← Volver al blog

Trading ético: ¿Utopía o virtud?

Trading » Trading ético: ¿Utopía o virtud?
trading etico

Que si es el trading es ético, me dicen.

Ya estamos con la pregunta del millón: ¿Es compatible ganar dinero en Bolsa y mantener mis valores? O mejor, ¿puedo ganar dinero en Bolsa sin sentirme mal por ello?

Lola

Lola

Asistente ejecutiva - Novatos Trading Club

Me llamo Lola y trabajo con Uxío desde hace ya cuatro años. En estos años he aprendido muchísimo de trading e incluso me he atrevido a investigar un poco. Espero aportaros un poquito de todo lo que leeros a vosotros me ha aportado a mí.
 

El mito del malvado especulador

En sí misma, la Bolsa no tiene nada que la convierta en un problema ético: Operar en Bolsa es una oportunidad para ganar dinero que conlleva un riesgo que, si bien puedes tratar de minimizar, en cualquier caso eres libre de elegir si lo tomas o no. Nadie está obligado a poner su dinero en Bolsa ni a arriesgarse a perderlo.

Entonces, ¿de dónde viene la mala prensa de la Bolsa?

En el mercado podemos identificar tres agentes principales: los traders (o especuladores), los inversores y los manipuladores. Como habrás adivinado ya, los que le dan mala fama a la Bolsa son los manipuladores, no obstante, a nivel de responsabilidad ética, también hay una diferencia importante entre los traders y los inversores.

Para no dejarnos a nadie, empecemos por los manipuladores.

 

Manipulador

Los manipuladores son aquellos agentes que consiguen manipular el precio de un valor con el objetivo de especular con él. Habitualmente, esta manipulación suele tener consecuencias indeseables fuera del mercado porque, generalmente, la práctica consiste en encarecer o retener bienes con el fin de conseguir que sus acciones sean mucho más rentables independientemente de las necesidades de los consumidores o del impacto de esta actividad.

 

Trader

El manipulador es siempre un especulador, sí, pero no todos los especuladores (los traders) son manipuladores. De hecho, ni un 0,001% de los traders lo son. Los traders especulan con el precio, pero la influencia que ejercen sobre él al comprar (o vender, si entras corto) se neutraliza a la salida, lo que hace que tengan un impacto casi nulo tanto en el precio, como en la financiación de la empresa.

La especulación es el mecanismo que trata de beneficiarse de las ineficiencias del mercado a cambio de aportar liquidez al mismo. Este mismo mecanismo reduce dichas ineficiencias así como el tiempo que permanecen activas.

 

Inversor

Distinto es el caso de los inversores. Los inversores no van buscando una ganancia sobre la fluctuación del precio (entrar y salir en función del gráfico) sino que compran acciones para tenerlas, bien porque les gusta la empresa, bien porque creen que esa empresa tiene buen futuro.

Aquí, no podemos hablar de neutralidad sino de un beneficio real para la empresa en la cual se ha invertido. El inversor sí puede plantearse un dilema ético que al trader le toca solo muy de refilón.

Así pues, la dificultad la encontramos más en desarrollar una inversión ética que en un trading ético.

 

El problema de la responsabilidad indirecta

Al igual que ocurre cuando compras el producto o servicio de cualquier compañía, cuando inviertes en ella estás propiciando que consiga unos beneficios que permitirán que continúe con su actividad. Que su actividad tenga un impacto positivo o negativo se escapa de tu control, no obstante, está siendo parcialmente financiada por tus compras e inversiones.

Desde este punto de vista, el problema moral con las inversiones es exactamente el mismo que con las compras que realizas a diario: cada euro que pagas es un mensaje para la empresa que la anima a seguir haciendo las cosas tal y como las viene haciendo hasta ahora.

