¿Quieres ganar dinero en Bolsa?Ganar dinero en Bolsa Presta atención. Te contaré lo que debes tener en cuenta y qué errores no debes cometer.

La Bolsa es una forma excelente para obtener ingresos extra. Sólo necesitas una conexión a internet y ya puedes comenzar a operar. Eres libre para hacerlo desde cualquier lugar del mundo y a cualquier hora. La flexibilidad es total y puedes empezar a operar con cantidades muy modestas.

Hay cientos de estilos de trading (trading es especular en Bolsa; comprar y vender con la intención de ganar con las variaciones en el precio) y todos esos estilos pueden ser rentables. Encontrar un estilo de operar que se adapte a ti es fundamental. (Aunque ya te adelanto que, en realidad, lo que tienes que descubrir es cómo eres tú de verdad).

¿Qué te parece si aclaramos algunas ideas? ¡Vamos allá!

 

¿Es posible ganar dinero en Bolsa?

Sin duda alguna. Desde luego, es posible.

De hecho, mañana mismo podrías estar haciéndolo. Sólo tienes que acercarte a tu banco, pedir que te abran una cuenta de valores (se tarda dos minutos) y dar orden de compra de cualquier empresa que cotice en Bolsa. Con toda probabilidad, a los pocos segundos ya estarás ganando dinero.

– ¿¡En serio!?

Totalmente en serio.

– ¿Así de fácil?

– Así de fácil.

– Entonces… ¿por qué no lo hace todo el mundo?

– ¡Buena pregunta! Sigamos viendo el tema un poco más a fondo.

 

Dificultades añadidas

Es totalmente cierto que, a los pocos segundos de comprar lo que sea, ya estarás ganando dinero. El precio no para de oscilar y rápidamente se pondrá a tu favor.

También es cierto que, igualmente rápido, se pasará al otro bando y entrarás en negativo. Lo mismo puedes ganar que perder.

En ocasiones, el precio se mueve en tendencias. Hay tendencias de todos los tamaños, y grandes movimientos en un sentido pueden contener pequeñas tendencias en sentido contrario. Puedes apostar por subidas en el plazo de un minuto, o de un día, o de tres semanas, o de ocho meses.

Lo difícil no es meterte en el mercado. Eso puedes hacerlo enseguida y sin la menor complicación.

Lo difícil es: meterte en el mercado en el momento correcto, apostando en el sentido adecuado salirte en el momento adecuado.

Como diría la madre del niño de los Kinder Sorpresa: ¡Tres deseos! ¡¡Imposible!! (Y cierta razón no le falta).

Pero esto sólo es el principio: Además sufrirás la fuerte interferencia de las emociones cuando tu dinero está en juego, de las noticias y de los consejos de los expertos. Por otra parte, deberás mantener controlado el riesgo, así que deberás tener siempre a mano un plan B, en el que le darás a tu broker órdenes adicionales. Aún más, si quieres mantener el riesgo de ruina al mínimo, deberás ser muy cuidadoso con tu gestión del capital… Y un larguísimo etcétera que hace que, lo que parecía fácil deje de parecerlo.

 

La cultura del pelotazo

En España somos así. Nos gusta hacernos ricos fácil y rápido. Nos encantan los pelotazos.

¿¡Y a quién no!? Si te piensas que a los alemanes o los suecos no les agrada que les toque la lotería, estás un poco despistado.

En Bolsa, hasta el más pintado sueña con dar un gran pelotazo. Es inherente a nuestra forma de ser ¡Eso sí que es ser eficiente! Mínimo esfuerzo y máximo beneficio ¡Perfecto!

No te niegues a ti mismo. Tú también quieres dar un pelotazo. Es conveniente que lo sepas, que lo asumas y que lo tengas presente. Te hará falta.

 

El choque

Presta atención, porque todo lo que te he contado hasta ahora está enfocado a que captes lo que te voy a explicar a continuación. Hagamos memoria:

1.- Al principio no sabes ni lo que es la Bolsa. Parece que no está a tu alcance.

2.- Luego descubres que, no sólo está a tu alcance sino que, además, es posible ganar dinero muy fácilmente.

3.- Lleno de ilusión, pones tu dinero en el mercado.

4.- Te lo limpian a velocidad de vértigo.

5.- Descubres que te has metido a chapotear entre pirañas y tiburones sin la menor idea, preparación o protección.

6.- Entre el escozor de la pérdida económica, el orgullo herido, los sueños de grandeza desvanecidos, el cántaro de leche roto en el camino, el darte cuenta de que tienes muchísimo que estudiar y que aprender y un enorme deseo de recuperar lo perdido y vengarte demostrándole al mundo (y a los que te rodean) que eres una máquina de los mercados financieros, sientes la tentación, sientes la llamada del lado oscuro.

Al fin y al cabo, operando al azar también se puede ganar. No de forma consistente, eso lo sabes, pero quizás haya suerte.

Así que decides cerrar los ojos y correr hacia adelante con el cuchillo entre los dientes.

 

Son todo facilidades

El mercado vive de los incautos. Los tiburones y las pirañas se comen a los pececillos despistaos.

Así que nadie te va a poner la menor traba para que pinches en el botón de comprar.

¡Es más! Sonriendo, te ofrecerán productos altamente apalancados para que especules a muy corto plazo y te acerques al máximo riesgo posible en el menor tiempo posible. Están deseando llevarse los ahorros de tu vida. Están deseando que liberes tu ira y des rienda suelta a tu instinto del pelotazo.

Con método, te quitarán el dinero. Si no es a la primera, entonces a la segunda o a la tercera. Ellos saben bien que acabarás por apostarlo todo de nuevo.

 

Date cuenta de en qué situación te ponen

Situación complicada + alternativa aparentemente fácil = Comportamiento irracional

Ni que decir tiene que el comportamiento irracional no es en favor de tu mejor interés, sino en favor del interés de otros.

Si sientes que no tienes salida, que no puedes lograrlo y, a la vez, la fuerte tentación del pelotazo te presiona, optas por la opción fácil y perjudicial para ti. En el fondo lo sabes, pero no puedes pensar con claridad.

 

Siempre hay una salida inteligente

No te desesperes. Es un problema de comparación. Anclamos una idea en el cerebro y construimos a partir de ella.

Si tu idea anclada es un pelotazo, cualquier mínima inversión de tiempo, esfuerzo y dinero se te antojará insalvable. Es totalmente normal.

Lo que sucede es que el pelotazo es irreal. No existe. No se puede contar con él. La suerte le llega a los que trabajan en ella duramente, no a los que la esperan sin más.

 

Conclusiones prácticas

– ¿Es posible ganar dinero en Bolsa de forma consistente?

– Sin duda, es posible.

Pero necesitas tener presente que el pelotazo no es la vía para lograrlo y que desearás fuertemente ir por esa vía cuando descubras que especular en los mercados financieros tiene su dificultad.

La salida inteligente es echar el freno, ser consciente de que el que algo quiere algo le cuesta, y prepararse para una inversión de tiempo, dinero y esfuerzo que, aunque no tiene por qué ser desmesurada, desde luego no te va a salir gratis.

Sin ir más lejos, en esta misma web hay miles de Novatos que cada día avanzan hacia las ganancias consistentes en Bolsa. Sí es posible.

El dinero fácil no existe, pero en Bolsa tienes una buena oportunidad de hacer dinero ¡Ánimo!

 

Aporta tu granito de arena

Quiero tu visión del asunto y quiero tu comentario. Lo que yo te acabo de contar vale de poco sin tu opinión. Comparte tu experiencia ¿Alguna vez has estado tentado de apalancarte hasta el infinito con todo tu capital?

Además, si eres tan amable, pincha en alguno de los botones de Twitter, Facebook, Me gusta, email o +1 ¡para que este artículo dé la vuelta al mundo!

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)