La empresa del Amancio Ortega nos dibuja un gráfico claramente escalonado.

Por ello sugerimos plantar una orden de compra por encima del último máximo, el del 9 de noviembre, en 43.50€, con stop en 41.80€. Si Inditex sigue al alza y da otro de sus saltos, estaremos ahí para capturarlo. Si, por el contrario, virase a la baja, nos quedaremos tan anchos y nos olvidaremos de la idea.

En caso de dispararse nuestra compra, deberemos estar atentos para llevar nuestro stop a breakeven lo antes posible.


Si discrepas, si no entiendes algo, si estás de acuerdo, si tienes una idea, si te enfrentas a un problema ¡añade tu comentario!