ondas de elliot

La Teoría de las Ondas de Elliot fue desarrollada por Ralph Nelson Elliot hace aproximadamente un siglo, basándose en la teoría de Dow.

La teoría de Elliot nos permite identificar el tipo de onda en la que se encuentra un gráfico y poder así posicionarnos en una u otra dirección, según cómo creamos que se va a comportar ese mercado o valor.

Aunque para ello debemos estar seguros al 100% de haber fraccionado bien los movimientos del gráfico y que cada una de esas ondas cumple con todos los requisitos de la Teoría de las Ondas Elliot.

Es una misión muy complicada que requiere mucha práctica, un conocimiento profundo de las pautas y restricciones que nos marca Elliot, y, por qué no decirlo, suerte.

Por cierto, soy Héctor, trader y profesor de la escuela y este es mi primer artículo 😉

 

Principio de las Ondas de Elliot

El principio de las Ondas de Elliot se basa en la suposición de que el mercado de valores forma parte de una ley natural que influye en los comportamientos de la naturaleza, y por ende, de la humanidad.

Al estar el movimiento de la masa influenciado por “estrictas” normas naturales, se debería poder identificar cada momento si conocemos dichas normas.

Esto tiene una gran ventaja, y es que podemos “predecir” qué hará el mercado en el futuro, porque, según Elliot, todos los participantes del mercado (tiburones y pececillos) tendemos a portarnos de la misma manera en determinadas circunstancias.

Como he comentado, se basa en una teoría anterior, que es la Teoría de Dow:

En esta teoría se nos explica, entre otras cosas, que el mercado tiene tres tendencias: La Primaria (más de un año), la Secundaria o intermedia (de 3 semanas a 3 meses) y la Menor (menos de 3 semanas).

Y que cada tendencia consta de tres fases (acumulación, impulso y distribución)

Parece que hasta aquí nada nuevo, pero Elliot clasificó hasta 9 niveles distintos de tendencia. Te los enumero por curiosidad: Gran Superciclo, Superciclo, Ciclo, Primario, Intermedio, Menor, Momento, Minuette, Subminuette.

Es muy difícil ver todos ellos, ya que, por ejemplo, el Gran Superciclo tendría una duración aproximada de 150-200 años.

 

Trading con Ondas de Elliot

La teoría nos dice que todo impulso, visto en su forma más simple, se mueve en 5 ondas; 3 a favor de la tendencia (ondas de impulso) y 2 en contra (ondas de retroceso).

Luego viene una corrección en 3 ondas (a-b-c), que son las ondas correctivas.

Cada onda se puede subdividir a su vez en otras 5 de tendencia y 3 de corrección.

Y todas esas ondas menores, también se pueden subdividir en 5-3.

Así seguiremos hasta formar un ciclo completo que contará con 144 ondas (si lo consigues identificar a la primera es probable que te den un premio Guinness).

Curiosamente, el número 144 coincide con la solución de un acertijo que resolvió Fibonacci sobre unos conejos, y fue gracias a este acertijo que se descubrió la proporción áurea y las proporciones de Fibonacci que usamos hoy en día.

Tenemos que saber que Elliot y Fibonacci están muy relacionados entre sí. Elliot usó varias proporciones para determinar niveles de las ondas.

ciclos ondas de elliot

Cómo identificar las Ondas de Elliot

Para identificar las ondas de impulso tenemos que cumplir las reglas más básicas, que son:

  • La onda impulsiva 3 nunca debe ser la más corta de todas.
  • El nivel de la onda 4 nunca puede ir por debajo de la onda 1.
  • La onda 2 y la 4 deben ser diferentes entre sí (norma de la alternancia).

