Difícil catalogar de un vistazo la situción del mercado tras esta semana tan estrambótica. Pero ciñámonos a las pruebas.

Empezaremos por el mercado norteamericano:

En primer lugar, el gráfico semanal del S&P500 (no mostrado) sigue mostrando una incuestionable tendencia bajista.

El conflicto aparece cuando aumentamos la resolución y miramos con lupa en el gráfico diario.

¿Qué vemos?

Pincha en la imagen para ampliar

Vemos que el precio se ha dedicado a entretenerse en una mini-fase lateral y se ha pasado en la subida, asomando incluso por encima de la zona de valor ¿Esto significa que estamos asistiendo a un viraje de bajista a alcista?

Puede ser, pero eso no queda claro mientras no se rompa la secuencia de mínimos y máximos menguantes (que es  la definición de tendencia bajista). El último máximo lo tenemos en 1.115 – 1.130. Si el precio cierra por encima de esa cota, diremos que hay inversión en la tendencia. Pero si llega y no cierra, casi seguro que estaremos asistiendo a una “bear trap“, es decir, a una trampa para bajistas.

Esto es importante: Fíjate bien en el máximo del 15 de julio. Todo el mundo en ese punto dirá “¡Perfecto! Estamos en la zona de valor en una tendencia bajista ¡Vendamos!”

Al día siguiente hay una bajada espectacular, que termina de convencer a la mayoría (yo me incluyo) ¿Y después? Después el precio quiere bajar, pero sube. De hecho, sube por encima del máximo del 15 de julio y todo el mundo que había colocado sus stop loss justo por encima de ese máximo se ven apartados del mercado.

Por supuesto, esos stops son de compra, lo que acelera un poco la subida ¿Y sabes a quién estamos comprando cuando nos saltan los stops?

Correcto. A los tiburones, que están abriendo cortos en el punto más alto posible (punto óptimo). Ahora el mercado está listo para caer con fuerza.

Por eso, si caemos en una trampa de este estilo, no hay que quedarse en la cuneta lamentándose. Todo lo contrario, ahora que entendemos la situación, nos subimos al tren de nuevo.

No obstante, recordemos que estamos hablando de la situación hipotética en la que el precio supera brevemente el último máximo (1.130) y después se hunde. Si el precio cruza con firmeza, entonces apuntamos al Norte y todos contentos.

Conclusión: La tendencia es bajista mientras no se demuestre lo contrario. Creo que nos la han jugado, pero si lo confirmamos, no vamos a ser de los que nos quedemos llorando. Entraremos cortos de nuevo.

¿Que la tendencia cambia? Bienvenidos, largos.

 

¿Y el mercado español?

El mercado español es harina de otro costal. El IBEX35 sí ha virado al alza en el gráfico diario y está a punto de hacerlo en el gráfico semanal.

Podemos decir que, después de un tramos bajista, el mercado español ha estado virando tranquilamente hacia una nueva época alcista y este último viernes ha puesto la primera piedra de un nuevo camino de subidas.

¿Hay algún pero?

Lo hay: Técnicamente hay una resistencia en 10.500 (no demasiado importante). Si el precio no es capaz de superarla ahora, posiblemente se suma de nuevo en un pantano lateral durante unas cuantas semanas más.

Desde luego, si se superan los 10.600 puntos, en mi opinión, se puede declarar alcista al mercado español a medio plazo.

Conclusión: El precio debería poder despegar desde el soporte de 10.100 y llegar fácilmente hasta la resistencia de 10.875 puntos. De hacerlo, el mercado íbero será claramente alcista y lo mejor que podemos hacer es abrir largos.

Veamos qué hace el lunes, no vaya a ser que se derrumbe y se quede sumido en un mar de dudas algunas semanas más.

Échale un ojo al gráfico para verlo tú mismo:

Pincha en la imagen para ampliar

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by