Seré breve y directo: No es momento para meterse ni en compras ni en ventas (a corto plazo).

¿El motivo?

Lo que nos lleva a desestimar compras y ventas son los siguientes factores:

Los precios están embalados subiendo. Estamos asistiendo a una oleada de compras.

(Seguro que ya te has leído La guía del éxito en Bolsa y conoces hasta qué punto es peligroso comprar ahora.)

¿Y qué sucede tras las oleadas de compras?

Normalmente que, tras unos momentos de duda, surge una oleada de ventas. Especialmente, si esa oleada de compras se acerca a una importante resistencia.

Pues exactamente eso es lo que está ocurriendo ahora mismo.

Tal y como solemos hacer, nos referimos al S&P500 como índice global del mercado (sí, a grosso modo, también sirve para España). Si nos fijamos en este índice podemos ver claramente esta oleada de compras de la que hablamos. Observa que se dirige hacia la resistencia en 1.130 que ya ha hundido los precios de un bofetón las últimas veces que el índice se ha aproximado.

Además ¿sabes qué? Tenemos un divergencia bajista que nos avisa de que, muy pronto, va a haber una corrección.

Así pues ¿qué hacer?

Muy sencillo, esperar a ver cómo se comporta hoy el mercado.

Si los precios se hunden, tendremos cortos preparados. Si 1.130 pasa a la historia como resistencia y se convierte en soporte, bienvenidos largos.

Con la divergencia ahí, avisando, lo más probable es el colapso, pero esperemos a verlo para abrir cortos.

 

 

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by