No te pierdas esta entrada. Te gustará:

La operación de ayer no se disparó. Habíamos preparado una compra, pero como el valor no mostró un giro al alza, nuestra orden de entrada no se ejecutó.

Hoy reajustamos el punto de entrada a $27.56 y el stop loss a $26.2. Pero es que, además, lo hacemos con renovado interés. Fíjate atentamente en el gráfico:

Lo estás viendo ¿verdad?

Después de toda una jornada de Bolsa, el precio de OFIX acabó exactamente en el mismo punto en el que empezó ¿Eso quiere decir que no se movió?

¡Ni mucho menos! OFIX cayó hasta niveles que no se recordaban desde agosto de 2009 ¡Marcó mínimos anuales e incluso más!

Normalmente este tipo de sucesos despierta una avalancha de ventas y el precio se hunde. Sin embargo, ayer, la cotización de OFIX se ha quedado clavada.

Sólo hay una explicación: Alguien compró toda esa avalancha de ventas y se gastó un auténtico dineral en acaparar acciones de OFIX.

Para el despistado que no mira el volumen, aquí no ha pasado nada, pues OFIX sigue igual que el día anterior. Pero para el que se fija en el volumen y en la forma de la vela, aquí hay gato encerrado. Nadie compra todo lo que vende la gran mayoría sin un poderoso motivo ¿Cuál es ese motivo? Ni lo sé, ni me importa; pero yo me subo al carro del que compra cuando todos venden.

Desde luego, la trampa de la trampa también está inventada, y las manos fuertes no tendrán reparos en soltar hoy todo lo que han comprado ayer si es que así se lo han propuesto. Si nos sale mal la jugada, para eso está el stop loss.

¿Qué opinas?

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by