente. Error garrafal. Desde que estoy en la Escuela, las horas las dedico a aprender, a rastrear mercados, a buscar patrones de entrada. Ahora el tiempo invertido es un tiempo que tiene valor añadido, que me permite mejorar.” Esther.

Por dónde empezar a hacer trading

Ahora que conoces cual es la realidad de nuestros alumnos seguramente tengas otra visión sobre el trading y estés valorando comenzar. Esto es lo que debes tener en cuenta antes de dar el paso.

Características de un trader

“Un trader consistente piensa en términos de probabilidades y acepta las pérdidas como parte del sistema (los gastos del negocio). Dispone de un estricto control de riesgo y de gestión de capital. Es constante y disciplinado. Es realista respecto a las expectativas y sincero consigo mismo. Trabaja en mejorar constantemente (fortalezas y debilidades) tanto a nivel técnico como a nivel personal/emocional. Piensa en el trading como un negocio.” David.

Consejos para empezar

“No hace falta ser un genio, cualquiera puede hacerlo, pero para empezar tiene que gustarte, apasionarte.  Tienes que estar dispuesto a pasar tiempo delante de la pantalla de tu ordenador analizando gráficos y tienes que disfrutar con ello. Disfrutar con mayúsculas. Tienes que estar dispuesto a invertir dinero en tu formación, y debes saber que aún así, no siempre vas a ganar.  Si esto te parece una tortura, apaga y vámonos. El trading no es para tí. “ Esther.

“Aconsejo dejar a un lado las preocupaciones por la rentabilidad y centrarse exclusivamente en operar bien. Ahí debe estar el foco. La rentabilidad es la consecuencia del buen hacer, no el objetivo.” David.

“Que se forme, que no espere resultados inmediatos, que le dedique el tiempo necesario, que persevere y que no se desanime a las primeras de cambio ya que si hace las cosas bien, los resultados llegarán tarde o temprano.” Diego.

 

 

 

“Que aprenda algún método. Que no opere por intuición ni por sentimientos, ni por lo que oiga alrededor.”

Fernando.

NUNCA cometas estos errores

“En mi opinión el error número uno es no tener un adecuado Control del Riesgo. Sin él, tarde o temprano estarás fuera de combate. La avaricia y el miedo son nuestros grandes enemigos.” Esther.

Operar sin un plan establecido. Es decir, cuando entras en el mercado has de saber entrar y cuando has de salir, tanto si la operación va bien, como si la operación va mal.” Diego.

“Todo lo que sea no pensar en el trading como lo que es: una actividad de alto rendimiento, con lo que ello conlleva: esfuerzo, trabajo, constancia, sacrificio, disciplina… me parece un error. Pensar en rentabilidades mágicas sin mayor esfuerzo me parece un error. No formarse adecuadamente y darse el tiempo necesario para aprender y poner en práctica los conocimientos adquiridos es un error catastrófico… Es necesario formarse correctamente y entrenar continuamente para poder competir en la misma liga de las grandes cuentas institucionales, que con su infinita capacidad económica y tecnológica mueven el mercado a su antojo; ¿o pretendes competir con esos grandísimos cabrones que desayunan bebés sin el conocimiento y entrenamiento adecuado?”. David..

“No llevar una gestión del riesgo. Operar sin stop.”  Fernando.

Estas son las opiniones de nuestros alumnos. Espero que, al igual que a mi, te hayan resultado útiles e interesantes y te hayan servido para derribar muchas de las barreras que te frenaban y no te permitían dar el paso para convertirte en trader.

Quiero agradecer a David, Diego, Esther y Fernando su colaboración y ayuda para poder elaborar este post y desmontar algunos de los bulos más frecuentes en torno al trading. ¡Muchas gracias!