Invertir en Bolsa, trading sistemático puro

Desde finales del año pasado estoy formándome seriamente en el mundo del trading sistemático. Este campo tiene sus ventajas y creo que debes conocerlas:

 

Los dos tipos de trading

Como sabes, el trading puede ser discrecional o sistemático.

El trading discrecional es aquel en el que nosotros decidimos si operar o no y la forma exacta de hacerlo en cada operación.

Por ejemplo, tanto en la estrategia de corto plazo como en la estrategia de medio plazo, lo que hacemos es escoger entre miles de valores alguno que tenga el aspecto que queremos ver en un gráfico para que sea interesante. En cualquier caso, al final, tenemos la última palabra sobre “si nos gusta”, y decidimos entrar o no en consecuencia.

En cambio, trading sistemático es aquel en el que las reglas están 100% definidas de antemano. Aquí no hay lugar para decidir nada más que las propias condiciones que conforman el método de especulación.

En estos casos, el mercado sobre el que se opera siempre está determinado antes de empezar y lo que se hace es esperar a que se den las señales de entrada y salida en este gráfico en particular. Si el sistema da señal de entrada, es obligatorio entrar, y lo mismo para salir.

 

Dos caras de una misma moneda

Invertir en Bolsa, monedaEn realidad, para que el trading sea eficiente y nos lleve a ganar dinero de forma sostenida en el mercado, tiene que basarse en una sabia combinación de sistemático y discrecional.

Salvo que tengamos un don natural para desenvolvernos en los mercados financieros y seamos unos virtuosos del trading intuitivo (cosa que se da en uno de cada trescientos mil individuos), para desarrollar un buen trading discrecional, tenemos que basarnos en un sistema de reglas muy estricto.

Es decir, utilizamos una fuerte base sistemática (definimos por completo las condiciones de entrada, los diferentes escenarios y las condiciones de salida en cada caso) y dejamos algunos detalles para ser decididos en el momento, como pueda ser desestimar un gráfico porque no nos convence, salir antes de tiempo de una posición (antes del stop loss o del take profit) porque reconocemos señales en el gráfico que nos invitan a pensar que es conveniente, etc.

Igualmente, si somos traders sistemáticos, tenemos que dejar un margen a la creatividad. Esto es así, porque, de otro modo, estamos condenados a morir por falta de mejora continua. El mercado evoluciona, pero nuestro sistema no, y esta es la llave para el fracaso garantizado.

En el caso del trading sistemático, la componente discrecional toma la forma de variaciones y ajustes sobre las reglas a ejecutar en función del entorno. El trader se especializa en reconocer y medir los cambios en el mercado, para así  adaptar o reemplazar su sistema por otro más acorde con la situación del mercado en cada momento.

 

Los extremos más radicales

Desde luego, hay gente que opera por intuición en el mercado (aparente operativa discrecional pura). Seguramente, este trading sin reglas claramente definidas sea el fruto de veinte años de especulación activa en los mercados y un profundo conocimiento del entorno.

En realidad, sí hay un sistema de fondo y una serie de reglas, pero que no están claramente documentadas en papel, aunque sí lo están en las neuronas del trader veterano. Como suelo decir, esto sólo se consigue con muchas horas de vuelo.

No obstante, un novato jamás debería aspirar a tratar de aprender a operar de este modo, pues es preciso basarse en una sólida estructura sistemática si queremos (y por supuesto que queremos) poner la estadística de nuestra parte.

Del mismo modo que hay traders totalmente discrecionales, también los hay totalmente sistemáticos. O, al menos, en apariencia.

La ventaja de estos últimos es que no necesitan muchísimos años de experiencia curtiéndose en los mercados para poder desarrollar un trading casi puramente algorítmico.

Una vez más, el aprendiz cae en un engaño, pues piensa que, tan sólo copiando el método a uno de estos traders sistemáticos extremos, obtendrá una máquina de imprimir billetes.

La realidad de fondo, es que este tipo de traders se convierten en gestores de sistemas y se centran en desarrollar un trabajo matemático exhaustivo para controlar el rendimiento de sus sistemas y ponerlos a funcionar en base a unos parámetros de control que mantienen vigilados en todo momento.

 

Ventajas del trading sistemático

Invertir en Bolsa, OKEl trading sistemático nos brinda una ventaja de valor incalculable: Pasamos de luchar contra nuestras emociones a hacerlo contra los números. Esto es así, porque el trading sistemático se puede automatizar en muchos casos.

Por eso, el operador sistemático medio es más estable que uno discrecional y tiende a ganar más dinero, sencillamente porque el factor emocional resta menos al rendimiento global.

Lo que está claro es que el trading sistemático automatizado está realizando alrededor del 80% del volumen de operaciones que se realizan cada día en el mundo. Sin tener el dato preciso, es evidente que este número no para de crecer. Por eso, cada vez hay más recursos para acercar este tipo de trading a la persona de a pie. Hasta hace poco, este campo era dominio casi exclusivo de las grandes instituciones.

Por trading automático me refiero exactamente a que tú puedes diseñar un sistema, programarlo y ponerlo a comprar y vender sin intervención humana. Es, exactamente, una máquina de ganar dinero. Aunque, como ya has aprendido, necesita cuidados y atención constante.

Otra ventaja derivada de la automatización es que es posible realizar un gran número de operaciones al año, sin la necesidad de estar presente mientras se desarrollan estas operaciones. Esto permite suavizar enormemente la curva de beneficios.

 

Desventajas del trading sistemático

Invertir en Bolsa, KOSi has comprendido bien todo lo que te he contado hasta ahora, estoy seguro de que ya tienes claras cuáles son las desventajas de este tipo de trading:

Es necesario saber mucho sobre testeo y optimización de sistemas y exige un nivel matemático notablemente alto. Además, requiere de dotes de programación.

Un buen trader discrecional es imbatible y no tiene techo de rentabilidad potencial. En cambio, una máquina, al menos por ahora, no es capaz de detectar el sentimiento del mercado con la misma calidad que un trader experto. Por lo tanto, aunque se pueden conseguir rendimientos excepcionales mediante sistemas algorítmicos puros, tienen un tope práctico muy por debajo de lo que puede llegar a ganar la élite del trading discrecional.

Hay determinados elementos fáciles de detectar por el ojo humano, pero difíciles de programar de forma eficiente en algoritmos robustos como, por ejemplo, las divergencias, el ajuste visual de indicadores, soportes y resistencias, nobleza de un gráfico, etc. Esto deja un margen al operador discrecional en el que a las máquinas les es muy difícil entrar.

Para el novato, resulta mucho más complejo inicialmente que el trading discrecional, porque requiere saber prácticamente lo mismo de Bolsa, análisis técnico, gestión de capital, mejora continua y control de riesgo, pero además incorpora el campo de la gestión activa de sistemas de trading, backtesting, matemáticas, dotes de programación, etc.

 

Comenta y comparte este artículo

Invertir en Bolsa, Twitter

Espero que todo esto que te he contado te haya aclarado un poco las ideas. Hay mucho que decir de este tema y este es un buen punto de partida. En el futuro iremos viendo más sobre este apasionante mundo.

Ahora te pido que compartas el artículo pinchando en los botones bajo estas líneas.

Puedes retuitearlo, mostrarlo en tu muro de Facebook, o enviárselo por email a un amigo.

Además, me interesa mucho saber cúanto de sistemático y cuánto de discrecional eres tú.

Déjate caer por los comentarios y aporta tu granito de arena (¡Ya sabes que odio hablar solo!)

 

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)