Una predicción incorrecta de los movimientos del mercado para esta semana (lo veíamos bajista y se ha mostrado lateral y nervioso) nos ha llevado a un fracaso múltiple en nuestras operaciones.

De forma resumida, podríamos mostrar el estado actual de las tres operaciones planteadas como sigue:

ATLS no ha sido disparada, pues el precio no ha llegado a caer lo suficiente:


RIMM sí fue disparada y el precio, después de subir dos días (en nuestra contra), deshace buena parte de lo andado.

La particularidad de la operación es que se tomaba como parapeto para el stop loss una resistencia especialemente relevante (localizable en gráficos trimestrales), pero que el precio diario no tuvo reparos en traspasar temporalmente. Lo justo para hacernos perder dinero y luego dejarnos fuera. Esto nos pasa por ser demasiado ambiciosos.


En cuanto a CRUS, que se había apostado a la baja a pesar de ser alcista, también sufrimos pérdidas hasta quedarnos fuera.

La lección del día es muy importante: No hay que esperar a deshacer la posición cuando se ve una vela enorme en contra de nuestra operación. No porque no haya motivos para que el precio se dé la vuelta, que probablemente los haya, sino porque la gente va a ver esa espectacular vela y va a querer unirse a la fiesta, provocando una continuación (artificial o funcdada) de esa enorme vela y agravando aún más nuestras pérdidas.

Estamos fuera, y ahora pensamos en entrar de nuevo, pero eso es otra historia que quizás contemos en otra entrada.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by