fbpx

Te cuento lo que veo, sin rodeos:

Invertir en Bolsa

Veo una nueva falsa ruptura en el S&P500 diario.

Otra vez: Volvimos a tener máximos históricos, y volvimos a perderlos (bien perdidos).

El lateral es eterno y se nota que la gente se empieza a impacientar.

 

Aquí es donde tú tienes que aguantar

En estos últimos meses he visto de todo, operadores dudosos, alcistas acérrimos y bajistas incorregibles.

Sin embargo, a los más extremistas también los he visto dudar, y hasta cambiar de opinión un par de veces.

Ahora ya están cansados (estamos todos cansados), y se reafirman en su alcismo o bajismo más convencidos (por hartos) que nunca. Y aquí está el peligro.

Observar, formarse una opinión, volver a observar y cambiar de opinión es correcto e incluso bueno. El problema llega cuando después de haberlo hecho veinte veces, te hartas y ya te aferras a lo que sea o dejas que sea un tercero el que determine tu sesgo.

Estos laterales están diseñados por el mercado. No los orquesta nadie, son fruto de la evolución natural del mercado como ente que se ha depurado a sí mismo durante algunos cientos de años como “engañador de masas”. Sin embargo, están ahí. Y cumplen muy bien su función.

Personalmente, a largo plazo soy alcista y a medio plazo soy bajista. Pero eso a ti no te tiene que importar lo más mínimo.

A corto plazo soy lo que tenga que ser en cada momento. Tengo largos y cortos, tanto en USA como en Europa. Últimamente, me están funcionando mejor los cortos que los largos, aunque tengo posiciones de los dos tipos que van bien.

Es decir, sigo a la espera de una mayor definición de los gráficos semanales, operando mientras casi exclusivamente en los diarios.

Si coges valores espabilados, no tendrás problema en sacarle un 10% (y puede que mucho más también) a tu posición en muy pocos días.

En Europa este tipo de valores es más difícil de encontrar que en USA (si queremos evitar los chicharros), pero aún así hay categorías. Hay valores más ágiles que otros, y eso operando a corto plazo es muy importante porque sabes que tienes tramos limpios de pocas velas seguidas (tres o cuatro, normalmente), y ahí es donde tienes que conseguir el grueso del movimiento útil en tus operaciones de corto plazo.

En las operaciones de medio plazo también es importante escoger valores que no sean un muermo, pero no es tan diferenciador, o al menos, no tan decisivo.

 

En resumen

Tengo mi sesgo, pero no intento adivinar.

Tan sólo entre USA y Europa (zona Euro), tengo muchos más valores de los que puedo explorar en busca de oportunidades. Hay muchos valores fuertes y débiles, y no cuesta nada apostar por unos u otros, al alza o a la baja, según sople el viento, aunque el viento dure poco menos de una semana.

No te obceques. No quieras llevar la razón sobre si el mercado seguirá alcista o se desplegará todo un tramo bajista. Ten tu opinión y cámbiala tantas veces como sea necesario, pero únicamente en base a lo que veas con tus propios ojos. Olvida las noticias y todo el ruido que hacen (que encima, también es cambiante, y eso despista aún más).

Opera como te sientas cómodo, y si no, no operes. No pasa nada. El mercado volverá a ponerse fácil para los seguidores de tendencias tarde o temprano.

Paciencia y mente abierta 🙂

Si este artículo te ha aportado valor, retuitéalo y pincha en Me gusta.