Apostamos por las bajadas y salió bien.

Tal y como habíamos planeado, entramos con una posición de tanteo que terminamos de cargar cuando, a una hora del cierre, se pudo comprobar que no habíamos sido barridos y que estábamos dentro de una operación bajista (aparentemente) legítima.

Ahora toca ajustar el stop loss, y lo haremos de forma agresiva, ciñéndolo hasta $15.88. CSIQ es un valor que suele bajar con decisión y sin interrupciones, por lo que no le vamos a dar margen a titubeos.

Observa el gráfico a ver qué opinas: