Si no nos engañamos, estamos asistiendo a la formación de un HCH (Hombro-Cabeza-Hombro) en el gráfico diario del S&P500, cuya línea clavicular (o “neckline”) marcamos en amarillo.

Si esto fuese así, es de esperar que el indicador alcance en dos o tres sesiones su objetivo en los 1060 puntos aproximadamente (línea roja).

Por otra parte, la directriz alcista principal supone una importante resistencia oblicua. Es probable que, si se termina desarrollando el HCH y los precios se hunden, esta directriz frene la caída, aproximadamente en los 1070 puntos.

Así pues, nos sentimos bajistas; al menos, durante toda esta semana.

Hay que mencionar que, si se forma el clásico entre los clásicos HCH, y éste falla; es decir, si el precio continúa al alza a pesar de la figura, tendremos ante nosotros una fuerte señal de que el espíritu alcista sigue vivo y que podremos pasarnos a ese bando, por lo menos durante una o dos semanas más.

Si discrepas, si no entiendes algo, si estás de acuerdo, si tienes una idea, si te enfrentas a un problema ¡añade tu comentario!