Que luego te quejes en redes sociales o desees que el medio ambiente no estuviera tan mal tiene un impacto nulo. Lo que cuenta es si siguen teniendo clientes/accionistas o si los mercados (el de la calle y el del parqué) han dejado de interesarse por ellos.

Según esta lógica, podemos decir que el mundo que tenemos se crea en base a las decisiones de cada uno de nosotros. Si bien nuestra aportación es ínfima, tenemos una responsabilidad equivalente con el resultado final.

 

Qué es ético y qué no lo es

Ahora bien ¿qué es ético y qué no lo es? Esa es una pregunta que depende casi en exclusiva de tus valores y de lo que tú consideres que es bueno o malo.

Por ejemplo, ¿qué opinas de la industria farmacéutica? ¿Y de Coca-cola? ¿Y de la industria cárnica? ¿O de Monsanto? ¿Y de Apple?

Yo conozco gente que no quiere saber nada de Coca-cola porque sus productos tienen muchísima azúcar y jamás invertiría en ella; sin embargo, a mí eso no me preocupa tanto como las condiciones en que viven los animales de la ganadería industrial. Para otro, esto será irrelevante comparado con el impacto geopolítico que tienen las minas africanas de coltán que utiliza Apple en sus productos.

Cada uno tiene unos criterios para valorar la ética de cada compañía e incluso de cada sector y, lo que para algunos es una aberración, para otros es un mal menor que se acepta gustosamente para conseguir beneficios muy superiores. Así pues, le toca a cada uno decidir dónde invierte y dónde no en función de la información que maneje y de cómo la juzgue.

 

¿Por dónde empezar?

Si eres de los que también se pregunta cómo tener un impacto más positivo en el mundo a través de tus inversiones, tengo buenas noticias para ti. Por suerte, cada vez más gente quiere dirigir conscientemente su dinero y, en consecuencia, los mercados han respondido creando índices que agrupan a las empresas consideradas como más sostenibles.

Los criterios mínimos que utilizan valoran el impacto medioambiental, social y de gobierno corporativo de cada compañía, aunque hay algunos índices que además excluyen a sectores conflictivos como el del alcohol, el tabaco, las armas y la pornografía.

Estos son los índices principales, aunque hay subíndices en cada uno de ellos:

  • FTSE4Good: incluye exclusivamente criterios de medio ambiente, sociales y de gobierno corporativo. Entre los muchos subíndices de su paraguas, se encuentra el FTSE4Good IBEX que incluye empresas españolas que cumplen con estos criterios.
  • The Dow Jones Sustainability Index: incluye a compañías que hayan pasado el corte de RobecoSAM sobre la sostenibilidad y el impacto de sus actividades.
  • MSCI Global Socially Responsible Indices: Este ínidice excluye a compañías que no cumplen con sus estándares éticos e incluye a aquellas que considera que impactan más positivamente en el entorno social, natural y económico en relación con sus competidores.

En esta misma línea, aquí tienes también unos cuantos ETF que replican estos índices o que beben de ellos:

 

Fíate y no corras

En mi opinión, estos índices no tienen por qué responder en absoluto a lo que tú y yo consideramos ético sino a lo que el mercado puede maquillar de la mejor manera.

Si bien no tengo motivos para acusar a ninguno de estos índices de utilizar varas de medir demasiado bajas o de incluir a empresas que no lo merecen, está al alcance de todos entender que el papel lo aguanta todo y que torres más altas han caído que también tenían cuentas perfectas e indicadores estupendos.

Ojo, que no te estoy desanimando a que te responsabilices de tus inversiones de la mejor manera posible, ni mucho menos. Pero te animo a tener tu propio criterio y a hacer tus propias investigaciones más allá de las etiqueta de «sostenible» o «4Good» que tan bonitas quedan.

Ahora, me gustaría conocer tu opinión: ¿Qué opinas de este tema? ¿Te interesa? ¿Te has planteado alguna vez la ética de la Bolsa? Si es así ¿qué criterios usas tú?

