Con un ligerísimo retroceso el viernes, (-0.75%) y formando una vela totalmente contenida en la anterior, consideramos que el avance diario de la última jornada ha sido lateral:

Bolsa spx


¿Qué podemos aprender de esto?

Cuando planteé este juego, lo hice con una idea. Ya sabemos que la masa se suele equivocar (y a los tiburones les encanta). Yo quería averiguar si la mayoría de los que aquí opinamos (que nos considero con algo más de criterio que el promedio) podríamos llegar al resultado correcto. Obviamente, un único test no representa ningún tipo de base estadística, pero sí que es curioso el resultado. Me preguntaba si acertaríamos, pero las dudas se despejaron rápidamente.

Nos equivocamos, por completo.

De los participantes, el 16% dijo alcista, el 17% optó por lateral y el 67% declaró ser bajista.  Dicho con otras palabras, la mayoría se equivocó.

Así pues, lo primero que podemos deducir de esto es que el criterio de la mayoría no sirve (aunque creamos  estar bien informados en conjunto).

 

¿Y la teoría de la opinión contraria?

La teoría de la opinión contraria aboga por hacer lo opuesto a lo que hace la masa.

¿Qué sucede? Que esto no debe ser interpretado como “hacer literalmente lo contrario de lo que hace la mayoría” (como sería posicionarse alcista al observar que el 67% de los encuestados se declaran bajistas, y que por cierto, también sería una postura perdedora en este caso).

Bien interpretada, la teoría de la opinión contraria trata de anticipar grandes techos y suelos de mercado cuando todo el mundo está de acuerdo y además la opinión establecida sobrepasa sus límites habituales. Por ejemplo, en el caso de techos, tenemos esta señal cuando gente a la que nunca le sedujo la Bolsa comienza a comprar acciones de Terra (ya sabes cómo acabó ¿verdad?)

 

Acertar no es cosa de cara o cruz

Ya lo sabías y ahora lo has vuelto a verificar. El título de la entrada en el blog del otro día era ¿Alcista o bajista? y has podido comprobar como la respuesta no fue ni uno ni otro, sino lateral.

Ten en cuenta que, para ganar dinero, lateral no nos sirve. Necesitamos que el precio avance, que haya tendencia.  Si no la hay (lateral), entonces perdemos el dinero en falsas oportunidades en los que nos barren constantemente. Así, cuando pretendemos ganar dinero, primero tenemos que sentirnos alcistas o bajistas y luego buscar oportunidades en ese mismo sentido, pero es que:

1.- No hay sólo dos opciones a escoger, también está lateral y siempre perdemos con esta y con la contraria a la que hayamos elegido. Dos contra uno.

2.- Lateral se lleva aproximadamente el 70% del tiempo en Bolsa; por lo que, suponiendo que los precios suben lo mismo que bajan, nuestra probabilidad de acertar con una moneda “de tres caras” se reduce al 15%. Así que, no sólo dos contra uno sino que además, de los dos, uno es muy grande.

Conclusión

Ya que no puedes fiarte de nadie, ni tampoco de muchos a la vez, fíate sólo de ti mismo y de lo que tus ojos vean en los gráficos. Al menos aprenderás a equivocarte cada vez menos.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by