Estamos sumidos en nuevo y estrecho rango lateral. O, dicho de otro modo, ni subimos, ni bajamos.

Recordando nuestras directrices:

1.- Buscaremos la tendencia principal en curso

En este caso es alcista. Todavía, aunque por poco. Ha llegado la hora de que el mercado decida si subimos con fuerza o caemos de una vez por todas.

No queremos hacer de adivinos, si el mercado nos muestra sus cartas, jugaremos con él, sino no.

2.- Buscaremos oportunidades de abrir largos cuando el mercado esté sobrevendido (para tendencia principal alcista)

Como de costumbre, podemos fijarnos en el canal del precio, o en el oscilador asociado a éste.


Igualmente, podemos mirar esto mismo en el VIX. El índice de volatilidad nos confirma esta idea. Estamos entre dos aguas:

Resumiendo, la idea es la de “no tocar”. Si tenemos, mantenemos. Si no tenemos, no entramos.
Comparando Europa con USA, parece que los americanos quieren tirar hacia arriba, pero España está flojeando mucho. Recordemos que el Santander nos dejó tirados ayer, Telefónica está pasando por un mal momento y Repsol está asmático, debatiéndose entre aguantar o hundirse.

No obstante, Alemania por ejemplo, está algo más fuerte y, en general, el EuroStoxx50 se ve más sano que España.

El alcismo todavía merece un (último) voto de confianza.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by