¡Te espero en los comentarios! 🙂

 

 

Uxío Fraga

Trader, formador de traders, ingeniero y emprendedor. Fundador de Novatos Trading Club (Escuela Profesional de Traders), autor del libro « aprende a especular en bolsa » y fundador de Material Bitcoin. Es uno de los traders de mas renombre en España.
Brokers destacados

Top artículos

Top categorías

Mantente al día

19 Comentarios

  1. JOSE FAUNDES

    Me parece muy importante pensar en la ética del «trabajo» en bolsa. Creo que no existe alguno que esté libre de pecado y sea que critique no solo el trading en particular sino todo lo que existe detrás y que sustenta este método de trabajo. La felicito por el artículo.

  2. Carlos

    Buenos días Lola,
    Gracias por enriquecer todavía más el blog con otros puntos de vista.

    Me gustaría añadir, que independientemente de lo que cada uno considere como empresa ética, no debemos olvidarnos de la opacidad que todas las empresas tienen en mayor o menor medida; y cómo empresas que pueden parecer muy éticas o correctas, de las cuáles un inversor podría enorgullecerse en algún momento, tienen sus trapos sucios y hasta muy muy sucios.

    Por tanto, a parte de hacer un sobresfuerzo investigando si se va a colaborar con uno u otro, probablemente uno se acabe equivocando en sus argumentos.

    La ética, cambiante a lo largo de la historia, en muchas ocasiones no ha sido más que otra forma de marqueting.

    Un saludo

  3. Lola (Novatos Trading Club)

    Muchas gracias por vuestros comentarios, no me esperaba tener tanta interacción y me alegra que, como poco, el tema suscite debate.

    En mi opinión, la ética subyace a cada decisión que tomamos, ya sea de forma más o menos consciente y hace que nos sintamos mejor o peor cuando hacemos cualquier cosa.
    En este sentido y al hilo de este otro post sobre el impacto de nuestras creencias en el trading (https://www.novatostradingclub.com/actitud/inteligencia-financiera-eres-libre/), si no sacamos a la luz nuestro sentido de la ética con respecto al trading -si nos juzgamos negativamente o positivamente cuando operamos- podemos incluso auto sabotearnos por sentirnos culpables de ganar dinero de forma que no consideramos totalmente ética.
    Así pues, lo importante desde mi punto de vista es decidir «con toda tu cabeza», contando tanto con tu parte práctica como con tu parte moral, etc.
    Y, una vez reflexionado, actuar en consecuencia con eso en total libertad.

  4. Graciano

    Es un placer leer tu primer artículo en NTC y espero que sigas con muchos más.
    Yo no me he planteado en serio el concepto ético de mis inversiones, pero reconozco que no invertiría en empresas cuya actividad me repele.
    Quiero añadir un nuevo objetivo que yo persigo en mi modesta actividad como trader, que es el de mantener el cerebro activo, dada mi situacion de jubilado madurito, hasta el punto de que lo considero prioritario, con la garantia de que tal objetivo se consigue siempre. Mi deseo es que ello no me cueste mucho dinero.

  5. Jesulinico

    Como dijo Nietzsche, para derrotar a un dragón tienes que transformarte en uno, si se nace pobre se tiene la ventaja que invirtiendo en las empresas que te hacen la vida imposible, ganarás dinero, le das la razón a tu verdugo, pero la alternativa es trabajar hasta que mueras.
    Qué es lo que es malvado o lo que no, siempre son intereses enfrentados, un inversor siempre es malvado, porque conoce a fondo lo que hace la empresa donde pone su dinero, con lo que es culpable de sus actos, un trader no sabe lo que compra y solo es malvado cuando rentable, ¿sentirse bien o mal? me hace sentir peor mi actual trabajo

  6. Maria

    Excelente artículo y nos aportas datos muy valiosos.
    Esperamos verte a menudo por el sitio.