Pero a esas pautas, se unen varias excepciones:

  • Figura terminal: Se forma en cuña y el mínimo de la onda 4 pasa por debajo del máximo de la onda 1. Anticipa cambio de tendencia, pero sólo se da por válida si la onda 5 a su vez consta de 5 ondas menores:

figura terminal ondas elliot

  • Fallo de 5ª: El máximo del impulso 5 queda por debajo del máximo del impulso 3. En este caso, debemos unir los puntos 2 y 4 y la proyección de esa línea nos marca el límite, que de cruzarlo el precio, se confirma que ha comenzado la corrección:

fallo de quinta ondas elliot

Las pautas para identificar las correcciones son las siguientes:

  • Zig Zag: Las ondas a-b-c tienen 5-3-5 ondas respectivamente (impulso – corrección – impulso). Dentro de las correcciones básicas que son en zig zag tenemos tres variantes: Zig zag normal, zig zag truncado y zig zag alargado.
  • Plana: Las ondas a-b-c tienen 3-3-5 ondas respectivamente (corrección – corrección – impulso).
  • Triángulo: Tendría 3-3-3-3-3 ondas, es decir, 5 correcciones seguidas. Y también existe variante de triángulo contractivo y de triángulo expansivo.
  • Compleja: Aquí hay más variedad, pero las más comunes son 3-3-X-3-3 (dobles tres) o 3-3-3-X-3-3-3 (triple tres).

Un punto clave a la hora de poner en práctica la Teoría de Ondas de Elliot es no quedarnos con el primer recuento que hagamos.

En este sentido, se puede utilizar la misma praxis que cuando hacemos un rastreo de mercado: No nos quedamos con lo primero que encuentras, sino que vas filtrando y eliminando, hasta que te quedas con lo mejor.

Pues con los recuentos de ondas hay que hacer lo mismo: Vas haciendo uno, luego otro y otro, y terminas quedándote con el mejor.

Estrategia con Ondas de Elliot

Extremadamente simplificado, Elliott esquematizó la forma de onda típica de un valor en un mercado.

Bosquejó los swings, ascendentes y descendentes, con sus pullbacks asociados (o rallies para tendencias bajistas, si somos estrictos) con el siguiente dibujo y le puso nombre a cada tramo:

Realmente, lo de los signos negativos, lo ponemos los Novatos por distinguir los tramos de los swings alcistas de los bajistas. Es nomenclatura de la casa.

Estos dibujos nos permiten identificar en qué fase estamos. De la onda 1 a la 5, estamos en el tirón a favor de la tendencia principal con pullbacks en las ondas 2 y 4. En las ondas con letra, estamos en la fase correctiva hacia la directriz de tendencia.

Hay veces que el patrón de Elliott se ve muy bien en los gráficos y hay otras que no. Muchas veces parece que está, pero no está.

Elliott definió una serie reglas geométricas para saber identificar cuál es cada tramo. Por ejemplo, el tramo 3, tiene que ser el más largo de la fase a favor de tendencia.

Esto nos sirve para, cuando creamos haber reconocido que estamos listos para cazar un swing, justo después del primer pullback (onda 2), tener unas expectativas mayores de lo normal y estirar un poquito más la operación con cierta seguridad.

En cambio, cuando creamos que estamos intentando aprovechar una onda 5 (la última buena), debemos estar listos para salir pitando a la menor señal de alarma. Esto podría ser ajustar más nuestro stop o poner el objetivo más cercano.

Como ya he dicho, nos interesa cazar la onda 3 sobre todo, y también las ondas 1 y 5. De todas las demás, siempre que operemos a favor de tendencia, debemos escapar (incluida la B). No hay que intentar aprovechar los pullbacks intermedios. Sale caro.

Es mucho mejor vender (short) en las ondas -1, -3 y -5 que vender en las 2, 4, A o C.

Conclusiones

Está demostrado que, si ponemos a varios analistas a identificar el momento actual basándose en Ondas de Elliot, ninguno de ellos coincidirá con su recuento, por muy expertos que sean de esta teoría.

Esto demuestra que es una teoría un poco subjetiva y difícil de aplicar.

Tiene varios puntos interesantes, como es identificar las ondas impulsivas principales, cuyas ondas de retroceso coinciden con niveles de Fibonacci importantes y nos puede ayudar a estimar cuánto impulso nos queda.

Pero de ahí a tener que contar exactamente 144 ondas para reconocer un ciclo completo, hay mucho trabajo y puede compensarnos más dedicar ese tiempo a hacer un rastreo a fondo del mercado.

Te espero en comentarios 🙂