    Saludos y enhorabuena.

  7. Pableras

    En la línea de lo que comenta Jerualsa no me he planteado conflictos de índole moral cuando compro o vendo derivados financieros. Tampoco cuando consumo determinados productos. Solamente me preocupa el que la operación me sea beneficiosa.

  8. Felipe

    ¿Qué pasaría si de repente no se pudiera operar en Bolsa?
    ¿Cerrarían empresas?¿Mucha gente perdería su trabajo?¿Entraríamos en crisis mundial?
    Si la respuesta es SÍ, entonces los traders, por muy pequeños que seamos, contribuimos de un modo beneficioso.
    Si la respuesta es NO, entonces estoy en mi derecho de competir con otros que también quieran, para ver quien gana la competición y se lleva unos euros.

    Saludos

    Paciencia…perseverancia…paciencia…perseverancia

  9. Antonio Fajardo

    No tengo claro que por invertir en una empresa estemos apoyándola si lo hacemos en el mercado secundario. Si yo le compro a Uxío su coche Toyota, la empresa Toyota no verá un duro de mi dinero, se lo queda todo Uxío. Otra cosa es que yo compre el coche de primera mano.

    Igual ocurre con las acciones. Si no entro en la OPV, no le estoy comprando a la empresa. Al contrario, estoy comprando LA EMPRESA. La malvada empresa. Quizá un día muchos pezqueñines tengamos una parte importante de la propiedad y entonces podamos cambiar su rumbo.

  10. David

    Hacer trading no solo es ético sino que del todo necesario. Somos el lubricante que permite hacer funcionar el sistema. Gracias a nosotros cualquier inversor particular puede deshacer posiciones en fondos, planes o cualquier producto bancario de forma inmediata. Nos transfieren el riesgo a quienes lo utilizamos en timeframe inferior exprimiendo los retrocesos de esa tendencia que el inversor quiere evitar.

  11. Jerualsa

    Enhorabuena Lola por tu primer articulo, o al menos es el primero tuyo que leo. Espero que sea el primero de muchos.

    Personalmente no conocia ese lado de los manipuladores, pero tampoco me extraña porque en este mundo el dinero prima sobre la etica. Sin ir mas lejos en mi aprendizaje como novato no me preocupo si la empresa que compro o vendo es «etica» o no; solo pretendo sacar beneficio del movimiento de sus acciones. Y a veces hasta lo consigo.

    Saludos.

  12. Alejandro SUAREZ

    Hola Lola,me encantó leer este artículo,es interesante, excelente! !! Saludos.

  13. javi

    Muy interesante el post.
    La ética es importante y necesaria, pero yo no me obsesiono con ello en mis inversiones, aunque hay muchas empresas o sectores del mercado en los que no voy a invertir precisamente porque no casan conmigo y con los que no me sentiria cómodo. Pero soy consciente de que el mundo es demasiado complejo como para creer que estas haciendo el bien absoluto solo por defender alguna causa justa, no comer determinados productos o no comprar ciertas marcas. Se generan contradicciones constantemente y es inevitable que así sea. Me estoy acordando de conocidos veganos que sufren amargamente por los animales pero que no se les cae la cara de vergüenza al comprarse el nuevo iPhone o comprar productos made in Bangladesh.

  14. Lola (Novatos Trading Club)

    ¡Muchas gracias a todos por los comentarios! Hugo y Casimiro, me alegra que os interese el tema 🙂
    @Pececillo, yo creo que cuando hablas de traders con gran cartera te refieres a los tiburones, que impactan en el precio sin duda alguna a golpe de billete, pero siempre dentro del mercado.
    Los manipuladores de los que hablo actúan fuera de la Bolsa con consecuencias sobre el precio. Es decir, si yo retengo toda la producción de amaranto, por ejemplo, y no permito que salga al mercado, estoy creando una falsa escasez que incrementará el precio de las acciones o los futuros sobre el amaranto. Y el que dice el amaranto dice el trigo, el atún o cualquier otro bien.
    Estos son los manipuladores de los que hablo, que son los que finalmente generan consecuencias directas sobre la sociedad o el medio ambiente con el fin de conducir el precio a su antojo.
    Por otro lado, @Solidario, creo que ayudar a ONGs no está reñido con invertir o hacer trading. El tema (del artículo, al menos) es hasta qué punto el hecho de que yo gane dinero perjudica o no a los demás y cómo evitarlo. Cómo utilicemos esas ganancias es la siguiente pregunta, desde luego.

  15. Pedro

    Muy buena radiografía Lo la. Te felicito. Esas son las cartas de la baraja.Es un primer paso hacia la sostenibilidad de la economía a la cual el mundo en este momento no está preparado. Un abrazo

  16. Solidario

    Si quieres hacer una inversión ética, lo mejor que puedes hacer es donar ese dinero a una ONG. Nada te va a producir mayor satisfacción, que ayudar a los más desfavorecios.

  17. Pececillo

    La principal diferencia entre un manipulador y un trader es el tamaño de su cartera. Estoy seguro de que la mayoría de los traders si tuvieran capital suficiente actuarían manipulando el mercado a su beneficio. Somos así de egoístas.

    Inversores que compran una acción porque les gusta o por sus valores y la mantienen hasta el fin de los tiempos sin pensar en rentabilidad hay muy pocos. De hecho, a la empresa le da igual si decides mantener la acción o no. Una vez captado el capital en la constitución o ampliación de capital, la empresa se beneficia bien poco de las variaciones del precio de las acciones (salvo compra-venta de acciones propias). Creo que el mayor exponente de inversión ética lo podemos encontrar en el crowdfunding.

    De todas formas no podemos olvidar, que muchas veces la imagen que nos llega de las empresas son puro marketing y no son el fiel reflejo de las mismas.

    No conocía los índices y etf éticos que propones. Les echaré un vistazo.

  18. Casimiro

    Interesante el tema, hay mucho que aportar por cada uno.
    En mi caso me pierdo de obtener buenos dividendos en algunas empresas que considero «malas» con el planeta en general, no invertiría nunca en Monsanto, por ejemplo. Al igual que tampoco invierto en las que considero que «roban» descaradamente a los ciudadanos y han llegado a ser refugio de políticos corruptos, creo que no hace falta dar nombres, por desgracia.
    Eso hace que mi abanico de potenciales empresas se reduzca muchísimo, pero jamás me perdonaría invertir en alguna de ellas, me sentiría como ser un atracador callejero: da buenos beneficios pero no es nada ético. Y solamente llevan sufrimiento a la gente, animales, naturaleza.
    Saludos.

  19. Hugo (Montegrifo) - @HughCarter_1975

    ¡Lola! Qué alegría leerte en una entrada.

    Yo empecé en esto de la Bolsa comprando TSLA. Me identifico mucho con la empresa así que empecé invirtiendo.

    No le dedico mi tiempo al 100%, como hacen otros inversores, o más bien traders, pero sí que a veces me pregunto… si le dedicara mi jornada laboral a esto de las acciones… ¿qué estaría aportando al mundo? ¿Me sentiría realizado? Tengamos en cuenta que el dinero que pongo sobre la mesa es ínfimo, como bien apuntas. Así que apenas afecta mi aportación a sanear o no las cuentas de la empresa. Aunque tacita a tacita…

    Ésa es más bien mi pregunta; más que si es ético o no invertir o especular.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El trading en mercados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos. No inviertas capital que no te puedas permitir perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso asesoramiento en materia de inversión ni ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para un contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Los criptoactivos no están regulados, pueden no ser adecuados para inversores minoristas y perderse la totalidad de la inversión. Es importante leer y comprender los riesgos de esta inversión que se explican detalladamente en este documento.